martes, 16 de octubre de 2007

MEDICO DEL IBBA RECONOCE QUE LA ALTURA AFECTA PERO QUE SE LA PUEDE CONTRARESTAR

La Paz, 15 oct (EFE).- La disminución del oxígeno en la altura "no es un mito" y "es una realidad" que el rendimiento de los futbolistas que juegan en La Paz cae entre el 10 y 15 por ciento, afirmó un investigador del Instituto Boliviano de Biología de la Altura (IBBA).

El impacto de la altitud para ganar un partido de fútbol quedó en duda el fin de semana en la primera jornada de las eliminatorias del Mundial Sudáfrica 2010 cuando la selección de Venezuela se impuso por 0-1 a Ecuador en Quito, situada a 2.850 metros sobre el nivel del mar, y Colombia cedió a Brasil un empate sin goles en Bogotá (2.640 metros).

El médico Enrique Vargas, investigador de la IBBA, explicó a Efe que quienes "están bien preparados rinden en la altura" y si tienen un buen estado físico pueden realizar un juego intermitente aeróbico y anaeróbico propio del fútbol, en el que "se corre y se para".

Agregó que los países, cuya medicina deportiva es avanzada, realizan antes de los partidos, test en cámaras hipobáricas, en las que se disminuye la presión y el oxígeno y los jugadores son sometidos a pruebas para determinar quiénes se adaptan más fácilmente a ese ambiente.

Al contrario, Vargas sostuvo que los jugadores originarios de la altura cuando se trasladan al llano para un enfrentamiento "se les baja mucho la presión arterial y los pies se les hinchan".

Según el doctor Vargas, el triunfo de Venezuela se debió a que el equipo "mejoró", "ha progresado enormemente" y sus "jugadores están bien preparados" para enfrentar la altitud.

Mientras que sobre la igualdad sellada en Bogotá, sostuvo que Brasil fue "a contener a Colombia", pero que si hubiera jugado "a todo vapor, hubiera hecho más de un gol".

"Brasil ha salido muy fresco de la cancha. No le ha exigido a Colombia. Es una estrategia de un gran equipo, que nosotros la vemos muy bien en La Paz", añadió.

En el caso de Bolivia, cuyo principal estadio está situado en La Paz, a 3.577 metros sobre el mar, el técnico Erwin "Platini" Sánchez trabajó prácticamente con dos bases en ciudades distintas, uno para la altura, y otro para el llano.

De hecho, el miércoles, para enfrentar a Colombia, recurrirá a los jugadores que se entrenaron en La Paz el fin de semana pasado y no los que viajaron a Montevideo, donde el equipo boliviano cayó por 5-0 ante Uruguay.

No hay comentarios: