miércoles, 24 de agosto de 2016

Perú busca reducir los efectos de la altura



El técnico de la selección de Perú, Ricardo Gareca, realiza un trabajo con sus dirigidos a 3.400, metros en Cusco. El fin es que los futbolistas se adapten a la altura previo al partido, primero contra Bolivia, que se disputará el 1 de septiembre, y después se mentalizarán en el duelo ante Ecuador. El conjunto peruano está en el octavo lugar en la tabla de colocaciones, la intención es recuperar los puntos que perdió de local.

Los primeros cinco días se buscará que los jugadores se adapten a la altitud geográfica de la ciudad peruana, similar a la paceña. “Tenemos que aprovechar todo el tiempo que se tiene para preparar el cotejo ante Bolivia y poder llevarnos un punto o los tres”, dijo Gareca antes de emprender viaje. El trabajo será en doble turno en el campo deportivo de Real Garcilaso, que está ubicado a 45 minutos de la ciudad.

El plantel lo conforman Carlos Cáceda, Andy Polo, Miguel Trauco (Universitario de Deportes), Luis Abram, Pedro Aquino, Renzo Revoredo, Ray Sandoval (Sporting Cristal), Sergio Peña, Joel Sánchez (San Martín), Miguel Araujo, Óscar Vílchez (Alianza Lima), Aldo Corzo (Municipal), Nilson Loyola, Minzum Quina, Anderson Santamaría (FBC Melgar), Diego Mayora (Unión Comercio), José Carvallo (UTC) y Edwin Retamoso (Real Garcilaso).

Historia

En las eliminatorias, rumbo a Francia 1998, el equipo dirigido por Juan Carlos Oblitas también realizó dicho plan. Catorce años más tarde, en el 2012, y bajo la dirección técnica del uruguayo Sergio Markarián, se volvió a tomar la decisión de realizar la tan famosa aclimatación. Lamentablemente, los resultados no fueron los esperados en ninguno de los dos casos ya que en 1998 se empató a cero, mientras que en el 2012 el marcador finalizó 1-1.

No hay comentarios: