domingo, 27 de marzo de 2016

Tras el fantasma de la “altura” sólo hay pretextos y…

• ¿Qué pasa con la altura?, ¿juega o es una excusa para justificar derrotas de los jugadores y relatores extranjeros? La Guía apeló a la opinión de destacados periodistas deportivos para conocer sus puntos de vista acerca de este tema que para la FIFA ya está fuera de toda discusión.

Estas son las preguntas que les hicimos a nuestros invitados:

1. ¿Qué opinas acerca de que la altura sea un tema recurrente en las transmisiones de los relatores de Fox Sports?

2. ¿Los periodistas bolivianos deberían preguntar a los jugadores extranjeros si les afecta la altura?

3. ¿Qué posición deberían tomar los periodistas bolivianos?

JUAN PABLO MAMANI

Periodista de Bolivisión

1. Bueno, esto mucho tiene que ver con los resultados que se dan en el Hernando Siles. Pasa que los periodistas argentinos ven incrédulos como en el césped del H. Siles, selecciones y equipos de renombre internacional son superados por equipos “chicos”, es decir sin figuras y con poco presupuesto. Y ellos creen que la altura tiene mucho que ver. Este tema es muy discutido, ya que estudios científicos recomiendan hacer un proceso de adaptación o llegar horas antes del partido como muchas selecciones y equipos lo hacen. Pero está claro que la altura sola no gana partidos, si no hay que preguntarles a los de Boca Juniors y River Plate que se llevaron empates del estadio Hernando Siles hace unos días.

2. Personalmente creo que no, pero es muy difícil ya que en la mayoría de los casos los mismos jugadores hablan de la altura cuando se da una derrota. De todas maneras, desde mi punto de vista, esa pregunta no se la debería hacer.

3. Creo que para los periodistas deportivos que sabemos de dónde viene todo esto lo asimilamos y tratamos de no tocar este tema, pero lamentablemente como en todo, no hay unión y ciertamente también hay otros criterios que siguen hablando de la altura como principal excusa. De todas maneras es muy difícil tomar una postura a nivel nacional aunque se debería tomar cartas en el asunto.

RUBÉN SANDI

Editor general de la ABI y relator del programa Gente de Fútbol

1. Se torna hasta impertinente porque lo dicen como si fuera concluyente, cuando científicamente no se ha demostrado que no se puede jugar en la altura, más aún cuando se trata de deportistas de alta competición que no deberían sentir nada o muy poco. Claro, los periodistas de Fox no están en forma, son obesos y mayores, y puede que ellos sí sientan algunos efectos.

Además lo usan como pretexto para justificar una mala actuación de sus equipos, porque cuando ganan nada dicen.

Habrá que recordarles que la FIFA sacó de la discusión el tema de la altura con el axioma de que se juega donde se vive, de lo contrario, no se podría hablar de un deporte mundial.

2. No deberían, porque da pie a que aumenten los argumentos en contra de la altura, pero muchos lo hacen con ironía y para fastidiar a los jugadores, en otras palabras, para meter miedo.

3. Una posición objetiva, si un equipo extranjero gana en La Paz o en otras ciudades de altura, generalmente es porque están mejor preparados o tienen figuras de talla internacional. Pasa con la selección boliviana que desde el 94 no ha podido clasificar a otro mundial. La altura no entra a la cancha, el problema del fútbol boliviano es estructural, de falta de renovación y planificación, de lo contrario estaríamos eternamente clasificados.

CARLOS ENRIQUE RIVERA

Director de los programas La Red Deportiva en ATB Radio y RTP Deportes

1. Creo que muestran el poco conocimiento que tienen en torno al tema. La altura ha dejado de ser un factor determinante para que los equipos bolivianos tengan algún éxito en competencias internacionales. Ya no es extraño que equipos del llano ganen en ciudades de altitud, como no es extraño que equipos de altitud ganen en escenarios ubicados al nivel del mar.

2. No, porque nos ponemos en el mismo nivel que los extranjeros que justifican sus fracasos sólo con el tema altura.

3. De hablar más de fútbol que de otros factores aledaños a esta disciplina, como la altura. Deberíamos evitar hablar del tema ya que, pienso, damos pie a que los extranjeros sigan con opiniones que lastiman a los que vivimos en ciudades de altura.

GERMÁN SALAMANCA

Director de La Guía del Deporte en Palenque TV

1. Lamentablemente el argentino tiene que cuidar la imagen de sus clubes cuando vienen a La Paz y/o ciudades de altura. El marketing es muy importante para ellos, porque el costo de transmisión es elevado, por eso aprovechan todo lo que pueden en el comentario y una parte es especular con la altura porque les gusta ser amarillos y ganar dinero. En una transmisión el marketing -venta es muy importante. Para ellos hablar de la temperatura elevada es difícil, no existe, se olvidan que los de la altura también juegan en esos países como Argentina, con el calor sofocante.

2. Es relativo, psicología inversa, molestar para que tengan temor de llegar al partido. Seguir con el tema de altura como periodista me parece ocioso, de todas maneras no es mito la altura, pero considero que no es para morir. Un atleta debe estar preparado a todo nivel, claro está con las sugerencias consideradas para el tema.

3. Considero que deberían hablar sólo de fútbol, por ejemplo: ¿cómo están en lo físico y técnico?, ¿conocen cómo juega el rival?, etc., etc. El periodista deportivo debe conocer el reglamento del fútbol y de la International Board - Arbitros- para “no meter la pata”.

martes, 15 de marzo de 2016

El diario Clarín publicó el domingo un artículo que refleja la muerte de un futbolista, en 1959, por una bronconeumonía.

“De eso no se habla: Morir en La Paz”, es el sugestivo título de un artículo que el domingo publicó el diario Clarín, en el suplemento deportivo y con la firma del periodista argentino Oscar Barnade.

En la misma, Barnade hace una minuciosa investigación en torno a la muerte de un jugador argentino de 29 años. En el mencionado artículo, Barnade escribe que Roberto Mario Bassignani tenía 29 años y jugaba en Central Córdoba y en febrero de 1959 realizó una gira con el equipo rosarino por La Paz. “Al día siguiente del segundo partido sufrió un bronconeumonía fulminante. Unas horas después falleció en una clínica de la ciudad. Su sorpresiva muerte generó muchas dudas e incluso en el ambiente del fútbol comenzó a circular que había que tener más recaudos para jugar en la altura de La Paz. Esta es la historia olvidada del jugador argentino que murió a 3.600 metros de altura”. Barnade le quiso echar la culpa a la muerte como consecuencia de los partidos que llegó a disputar en la altura, pero no lo afirmó. Sin embargo, hizo una reseña y llegó hasta la misma hemeroteca de El Diario, donde pudo encontrar la noticia del Decano de la Prensa Nacional, que confirma el deceso del futbolista argentino, pero en ningún momento escribe que esta haya sido como consecuencia de los partidos en la altura. Por eso, en parte saliente de la nota, Barnade llega a publicar la explicación de El Diario, que reza lo siguiente: “Central Córdoba jugó un partido ante el seleccionado B de Bolivia el 23 de febrero (2-8) y Bassignani ingresó en el segundo tiempo. Después, el 26 de febrero, igualó 3-3 con Bolívar, ese día también Bassignani ingresó un rato. Los diarios certifican que Bassignani falleció el viernes 27, a las 16.40, en la clínica Virgen de Fátima. El director de la clínica confirmó que el jugador llegó a las 7.30 y falleció de una bronconeumía fulminante. En la noticia publicada por El Diario de La Paz, en uno de sus párrafos explica: ‘La información lograda por nuestros tres redactores hacen saber que Bassignani estuvo postrado en cama el jueves con alta fiebre, no obstante lo cual se levantó con los pies descalzos dirigiéndose al baño donde se duchó con agua fría lo que habría provocado el motivo de su fallecimiento’. Además, tras escribir un rosario de testimonios, que reafirmaban la dificultad de jugar en altura, Barnade escribe: “Una historia olvidada. Y aunque su muerte no estuvo relacionada y no tuvo que ver con el hecho de jugar en la altura, fue un cambio de paradigma para los equipos argentinos”.

Duarte replica: “es una cortina de humo”


En entrevista realizada por Deportes El Diario, el médico traumatólogo y deportólogo, Fredy Duarte Bellot, recibió con admiración la noticia publicada por el diario Clarín, que descalifica los partidos en la altura, por la muerte de un futbolista en 1959.

Tanta fue la indignación y la sorpresa de Duarte por tales declaraciones que dijo que solo van en desmedro de la profesionalidad del médico argentino que colaboró al periodista (Oscar Barnade) que hizo la nota, mostrando total desconocimiento de la patología de la altura y relación con hechos de muerte súbita en la altitud, olvidando que en los últimos años “ha habido más muertes en el campo de juego en Argentina, debido al calor, lo cual fue mencionado con bajo perfil”.

Duarte, dijo que se debe “recordar al periodista que hizo la nota (de Clarín) que este profesional está dedicado al trabajo de campo desde hace 32 años y gracias a Dios nunca hemos visto esa desgracia”. El galeno prosiguió en tono enfático que “la nota que hace mención no subraya que el fallecido tenía una patología de base como fue el cuadro pulmonar, no controlado por el médico de campo de su club (Central Córdoba)”. Por todo, agregó que “nuevamente nos encontramos enfrentados con hermanos del vecino país ante el temor de una posible desclasificación de los torneos que son controlados por la Conmebol”, agregó Duarte. Más adelante, mencionó que “ante la pobreza intelectual del periodista no se si ligado al deporte, hay que recordarle que Bolivia forma parte del Comité Olímpico Internacional y que no solo se practica fútbol en La Paz, sino también se organizan campeonatos internacionales en todas las disciplinas y no tenemos reportes de accidentes médicos deportivos”, mencionó. Duarte enfatizó que “hay que recordarle al periodista que si bien llegaron equipos de renombre como Boca, River, Racing, Lanús, en los años cincuenta, sesenta, setenta, estos cuando se encontraban en desventaja no se encontraban afectados por la altura para protagonizar batallas campales del cual fui testigo presencial”. Para finalizar, Duarte dijo que estas (las del artículo en cuestión) “son desafortunadas declaraciones que solo son una cortina de humo para cubrir el nivel técnico que atraviesan algunos de sus representativos”.