jueves, 5 de diciembre de 2013

Partido de ida de la final en Perú se jugará a 3.900 metros de altitud

El partido de ida de la final del fútbol peruano entre el Real Garcilaso y Universitario de Deportes se jugará el próximo domingo en el estadio de la ciudad andina de Espinar, ubicada a 3.900 metros sobre el nivel del mar.

La Asociación Deportiva de Fútbol Profesional (ADFP) informó de que las autoridades aceptaron la propuesta del Real Garcilaso de llevar el choque al estadio de esa ciudad de la región de Cuzco, en el Sur del país.

La decisión se tomó luego de que se confirmara que los campesinos de Espinar pospusieron el inicio de una huelga que había puesto en riesgo el partido, ya que la Policía había alertado de que no habría condiciones de seguridad adecuadas en el lugar.

Tras el acuerdo, se informó que el estadio de Espinar podrá recibir a 15.000 personas, mientras que el encuentro de vuelta, que se jugará el domingo 15 de diciembre en el Estadio Monumental del Universitario, en Lima, acogerá a 60.000 aficionados.

Real Garcilaso y Universitario disputarán una final inédita en el fútbol peruano tras ganar las liguillas A y B del torneo nacional.

El Garcilaso ocupó, con 77 puntos, el primer lugar en el acumulado general del torneo y con ello ganó la posibilidad de escoger el orden de los encuentros por el título.

En caso de que cada uno de los equipos gane un encuentro por cualquier diferencia de goles, se disputará un tercer partido en un estadio neutral que, según ha señalado la prensa local, podría ser en la ciudad de Huancayo, a unos 3.250 metros de altitud.

No hay comentarios: