lunes, 25 de febrero de 2008

Clubes brasileños acuden a la FIFA siguen llorando

Dirigentes de los clubes Flamengo, Sao Paulo, Fluminense, Santos y Cruzeiro, pedirán que se aplique la prohibición de jugar partidos internacionales por encima de los 2.750 metros.

Los cinco clubes brasileños en la Copa Libertadores, Flamengo, Sao Paulo, Fluminense, Santos y Cruzeiro, llevarán mañana un documento a la FIFA para pedir que se aplique la prohibición de jugar partidos internacionales por encima de los 2.750 metros.

Será el presidente del Flamengo, Marcio Braga, quien entregará la solicitud brasileña en persona, al presidente de la máxima entidad del fútbol, el presidente de la FIFA Joseph Blatter.

Por dar mayor importancia a esta acción, Braga asumió personalmente la representación de los brasileños, a pesar de tener que renunciar a representar a su equipo en la final de la Copa Guanabara, que marca la primera parte del campeonato regional del estado de Río de Janeiro y que hoy conquistó el ‘Mengao’ al derrotar por 2-1 al Botafogo. El Flamengo ha sido el equipo más enérgico con la cuestión de la altitud desde febrero del año pasado, cuando varios de sus jugadores necesitaron atención médica en el campo del San Luis, en la ciudad boliviana de Potosí, por la falta de oxígeno.

En aquel encuentro disputado a 3.976 metros sobre el nivel del mar, el Flamengo consiguió remontar un 2-0 y arrancar un empate.

Desde entonces, los representantes del equipo brasileño han insistido en que no volverán a jugar a esas cotas para preservar la salud de sus jugadores.

Para lograr sus objetivos, han apelado a la Confederación Brasileña de Fútbol, a la Conmebol e incluso al presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, al que le recriminaron sus palabras de apoyo en esta cuestión al presidente de Bolivia, Evo Morales.

En la presente edición de la Libertadores, el conjunto carioca tendrá que visitar la ciudad peruana de Cuzco, también cercana a 4.000 metros de altitud, cuando se mida al Cienciano.

Braga viajó a Europa el pasado jueves. Desde entonces ha mantenido una apretada agenda.

En París, asistió al partido de la liga francesa entre PSG y Monaco, disputado el pasado sábado en el estadio parisino del Parque de los Príncipes.

Además de la sede de la FIFA en Zúrich, Braga tiene previsto un encuentro con el presidente de la UEFA, el francés Michel Platini, y con el secretario general del Tribunal Arbitral del Deporte, Matthieu Reeb.

El brasileño también visitará la sede de Naciones Unidas, donde presentará el martes un proyecto social para la integración de niños gracias al fútbol.

No hay comentarios: