viernes, 7 de septiembre de 2012

‘A la altura no se la combate, se la conoce’



El científico alemán llegó con un grupo de colegas y el seleccionado australiano para hacer los estudios en la altura. En una ocasión la FIFA le dijo no a él y a un médico australiano, pero no se conformaron con ello, buscaron apoyo y cinco años después vinieron a hacer el trabajo en el mismo sitio.

— ¿Cómo surgió la inquietud de hacer un estudio?

— Hace años, en 2007, asistimos a una conferencia de la FIFA en Zúrich, donde estuvimos muchos expertos de todo el mundo y hablamos de la situación de jugar fútbol en la altura, sin embargo desde entonces hasta ahora no hay buenos resultados. Decidimos hacer unos estudios en Sudamérica, pero la FIFA no quiso pagar para ir adelante.

— ¿Qué le provocó aquello?

— Con un amigo y colega australiano, Cris Cor, decidimos hacer un estudio por nuestra cuenta. Un estudio científico sin la FIFA, un trabajo neutral.

— ¿Dice usted que los estudios de la FIFA no son claros?

— Yo no entro en la política de las entidades, porque eso dañaría la fidelidad de los estudios. Sabemos nosotros que hay quejas y presión a la FIFA, porque los equipos de Brasil, de Argentina se quejan y no quieren jugar, pero eso es otra cosa, yo no quiero entrar en eso.

— ¿Por qué estudios en Santa Cruz y en La Paz?

— Porque el equipo australiano venía de muy lejos, más de 30 horas de viaje, entonces era una parada obligada, para luego subir a la altura.

— ¿Cuál es la conclusión preliminar del trabajo?

— En mi opinión personal es que la altura disminuye la capacidad en los primeros días para quienes vienen de afuera, pero de ninguna manera afecta a la salud o siquiera significa un riesgo para un futbolista.

— La FIFA en su momento prohibió y vetó a La Paz. ¿Cómo respondió la juvenil australiana?

— Les afectó el cambio hasta el segundo y tercer día, pero todo en los parámetros normales. Usted siempre vivió aquí. ¿Se enteró de que a alguien que vino de afuera le pasó algo grave? Yo averigüé y pregunté, y nunca pasó algo grave.

— ¿El calor extremo puede ser más riesgoso?

— Sí, porque la elevada temperatura causa reacciones más fuertes en el organismo. El extremo calor es riesgoso, sin embargo la FIFA dio el Mundial de Fútbol a Qatar, donde las temperaturas son elevadas.

— ¿Qué otra conclusión preliminar dejó el estudio?

— La altura no es problema y será difícil que se dé algún caso fatal por hacer deporte. Si un atleta está bien en lo físico, de salud y bien preparado, la altura no le afectará. La historia lo dice: nunca pasó algo malo. A la altura no se la combate, sino que se la estudia.

— ¿Presentará este informe a la FIFA?

— No, lo haremos ante los organismos que pagaron el estudio. La FIFA se enterará cuando se publiquen los resultados. Es posible que ahí se entere.

El apoyo del IBBA fue vital para el estudio

El Instituto Boliviano de Biología de la Altura (IBBA) tuvo decisiva participación en este estudio sobre el rendimiento de los futbolistas en la altura, porque puso a disposición de los científicos extranjeros los equipos, el material requerido y además hubo médicos que participaron en el proyecto.

El grupo de científicos agradeció al IBBA por toda la cooperación recibida y también porque fue el nexo decisivo para plasmar tareas y objetivos que se propusieron los visitantes alemanes, australianos y qataríes.

“Desde que llegamos a Santa Cruz y luego vinimos a La Paz tuvimos el material que necesitábamos. Sin el apoyo del instituto seguro que las cosas no se hubieran facilitado tal como ocurrió. Hasta ahora estamos haciendo las últimas pruebas acá en los laboratorios ”, anotó el médico alemán Walter Smith. Por su parte, el doctor Rudy Soria, miembro del IBBA, del departamento de Fisiología, explicó ayer que la experiencia con el grupo de científicos del exterior fue bastante positiva.

“El hecho de que hubiese una inquietud particular, al margen de los estamentos oficiales del fútbol, que se interese por los efectos que pueda tener la altura en el fútbol y el deporte, es valioso porque nos permite conocer nuevos resultados que ayuden a la tesis de que hacer fútbol o deporte en una situación así no implica en absoluto riesgo alguno”, afirmó Soria, quien también coadyuvó con los investigadores que llegaron del exterior y les apoyó de cerca.

Añadió que los científicos fueron testigos y así se verán en los informes, que los jugadores australianos sintieron el cambio, pero se adaptaron sin problemas.

Científicos concluyen que la altura no es nociva



La altura es una condición natural que puede mermar el rendimiento de un deportista de alta competencia cuando proviene del llano, pero no es nociva para su salud, según la conclusión preliminar a la que llegó un grupo de científicos extranjeros, tras efectuar pruebas médicas sobre la práctica del fútbol en sitios extremos.

Hace tres semanas aterrizó en al país una expedición conformada por científicos de Alemania, Australia y Qatar, quienes llevaron adelante estudios para determinar el rendimiento de jugadores que acostumbrados a vivir en la altura van al llano, y viceversa.

La selección australiana Sub-17 de fútbol y el equipo juvenil de The Strongest colaboraron para llevar a cabo esa actividad, primero en Santa Cruz —casi a nivel del mar— y después en La Paz —a 3.600 metros de altitud.

Al concluir la etapa de recolección de muestras, el procesamiento de los datos y tras proceder al análisis de cada jugador, se concluye que en los primeros días de producido el traslado es cuando el deportista experimenta cambios y puede sufrir una disminución en su rendimiento.

El segundo día y también el tercero, desde su llegada, son los peores; en cambio, a partir del octavo la adaptación está en su plenitud y de ahí para adelante el deportista del llano puede incluso elevar su rendimiento.

El médico alemán Walter Smith, especialista en medicina deportiva y fisiología de la Universidad de Bayreuth, confió a Marcas algunas conclusiones preliminares de los estudios. Durante tres semanas, cada uno de los futbolistas de ambos equipos fue sometido a un riguroso seguimiento para establecer la reacción fisiológica, tanto en Santa Cruz como en La Paz.

“Los jugadores del llano disminuyen en la altura su rendimiento físico si saltan a la cancha los primeros días, más o menos hasta el tercer día de haber llegado”. De acuerdo con Smith, la bajada o subida de metros no supone que esa persona corra el riesgo de sufrir daños en su salud. “Los malestares son leves, pero en ningún caso puede considerarse que haya riesgo vital o se llegue a la muerte”, agregó.

Futbolistas de ambos equipos experimentaron diferentes reacciones —agregó—, pero mostraron continuamente parámetros de salud estable y sin que corrieran algún riesgo. En el caso de los juveniles de The Strongest, cuando fueron a Santa Cruz se les detectó cambios sobre todo en la dificultad que tenían para conciliar el sueño, además sintieron fatigas por las altas temperaturas.

“Los australianos sintieron el cambio cuando les tocó venir a La Paz, fue durante los dos primeros días, pero desde el tercero comenzaron la adaptación y al sexto el contenido de oxígeno en su sangre había aumentado, lo que les permitió que al noveno y décimo días, dependiendo de cada individuo, no sintieran ningún efecto”, explicó Smith.

El científico descartó que fuera necesaria una adaptación de 20 días o más como manejan algunas selecciones; tampoco manifestó con cuántos días previos debían instalarse deportistas del llano en la altura ni qué rutina deberían seguir para evitar los efectos.

“Eso es relativo. El día de arribo a la altura el organismo aún no reconoce el cambio (por eso hay clubes que optan por este método: venir horas antes, jugar y viajar de nuevo). En todo caso, sé que los argentinos y brasileños se quejan, sin embargo nosotros podemos demostrar adaptaciones cortas, como de ocho días sin pasar ningún riesgo”.

Los datos

Profesionales

Llegaron ocho científicos, tres qataríes, dos australianos y tres alemanes.

Afuera

Otros científicos se quedaron en sus países, donde recepcionaron los datos enviados desde Bolivia.

Respaldo

La Universidad de Bayreuth, en Alemania, el Instituto del Deporte de Australia y el de Qatar die-ron apoyo. Equipos

La Sub-17 de Australia y la juvenil de The Strongest apoyaron el trabajo.

GPS, el ‘corazón’ del estudio

¿Qué muestras se recolectaron y qué tipos de análisis se efectuaron? El “corazón” de todo el estudio del rendimiento fisiológico de los jugadores en la altura contó con un moderno chip GPS (Sistema de Posicionamiento Global), mediante el cual se pudo hacer un seguimiento al futbolista en los diversos parámetros que interesan a la investigación.

Antes, durante y después de los cinco partidos que jugaron australianos y bolivianos, todos los jugadores fueron seguidos de manera computarizada para determinar el grado de rendimiento, de-sempeño y recuperación.

Mediante el GPS se controlaron frecuencias cardíacas tanto en Santa Cruz como en La Paz. También se observó la intensidad del esfuerzo realizado por el deportista, la reacción del cerebro, del corazón y la presión sanguínea.

Asimismo se controló la calidad de sueño, los cambios que se dieron en la sangre y en la cantidad de los glóbulos rojos. “En este parámetro nos dimos cuenta de cómo sube la cantidad de oxígeno para quienes vienen de afuera. Los resultados generales de esos estudios no mostraron cambios drásticos, que puedan siquiera hacer temer por la salud de los deportistas. Todas las reacciones y respuestas que recibimos, sobre todo de los australianos en La Paz, estuvieron en los parámetros normales, con algunos malestares al inicio”, afirmó el alemán Walter Smith.

El GPS también fue empleado para seguir la reacción de una parte de los científicos que estuvieron en Bolivia, para conocer cuál era la incidencia de un hombre que no es deportista cuando llega a la altura. Smith sostuvo que la experiencia fue positiva, porque el cambio de geografía que siente el cuerpo humano es el normal, como cuando se va al calor, frío o humedad.

“Todos seguimos sanos, algunos al inicio tuvieron algún malestar, pero se fueron felices por haber visto una realidad y geografía distintas a su país”, comentó el médico.

Versiones bolivianas en los estudios

‘Ratifica la tesis de que se puede’: Rudy Soria, responsable de la Unidad de Fisiología

‘Aún no tenemos las conclusiones finales, pero en las charlas y lo que vimos en el trabajo de campo, se ratifica la tesis de que se puede competir en la altura, que no hay posible daño’.

‘Los australianos se adaptaron’: Douglas Cuenca, DT de The Strongest

‘Al margen de los resultados de los partidos, los australianos se adaptaron más rápido de lo pensado, excepto el primer o segundo día. Luego estuvieron como en casa, sin impedimento’.

Un informe neutro y sin intereses

En tres meses

Los científicos en medicina deportiva acordaron que en un lapso no mayor a los tres meses tendrán que sacar las conclusiones de los estudios efectuados. Son más de 22 muestras que se tomaron a cada jugador en diversas condiciones.

Sin politizar

El doctor Walter Smith dijo que sus colegas científicos se fueron contentos por el trabajo hecho y que en el informe no se politizará. “Será un documento neutro, bastante vigente, el que se vaya a presentar”, aseguró.

Otros estudios

Smith comentó que fue parte de una investigación llevada a cabo en 1993, cuando la doctora Hilte Spilvogel estaba en el IBBA. También mencionó que supo de otros estudios, como del chileno, aunque no se realizaron en territorio boliviano.

Regreso

El alemán no descartó que en un par de años vuelva al país para efectuar similares estudios, aunque ya no con futbolistas, sino con otro tipo de deportista. “Un ciclista y un atleta de pista no tienen ningún problema porque cuentan con mayor tiempo para adaptarse y potenciar su rendimiento”, sostuvo.

miércoles, 22 de agosto de 2012

La altura ¿hace daño o ayuda?



Con el objetivo de conocer cuánto afecta y cuánto puede beneficiar la altura en el rendimiento de los jugadores de fútbol que bajan del llano, ayer llegó a La Paz el seleccionado de fútbol Sub-17 de Australia, acompañado por un grupo de científicos que efectúan estudios diversos.

Al menos diez especialistas del exterior, entre ellos alemanes, australianos y qatarís, y los del Instituto Boliviano de Biología de la Altura (IBBA) llevan adelante exámenes para determinar los efectos de la altura en los futbolistas. La anterior semana desarrollaron una labor parecida en Santa Cruz.

En este proyecto participan como invitados jugadores de las categorías Sub-17 y Sub-19 de The Strongest. El entrenador del seleccionado australiano, Tony Vidmar, sostuvo que les comentaron que la altura afecta a quienes vienen del nivel del mar, pero también que les puede beneficiar.

“Queremos ver qué efectos reales tiene sobre los jugadores, pero también queremos aplicarlo en la preparación de nuestro equipo, porque también nos dijeron que la altitud te puede dar ventajas, para luego ir a competir a nivel del mar”, afirmó el DT.

Ayer por la tarde, ni bien llegaron los australianos disputaron un partido de fútbol contra el equipo juvenil de The Strongest, simulando lo que hacen otros equipos, de llegar pocas horas antes y entrar a jugar con la finalidad de aminorar los efectos.

Rudy Soria, responsable de la Unidad de Fisiología del ejercicio del IBBA, explicó que los análisis serán exactamente los mismos de Santa Cruz. Soria trabaja de manera conjunta con el científico alemán Wálter Schmidt, de la Universidad de Bayreuth. “Mediante GPS personalizados, cargados de diversos software, vamos a controlar el esfuerzo, el desgaste y otros parámetros médicos de cada jugador”, dijo escuetamente el alemán.

Los resultados no se conocerán de inmediato, pues pasarán por una revisión, y servirán para saber cómo actuar en el llano y en la altura, cómo prepararse, alimentarse y otros factores relacionados a la preparación.

Raúl Alberto Morales, director de la Clínica Nacional del Deporte (Clinade), sostuvo que les informaron que el objetivo de estos estudios es ver qué tipo de reacción tienen los jugadores al subir a la altitud. “Quieren saber qué cambios se producen en los futbolistas cuando suben y juegan en la altura el mismo día o cuando juegan 48 horas después. Harán estudios de laboratorio, antroprométricos, pruebas de esfuerzo y otros”.

Los datos

Septiembre

Los estudios se cumplirán en La Paz hasta el 2 de septiembre, fecha en que el equipo visitante dejará el país.

Irán

Los australianos jugarán en Irán la eliminatoria para el Mundial de Fútbol Sub-17 que la FIFA organizará al año.

Cachorros

Los jugadores atigrados ven como una experiencia colaborar con los estudios.

La opinión de

Rudy Soria: ‘Es una etapa de recolección’

Aún estamos en la etapa de recolección de datos mediante análisis y medidas que se efectúan antes y después de los ejercicios, y de los partidos que los futbolistas cumplen a nivel del mar y ahora en la altura. El IBBA coopera con toda la logística que tiene.

Tony Vidmar: ‘Aprovechar al máximo la altitud’

Nos dieron muchos elementos de la altura, pero nosotros queremos saber qué efectos reales tiene en los jugadores, además pensamos en aprovechar nuestra visita a Bolivia para lograr otro tipo de preparación. Queremos aprovechar al máximo la altitud.

Brandon Landy: ‘Queremos correr más rápido’

Nos dijeron que afecta, pero también que podemos volver a nuestro país mejor preparados si nos quedamos un tiempo. Hasta ahora no sentí nada malo. No sentí que me afecte. Queremos mejorar nuestra preparación y correr mucho más rápido.

Rendimiento en la altura Australia sub 17 se prueba en El Siles

El seleccionado de Australia Sub 17, prosiguiendo con los estudios de su cuerpo médico, ayer jugó un partido de 45 minutos ante el representativo Sub 18 de The Strongest, en el estadio Hernando Siles.
La anterior semana, los australianos tuvieron pruebas similares, pero en el llano, cuando en Santa Cruz disputaron una serie de encuentros ante el mismo equipo atigrado, que colabora con los diversos estudios científicos que se realiza con los jóvenes futbolistas.
El médico Raúl Alberto Morales colaboró con los especialistas australianos, quienes se mostraron bastante satisfechos por todo lo realizado hasta el momento.
La última prueba antes de partir a su país, se efectuará el domingo, cuando se dispute un encuentro de 90 minutos en el Siles, entre los mismos rivales.
Australia se alista para las eliminatorias del Mundial de la categoría, cuyos encuentros se realizarán en el mes de octubre en Irán.

miércoles, 15 de agosto de 2012

ALBARRACÍN: “Por la altura el juego es lento”

El jugador Tobías Albarracín, de Bolívar, afirma que la altura no permite tener un juego veloz, por tanto eso no hace que la Academia alcance buen nivel de juego.

“Por la altura el juego es más lento, no es igual que en el llano, en Santa Cruz, Montero o Trinidad”, señaló el argentino, para quien “en la altura cuesta recuperarse, los jugadores se miden en correr porque saben que lo físico puede jugar en contra”.

El técnico del equipo, el español Miguel Portugal tiene otra visión al respecto, ya que indica que no se puede desarrollar un juego veloz porque “en otros países el césped es más cortó, eso no acontece acá por diferentes circunstancias”.

viernes, 30 de marzo de 2012

Nadie quiere jugar con la Verde en La Paz

Gustavo Quinteros no tendrá otra que preparar partidos de entrenamiento entre los equipos A y B de la selección nacional con carácter previo a los compromisos de junio contra Chile y Paraguay. La Federación Boliviana de Fútbol le comunicó que las gestiones para traer a El Salvador han quedado en nada, por la negativa de ese país de jugar en la altura.

El técnico anunció ayer que convocará unos 25 jugadores para conformar dos equipos. “Tengo que hacer fútbol, pero nadie quiere venir a jugar a La Paz, entonces tendremos que buscar soluciones en el medio”, sostuvo Quinteros. La dirigencia continuará con las gestiones, una última posibilidad es que los posibles rivales acepten jugar en Cochabamba o Sucre, pero es muy difícil.

Por otra parte, la FBF anunció ayer que el microciclo que estaba previsto para la próxima semana ha quedado suspendido porque los futbolistas han sido sometidos a un intenso trajín en la competencia local. Como la Liga resolvió que su torneo acabe el 13 de mayo, la FBF compensa resignando el microciclo.

El de fines de abril está confirmado, será del 23 al 26, dos días en Mecapaca y los otros dos la concentración será en La Paz. “Para esa concentración vamos a citar a jugadores que seguramente estarán en la nómina definitiva para los lances de junio contra Chile y Paraguay. Depende de cada uno para ser considerado para los partidos oficiales”, concluyó Quinteros.

viernes, 16 de marzo de 2012

‘Teixeira fue el único que nunca dio el brazo a torcer’

Carlos D. Mesa, expresidente de Bolivia y miembro de la Comisión que inició la lucha contra el veto a la altura en la década de los años 90, considera que Ricardo Teixeira “fue uno de los enemigos declarados de jugar en la altura”, y con su posición “de algún modo le puso una cruz al país y en particular a la ciudad de La Paz”.

El periodista e historiador no se olvida de los motivos de esa campaña en contra del país: “Él era presidente de la Confederación Brasileña cuando Brasil perdió dos a cero con Bolivia en Miraflores, y perdió el invicto en eliminatorias. Desde entonces empezaron las dificultades, las vivimos desde ese año (1993), pero particularmente desde el 95, cuando se hizo oficial el veto, lo que terminó hace muy poco tiempo”.

Mesa fue una de las cartas que Bolivia utilizó para exponer a nivel internacional su postura de defensa de la altura. A partir de la actitud de Teixeira “se inició una campaña internacional, que en Sudamérica lideraron fundamentalmente Brasil, Argentina y Uruguay. Fueron las tres federaciones que asumieron esa pose contraria a jugar en La Paz”.

Sin embargo, Carlos Mesa dice que el brasileño siempre fue un hombre que fue de frente. “Hay que reconocer que Teixeira fue el único de los presidentes de federaciones de América del Sur que nunca dio su brazo a torcer, por lo menos tuvo la claridad de enfrentarse siempre, jamás dijo una cosa en privado y otra en público, siempre estuvo en contra de La Paz; mientras que en el caso del presidente (Julio) Grondona, de la Argentina (AFA), tuvo un discurso para satisfacer al público boliviano o a las autoridades bolivianas, y otro real que era contrario a la ciudad de La Paz”.

Cree que para Bolivia “la salida de Teixeira debe ser un alivio en relación con la persona, aunque no sé si Brasil con un nuevo presidente de la CBF cambiará su actitud, lo que importa aquí es que el tema de la altura ha sido totalmente sacado de agenda por la FIFA, y ya no se discute más”.

Dentro la “lectura” que hace de la salida de Teixeira de la Confederación Brasileña, no tiene “los elementos para juzgar las razones por las que ha renunciado, sólo he leído la información. Hace muchos años que habían dudas sobre la administración” en la CBF.

La parte dura de la lucha

27/05/2007

El Congreso de la FIFA veta los partidos a más de 2.500 metros de altura.

11/01/2008

La FIFA retrocede un poco y decide que son necesarias dos semanas de aclimatación para partidos a más de 3.000 metros.

22/01/2008

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), reunida en Santiago, no acepta el veto.

30/01/2008

La Conmebol, en carta a la FIFA, pide “continuar jugando bajo su responsabilidad en las ciudades aprobadas por esta Confederación, y en especial en el estadio Hernando Siles de La Paz”.

14/03/2008

La FIFA rechaza el pedido de reconsideración de la Conmebol, y se reafirma en la decisión de 2007. O sea: por encima de los 2.500, un periodo de aclimatación de tres días; de los 2.750 metros, un periodo obligatorio de una semana; y de los 3.000 metros, por regla general, no se disputarán partidos excepto en caso de disponer de un periodo de aclimatación de dos semanas como mínimo.

16/04/2008

El Secretario General de la FIFA reitera que la disposición sobre aclimatación impide jugar en el Siles y señala que la Federación Boliviana debe buscar otro lugar.

17/04/2008

La Federación Boliviana responde que mantiene su decisión de jugar en La Paz.

10/06/2010

Tras idas y venidas, el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, anuncia la decisión de permitir que se juegue en la altura y la ejecución de estudios médicos del fútbol en sitios extremos.

Las frases

Él fue el abanderado para el inicio del veto de jugar en el Hernando Siles, después de que le ganamos acá en la eliminatoria del 93’

Guido Loayza

No significa nada ya para Bolivia. Es un asunto que ya está oleado y sacramentado’

Percy Luza

‘Sin ninguna duda Ricardo Teixeira fue uno de los enemigos declarados de jugar partidos en la altura’

Carlos D. Mesa

‘Terminó la era del poder absoluto’

La renuncia de Ricardo Teixeira a la jefatura del fútbol brasileño, que comandó durante casi un cuarto de siglo, representa el fin de una era de “poder absoluto” y abre la esperanza de una mayor transparencia en los preparativos del Mundial 2014, estiman analistas. “Terminó la era del poder absoluto”, anunció el analista deportivo Juca Kfouri, que sigue desde hace años la carrera de Teixeira, en el canal de televisión ESPN.

“La CBF es una caja negra, un reino impenetrable. No había controles, no había cuentas abiertas, no había auditorías externas. Todo giraba en torno a Teixeira”, dijo a la AFP Marcos Guterman, autor del libro El fútbol explica a Brasil: una historia de la mayor expresión popular del país.

“Con la partida de una figura tan ligada a escándalos, concentración de poder, tráfico de influencias y negocios tras bastidores, condenados por tantos brasileños, es posible que los clubes se articulen de manera más transparente y abierta. Y hay más posibilidades de que el Mundial y su organización sean más transparentes”, añadió.

La presidenta Dilma Rousseff siempre trató a Teixeira con distancia y nunca le recibió en audiencia. Rousseff anunció que recibirá al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, hoy en Brasilia, para intentar mejorar el diálogo entre ambas partes de cara al Mundial de Fútbol 2014.

Un enemigo de la altura menos

Con la renuncia de Ricardo Teixeira a la presidencia de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) también se fue el hombre que en su momento se convirtió en el principal impulsor del veto de la FIFA a la altura.

Teixeira fue el influyente personaje que, tras la caída de la selección brasileña en 1993 en el estadio Hernando Siles, ante Bolivia (2-0), por las eliminatorias para el Mundial de Estados Unidos 94, empezó a mover sus hilos en procura de que nunca más se jugaran encuentros internacionales de ese tipo en el principal escenario deportivo boliviano.

Era su revancha ante el “atrevimiento” que tuvo la selección de Xabier Azkargorta y compañía, de haber puesto punto final a casi 40 años de invicto en competiciones premundialistas del seleccionado varias veces campeón mundial.

A partir de ahí, Bolivia tuvo que encarar una lucha desigual en la que participaron dirigentes del fútbol, gobernantes y también el pueblo por más de 17 años. La historia llegó a su final el 10 de junio de 2010, cuando el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, anunció la decisión de permitir que se juegue en esos lugares, entre ellos La Paz.

Guido Loayza, actual presidente de Bolívar y titular de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) en 1993, cataloga a Teixeira como “el abanderado” del veto. Según él, fue porque “le dolió demasiado perder el invicto en eliminatorias después de 39 años”.

Esa alusión hace que se retroceda al 25 de julio de 1993, cuando Bolivia se impuso con goles de Marco Etcheverry y Álvaro Peña. Ese triunfo fue considerado entonces uno de los golpes más duros sufridos por la todopoderosa “verde amarelha”.

Don Guido recuerda que hasta esa fecha se hablaba poco o nada del “tema altura” y sus efectos, pero a partir de entonces “se hizo una causa que tuvo como abanderados a Teixeira y a la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF)”. La defensa de la altura “la empezamos en el mismo año 93, cuando llevamos un estudio médico a Suiza, con el doctor Mario Paz Zamora”.

Después de ello la historia es conocida, años y años de lucha para terminar con el veto, por eso Loayza cree que la “caída” de Teixeira de la Confederación Brasileña de Fútbol “es una buena noticia, celebro que se haya podido romper esa rosca, que esa acción sirva como ejemplo para otros países”.

Tarda, pero llega. Hay dirigentes, en todas partes, quienes “se amparan en que el fútbol es totalmente autónomo y que nadie del exterior puede intervenir. Esa situación no los hace inmunes a la justicia, que puede tardar; pero al final llega”. Loayza cree que para la salida de Teixeira de la CBF y también del Comité Organizador Local (COL) del Mundial 2014, mucho tuvo que ver la intervención del Gobierno y del Parlamento brasileños.

“La gente que cree que es todopoderosa, en algún momento tiene que caer” y “la decisión de la Presidencia del Brasil (de la mandataria Dilma Rousseff) y del Parlamento de ese país, ha sido definitiva para que este señor tenga que irse”.

Según Percy Luza, presidente de la Comisión Nacional de Selecciones de 1993 y estrecho colaborador de Loayza, Teixeira fue “el principal enemigo” de la altura. “Recuerdo perfectamente que después de que le quitamos el invicto a Brasil, comenzó a actuar en contra de que se juegue en La Paz”.

Continuamente y mientras fue presidente de la CBF “siempre estuvo reclamando, pero finalmente toda su campaña cayó en saco roto. En los últimos años, al no encontrar mucho apoyo a nivel sudamericano, se olvidó del tema; pero recuerdo que en años anteriores, él permanentemente estuvo tocando el asunto”.

Por eso cree que “su salida de la Confederación Brasileña no tiene ninguna trascendencia para el país ahora, porque como ya lo manifesté perdió apoyo en los países de la Conmebol, entonces perdió trascendencia su lucha para no jugar en La Paz, y que yo tenga conocimiento en el último tiempo ya no incidió en el tema. Su marcha, por tanto, no significa nada”.

Luza, uno de los hombres fuertes de la FBF en la década de los 90, califica a Teixeira “como un hombre controvertido, que si bien permaneció por 23 años en la Confederación Brasileña, eternamente le llovían las críticas sobre su gestión. La presión fue muy grande y no le ha quedado otra que renunciar”.

Los datos

Dolorosa caída

Durante su gestión, para Ricardo Teixeira fue un duro golpe la derrota de Brasil en La Paz, en 1993. Su selección perdió el invicto en partidos de eliminatorias mundialistas.

Clasificados

Brasil ocupó el primer lugar de la llave y Bolivia el segundo, ambas selecciones se clasificaron en 1993 al Mundial de Estados Unidos. Al margen quedaron Uruguay, Ecuador y Venezuela.

Campeona

La selección brasileña gozó un año después de haber sido derrotada en La Paz, pues en el Mundial de 1994 —con Bebeto en gran forma— obtuvo su cuarto título.

Loayza dice que igual la relación era buena

Aunque Ricardo Teixeira fue un enemigo temporal del país y principalmente del fútbol en ciudades con altura, Guido Loayza lo califica como “un hombre normal”. En su época de presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), a Loayza le tocó compartir muchos momentos con el ahora expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

Una vez hicieron una gestión conjunta para defender a Miguel Rimba y el golero Zetti, que dieron positivo en un control antidopaje por tomar mate de coca. “He tratado mucho con él. No se puede decir que era una persona de la que uno se podía vanagloriar de conocerla, tampoco que era una persona desagradable”. Más allá de su postura permanente en contra de la altitud, “con nosotros siempre tuvo buena relación”.