martes, 11 de octubre de 2011

El estadio "Hernando Siles" abre sus puertas a las clasificatorias sin el temor del veto a la altura

El pedido de prohibir la práctica del fútbol en ciudades en altura aumentó desde que Bolivia llegó a la Copa Mundial Estados Unidos 1994, una solicitud encabezada por Brasil, cuyo seleccionado perdió su invicto de 40 años en las clasificatorias en La Paz (2-0). Desde entonces el fútbol boliviano está en vigilia porque cerca al inicio de esta competencia surgía el veto y en el arranque de la carrera hacia Brasil 2014 el estadio "Hernando Siles" puede abrir sus puertas para recibir este martes a Colombia con la tranquilidad de que el tema está guardado en el fondo de una de las gavetas de la FIFA.

Los ataques contra los estadios ubicados en ciudades de altura amenazaban con dejar sin partidos internacionales a Bogotá, Quito, Toluca, Cusco, por citar algunos, y principalmente, La Paz, Oruro, Potosí, Sucre y Cochabamba, bajo el argumento de que era "antideportivo" y para dejar sola a Bolivia en esta batalla la FIFA decidió subir el veto a 3.000 metros.

El actual técnico de la Selección Nacional, Gustavo Quinteros, quien además formó parte del equipo que llegó al Mundial USA 94`, comentó este domingo sobre este particular que:"es algo que nunca se debió hablar. Si la altura es determinante Bolivia habría jugado todos los mundiales y no fue así", recordó que jugó contra Brasil en Recife y ante Venezuela en Puerto Ordaz, ciudades con un calor insoportable, y que el seleccionado tuvo que adaptarse.

"El calor, el clima, la geografía son factores que influyen para algunos en forma negativa o positivamente y hay que tomarlos en cuenta para jugar. Cuando jugamos afuera lo hacemos sin pedir cambiar la sede es algo que no se debe hablar. Tenemos que pensar en formar un buen equipo", explicó Quinteros.

En las afueras del estadio Hernando Siles, cerca al ingreso de las puertas que conducen a las oficinas del Sedede, hay una placa conmemorativa a la visita del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, que dice lo siguiente: "Yo nací frente a las montañas. Mi pueblo en Suiza está frente a los cerros más altos de Europa. Por eso la altura no me da miedo". Febrero 11 de 2000.

Blatter pronto se olvidó de sus palabras y presionado por Brasil arremetió con todo por evitar que La Paz sea la sede de partidos de las clasificatorias. Incluso el presidente Evo Morales interpuso sus buenos oficios, llegó a Zurich para hablar con el mandamás de la FIFA y se inició una campaña para evitar semejante discriminación.

En mayo de 2008 el mismo Blatter dejó sin efecto el veto a la altura, para entonces Bolivia había conseguido el apoyo de las federaciones y asociaciones de la Confederación, exceptuando Brasil. Algo que no puede olvidarse es que la decisión de la FIFA es de carácter provisional hasta que se profundicen los estudios científicos y sugirió a la Federación construir otro estadio en La Paz en un lugar a menor altura.

domingo, 9 de octubre de 2011

¿En qué proporción le ha servido a la selección nacional la condición de jugar como local en La Paz?

En gran parte, esa polémica (esa intriga) tuvo que ver con las eliminatorias, aunque el ya lejano triunfo en el torneo Sudamericano de 1963, el segundo puesto en la Copa América de 1997, y, por supuesto, la clasificación boliviana de 1993, contribuyeron a fortificar los reclamos de las Asociaciones en desacuerdo. Dos cosas ocurrieron en los últimos tiempos: la FIFA dio marcha atrás ante una posición unánime de la Confederación Sudamericana, y varias selecciones extranjeras lograron puntos vitales o muy buenos en la altitud.

La altura sigue siendo un temor y también una excusa oportuna para naciones como Argentina, Uruguay y Brasil, y una buena parte del periodismo de esos países no deja de hablar de los 3.600 metros cada vez que sus equipos deben viajar a La Paz.

Ahora bien. MARCAS vuelve sobre este tema añejo para preguntarse: ¿En qué proporción ha servido la condición de local en La Paz?

La primera respuesta: la selección ha conseguido, en 56 encuentros ante equipos sudamericanos, el 66,07 por ciento de los puntos. Supera a Chile (66 %), Ecuador (65 %), Colombia (61 %), Perú (57 %) y también a Venezuela. Está detrás del porcentaje que las mayores potencias han conseguido en su casa, como Brasil (88 %), Argentina (84 %), Paraguay y Uruguay (75 %).

Pero hay otro detalle que debe anotarse: desde que Ecuador empezó a usar Quito para aprovechar su altitud (ha jugado allí 38 encuentros de eliminatorias) consiguió el 71 por ciento de las unidades en juego en esa sede.

El drama de nuestros seleccionados es que deben ir al exterior. Y como fuera de casa solamente se ha logrado el 11 o 12 por ciento de los puntos, la cosecha boliviana, en total, apenas supera el 38 por ciento, y eso la lleva al penúltimo lugar de las eliminatorias sudamericanas, muy poco por debajo de Perú y bastante por encima de Venezuela.

El fenómeno boliviano de 1993

La impecable clasificación que logró el equipo dirigido por Azkargorta hace 18 años tuvo estas bases fundamentales: las cuatro victorias en La Paz, el rotundo triunfo como visitante en Venezuela y el empate ante Ecuador en Guayaquil.

Fue un torneo que no pudieron digerir Uruguay (eliminado) y Brasil (perdedor de su invicto como visitante), y esa clase de campeonatos no volvió ni volverá a jugarse. De ahí el todos contra todos que rige desde la eliminatoria de 1998, incluso con un detalle para Ripley —la repetición del mismo programa de partidos y la eliminación de cualquier sorteo desde 2002— lo que indica que los grandes están más que satisfechos…

Pese a las gestiones realizadas por varias Asociaciones, no volvió a jugarse en dos grupos y parece difícil que alguna vez se efectúe un sorteo. Los ingresos y derechos por la televisación de partidos siempre suman muchos votos.

Los altibajos de nuestro seleccionado

Bolivia, Colombia, Perú y Venezuela son los únicos países que —con el sistema implantado el 2002— no han conseguido clasificarse a una Copa Mundial. Argentina, Brasil y Paraguay (en las tres ocasiones), Uruguay (dos veces porque perdió una repesca), Ecuador también en dos ocasiones, y Chile en la última versión, han sido los equipos que lograron el ansiado boleto.

En estas tres últimas eliminatorias, nuestra selección ha padecido los altibajos tradicionales, aunque más visibles porque se trata de una competición de dos o tres años. El 2002 se le ganó a Brasil, tardío consuelo, pero antes hubo empates con Colombia, Paraguay, Uruguay y Argentina, además de una amarga derrota (1-5) ante Ecuador.

El 2006 todo comenzó con aire de fiesta (4-0 a Colombia, con la que se había igualado en las dos ediciones anteriores), pero después la caída ante Chile, el empate que se ha hecho costumbre con Uruguay, y las derrotas ante Argentina y Ecuador…

Pero como ejemplo muy duro de esa trayectoria “una de cal y otra de arena”, hay que repasar lo ocurrido en la más reciente, antes del mundial de Sudáfrica. Empate con los colombianos, caída ante Chile y, de pronto, victoria cómoda ante Paraguay que venía arrasando y empate sin goles en Brasil; un empate gris con Uruguay, y otra vez la alegría —esta vez con repercusión mundial— debido al seis-uno ante el equipo de Maradona; pero sobre la marcha, derrota ante Venezuela, caída ante Ecuador, y, de nuevo, victoria ante Brasil que ya no tenía verdadero valor para la tabla.
Altibajo. Sube y baja. Desilusión, luego algún resultado feliz e inesperado, y otra vez de regreso al desencanto.

Este resumen apretado, esta explicación de un fenómeno preocupante, no es —téngalo por seguro el lector— ni premonición ni vaticinio. En octubre empezará una nueva historia y nada impide que lo pasado, pisado. Pero eso no debe significar olvido de la historia.

viernes, 6 de mayo de 2011

Conmebol garantiza que “no se volverá a tocar el tema de altura”

La comisión médica de la Confederación Sudamericana de Fútbol dio por cerrada la prohibición de jugar los partidos a más de 2.700 metros sobre el nivel del mar, situación que afectaba al estadio Hernando Siles, donde juega la Selección boliviana.

El presidente de esta comisión, el paraguayo Oswaldo Pangrazio, confirmó anoche a Campeones la noticia luego de la reunión que se mantuvo la pasada semana con los miembros de la comisión médica de la FIFA, que participaron de un seminario paralelo al congreso que realizó la Conmebol para elegir a Nicolás Leoz como presidente.

Pangrazio dijo, desde Asunción, que “Bolivia tiene la libertad de elegir jugar en la altura o en el llano, al igual que Ecuador, Colombia y Perú”.

¿Qué se habló del tema de la altura en esta reunión?

Se tocó este controvertido asunto y se dio un corte definitivo, y no se volverá a tocar el tema porque se debe respetar la universalidad del fútbol. Desde la comisión médica de la Conmebol soy uno de los artífices de defender la postura boliviana.

¿Es una decisión oficial?

Totalmente, junto con el médico boliviano (Ivo Eterovic) hemos manifestado a nuestros pares de la FIFA que se juega donde se vive. Para nosotros es un tema superado y no queremos volver a los problemas de hace cuatro años y tenemos el apoyo de todo el comité ejecutivo de la Conmebol para no volver a tocar el tema de la altura. Bolivia, Ecuador, Colombia y Perú pueden jugar donde lo determinen libremente.

¿Qué dicen los dirigentes de los otros países sobre esta decisión médica?

Existe una gran unidad y se lo manifestaron al presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (Carlos Chávez), que el tema está superado y que cuenta con el apoyo incondicional.

¿Ahora dependerá de cada selección si hace una aclimatación para jugar en La Paz?

Naturalmente, por ejemplo yo le recomendé a la selección paraguaya que haga un periodo de aclimatación de dos a tres semanas, tal vez sin los jugadores de Europa, pero ya es una decisión de cada país.

Se voltea la taquilla para la inauguración


Tres horas fueron suficientes para que se agoten las entradas del partido inaugural de la Copa América que protagonizarán Bolivia y Argentina , el 1 de julio, en el estadio de La Plata.

Los organizadores informaron también que los boletos para los otros juegos de Argentina, para la primera fase de la Copa, se agotaron en pocas horas; que estimaron en un 40% la venta total de los boletos para la rueda clasificatoria.

Para el compromiso en el que Argentina debutará ante Bolivia se pusieron a la venta 20.000 localidades; para el del 6 en Santa Fe contra Colombia, 15.000; y para el del 11 en Córdoba ante el seleccionado de Japón, 35.000.

El 11 de mayo, en tanto, se hará la venta para los partidos de cuartos de final, previstos para el sábado 16 de julio (Córdoba y Santa Fe) y el domingo 17 (La Plata y San Juan). Entretanto fuentes del Gobierno boliviano confirmaron la presencia del presidente, Evo Morales, en el partido inaugural del principal campeonato de selecciones.

lunes, 7 de marzo de 2011

El estadio Siles ha sido inscrito otra vez para las eliminatorias que se iniciarán en octubre

La selección nacional, que hoy está bajo el mando de Gustavo Quinteros, jugará ocho partidos de local y su debut en casa será posiblemente en octubre próximo contra Colombia, si a fin de año se inician —como es presumible— las próximas eliminatorias.

Como ocurre en cada víspera de este torneo, la ilusión del balompié nacional ha empezado a latir, sin que el balón haya comenzado a rodar aún.

Pero se dio el primer paso firme. Se juega en el Siles. La altitud (no hay por qué esconderlo) volverá a ‘jugar’ un rol importante, por lo menos en los papeles previos.

El DT de la Verde también hace planes para armar una selección fuerte de local, porque está convencido que aquí se tiene que lograr la clasificación ganando todos los partidos y sumando otros de visitante.
Después vendrá, poco a poco, el convencimiento de los jugadores, especialmente de aquellos que más de una vez se han sentido ‘visitantes’en el gramado de Miraflores

Carlos Chávez dio la primera razón para anotar al Siles como única sede. “No he inscrito a otro estadio, sino el estadio Siles”, son sus primeras palabras.

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol está convencido de que en La Paz “se tiene ventaja natural (por la altitud)”, pero también es consciente (lo aprendió de las últimas experiencias) de hacer un buen trabajo en casa.

“Algo es cierto, la altura no gana y trabajo nos falta, nos falta mucho. Tenemos que robarle tiempo al tiempo y trabajar como los otros países. Por eso hacemos estos microciclos, algo que no hacen otros, para tratar de engañarle a la historia un poquito y trabajar en ese tiempo que tanta falta nos hace. Creo que si planificamos y trabajamos bien, La Paz seguirá siendo la mejor opción para la selección en eliminatorias”.

Chávez ve la diferencia con otros países en que éstos iniciaron sus procesos hace rato y Bolivia recién jugó un amistoso con Quinteros.

También advierte que en los últimos años los países vecinos que estaban incluso debajo de Bolivia a nivel de selección, hoy tienen más jugadores brillando en el exterior.

“Venezuela y Ecuador tienen más de 30 en Europa y nosotros creo que sólo cinco o seis afuera. Eso tenemos que también nivelar a corto plazo y será con el apoyo de todos”.

Según el directivo, el tema económico no suena a queja, pero cree que con el impuesto en el cuello, la FBF “ha sufrido un duro golpe”porque está destinando un gran porcentaje de dinero a saldar esta cuenta (debía casi dos millones de dólares y hoy debe algo más de 800 mil).

“Ya estamos haciendo un esfuerzo grande apoyando el plan de trabajo de Quinteros. Se irá a la Copa América casi con un mes de anticipación y después se invertirá también para tener un equipo altamente competitivo para las eliminatorias. Creo que las elecciones (se refiere a las de la Federación, en las que fue reelecto) ya pasaron, aquí hoy ya no hay enemigos ni diferencias. En ese ambiente tenemos que crecer y hacerlo con fe y unidad para hacer de este torneo una buena eliminatoria en el estadio Siles”, finalizó.

Los datos

Su apertura

El estadio fue inaugurado en 1931 con un partido clásico de la época entre The Strongest y Universitario, ganado por el primero (4-1).

Primer gol

Eduardo Reyes Ortiz, ‘El chato’, fue el primer jugador que convirtió el primer tanto en el Siles, que en 1977 fue prácticamente reconstruido para los Bolivarianos

miércoles, 2 de marzo de 2011

Selección ratifica a La Paz como sede para Eliminatorias

La selección boliviana de fútbol ratificó a la ciudad de La Paz, situada a 3.600 metros de altitud, como su sede para las eliminatorias del Mundial 2014 que posiblemente se disputen a partir de octubre próximo, informó una fuente deportiva.
El gerente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Alberto Lozada, dijo a Efe que para el torneo se inscribirá oficialmente el estadio Hernando Siles de La Paz ante la Confederación Suramericana de Fútbol, porque es la "sede natural" de la selección. "Es una sede natural igual que Buenos Aires para la selección de Argentina, Quito para Ecuador, Lima para Perú y Santiago para Chile", dijo Lozada, tras recordar que en las últimas polémicas Bolivia recibió la solidaridad de otras naciones para jugar en el Hernando Siles.
En la anterior eliminatoria jugada en esa cancha, la selección 'verde', al mando del técnico Erwín Sánchez, tuvo una mala campaña y acabó penúltima en la clasificación, solo por encima de Perú.
Hoy el entrenador argentino boliviano Gustavo Quinteros está al mando del equipo para dirigirlo en la Copa América que se disputará en Argentina en julio de 2011 y en las eliminatorias suramericanas que se disputará en el sistema de "todos contra todos". Como parte de su preparación, la selección boliviana visitará a Panamá el próximo 25 de marzo y a Guatemala tres días después.

martes, 1 de febrero de 2011

Liga reivindica la universalidad del fútbol en la altura

La Liga de Fútbol Profesional Boliviano (LFPB) sostuvo que la programación de partidos en el estadio Los Andes, de la zona Cosmos 79 de El Alto, donde oficia de local La Paz Fútbol Club, tiene respaldo reglamentario, que además se basa en el criterio de la universalidad del fútbol, porque al tratarse de un deporte popular no deben existir barreras para su práctica ya sea de forma amateur o profesionalizada.

Daniel Martínez, vicepresidente de la Liga, explicó, sin embargo, que no existe de manera oficial ninguna objeción de un club liguero para no jugar en este escenario y lo que se conoce a este respecto son trascendidos, que no se los toma en cuenta como elementos formales de análisis.

El estadio de El Alto ya debutó en las lides ligueras con el partido que disputaron La Paz FC y Real Mamoré, de Trinidad, por la segunda fecha del torneo Fundadores de la Liga el domingo 23 de enero.

En aquella oportunidad, el cuadro paceño ganó al “Turbión” beniano por 2-0 y, además, obtuvo una buena recaudación por la asistencia de más de 3 mil personas al estadio, una cifra superior a la obtenida cuando jugaba en el Hernando Siles, de La Paz.

EN TODO LUGAR
“El fútbol es un deporte que se practica en todo el mundo, en todas partes, por eso apoyamos que se programen encuentros en el estadio de El Alto”, aseveró el vicepresidente de la Liga del Fútbol Profesional.

Martínez dijo que existe un principio de universalidad del fútbol, consigna de la FIFA que se aplica en Bolivia, por lo que no hay ningún reparo en jugar un partido de la Liga en estadios ubicados en los llanos, valles o el altiplano.

“Nosotros no podemos dentro del país poner reparos u objeciones para jugar en El Alto. Eso significaría no respetar la universalidad del fútbol y dar la razón a personas o entidades del exterior que pretenden vetar algunos escenarios”, señaló Martínez.

La altura y el piso

Las observaciones de algunos clubes, aparentemente del oriente boliviano, tienen que ver con la altura a la que está ubicado El Alto (más de 4 mil metros sobre el nivel del mar) y, además, por el pasto sintético del que se compone la cancha del estadio Los Andes.


Estos dos factores hacen que algunos dirigentes consideren que sus equipos están en inferioridad de condiciones frente a La Paz FC, que oficia de local.


La inminencia de la pérdida de puntos cuando se enfrenten al plantel paceño hace que los clubes se nieguen en redondo a asistir al estadio Los Andes cuando su partido sea programado allá.


Pero hasta ayer, por lo menos, ningún club hizo conocer a voz en cuello su negativa de jugar en la zona de Cosmos 79, de El Alto, pero esto podría ocurrir en las siguientes fechas ligueras.



Lo tratará el Comité

El Comité Ejecutivo de la Liga debía analizar este tema la semana anterior, pero no pudo reunirse debido a la falta de quórum por la ausencia de Daniel Martinez y Percy Luza, por enfermedad, y Roger Bello, por asistir como veedor a la Copa Libertadores.


El vicepresidente de la Liga admitió que el Comité Ejecutivo podría tratar una posible negativa de jugar en el estadio alteño en caso de que los clubes interesados hagan llegar de manera oficial una representación.


“Pero en caso de que no se presente una comunicación de esta naturaleza, el tema no ingresará en la agenda del Comité Ejecutivo”, sostuvo Martínez al confirmar que los dirigentes se reunirán esta semana.


En criterio del dirigente, el presumible análisis debe partir también del hecho de que el estadio Los Andes guarda las condiciones técnicas y reglamentarias necesarias para la práctica del fútbol profesional. Éste fue el motivo que produjo la programación de partidos oficiales.


Con anterioridad, la dirigencia de Aurora manifestó que no pondrá ninguna objeción para jugar en el estadio Los Andes porque “el fútbol se juega donde se vive”, además, poniendo en práctica la solidaridad institucional con La Paz FC.

sábado, 22 de enero de 2011

Fútbol en altura La Paz FC será local a 4.080 metros sobre el nivel del mar.

La tan mentada altura, la famosa falta de oxígeno, el desgastado veto a la altitud quedan hoy en el recuerdo porque desde mañana se jugará fútbol liguero a 4.080 metros sobre el nivel del mar. Y es que al estadio Andino Cosmos 79, de la ciudad de El Alto, se le puso el semáforo en verde, allí La Paz FC oficiará de local en todos sus partidos.

La historia. Con fondos de cooperación venezolana, el presidente Evo Morales, a principios de su primer mandato, promovió la construcción de estadios para fútbol, con pasto sintético, en lugares donde la naturaleza no fue benévola con sus habitantes. Así se hizo realidad el sueño de jugar en cancha reglamentaria.
Una zona alejada de la ciudad, conocida como el distrito 3 de El Alto, en el barrio Cosmos 79, fue elegida como el lugar adecuado para edificar este escenario. Un 31 de marzo de 2005, Iberoamericana, por entonces equipo liguero, estrenó el recinto con una práctica.

La espera. Seis años de espera se cristalizaron ayer cuando oficialmente la Liga anunció que a las 14.00 de mañana La Paz FC recibirá, como local, a Real Mamoré del Beni. Todo será histórico, el horario, los rivales, el árbitro, cuya nominación privilegiada recayó en el potosino Edson Ríos.
En más de un lustro el progreso llegó a la zona, con motivo del estadio, hasta los servicios básicos fueron implementados, con ese pretexto. Se espera que en este nuevo tiempo el fútbol reactive la economía de la zona, tanto en el rubro del transporte, como en manufacturas, vivanderas y otros.
Sólo por añadir un detalle más, a pocas cuadras del estadio se ubicaba un cementerio, el mismo fue reemplazado por una catedral y los cuerpos cremados y enterrados en otros lugares. El estadio Andino le dio vida a la zona Cosmos 79, pero lo que viene es más prometedor que lo vivido hasta ayer.

El estadio elevó el precio de los lotes

Antes de su construcción, los terrenos costaban un máximo de 700 bs, ahora valen 25 mil u$. Con el fútbol llega el progreso.
2005
Iberoamericana entrenó por primera vez el 31 de marzo.

2011 El domingo 23 de enero quedará en la historia, La Paz FC recibirá a Real Mamoré.