viernes, 11 de junio de 2010

La conmebol también apoyó

La Confederación Sudamericana de Fútbol también ratificó el apoyo a su asociada boliviana para que sea ella la que decida dónde jugará su selección. Expresó su voluntad de respetar la determinación.

El vicepresidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Mauricio Méndez, en contacto con Acción señaló que en el Congreso de la Conmebol que se realizó el martes en Johannesburgo la altura también fue objeto de debate.

“Uno de los temas de mayor interés para la opinión pública nacional es el de la altura, de constante debate y consideración por parte de la FBF. Por ello, al interior de la Conmebol se trabaja para que cada país mantenga la prerrogativa de jugar de local en su país, en la ciudad de su propia decisión, tal como fue la decisión del año 2000 para el desarrollo de la eliminatoria pasada”, dijo Méndez.

La comisión médica de la Conmebol, presidida por el paraguayo Oswaldo Pancracio, también recibió de manera formal los estudios médicos científicos desarrollados por la FBF y que en ocasión de su próxima reunión de esa instancia serán ampliamente considerados.

El compromiso de no tratar más la altura también fue ratificado en la reunión en la que el presidente del Estado, Evo Morales, sostuvo con el vicepresidente Senior de la FIFA, Julio Grondona; el máximo dirigente de la Real Federación Española, Ángel María del Villar; el secretario general de la Conmebol, Eduardo Deluca; el presidente de la FBF, Carlos Chávez, y el presidente de LFPB, Mauricio Méndez, así como Manuel Burga, de la Federación Peruana, y Juan Ángel Napout, de su similar de Paraguay.

Se comentó la decisión de la FIFA y de Joseph Blatter sobre la práctica del fútbol en ciudades con altura, posición que refleja la decisión de la Conmebol de ratificar la petición de la FBF sobre el derecho de jugar en el lugar que así definan los bolivianos.

De acuerdo con el reporte de la FBF, Morales, recibió con beneplácito la noticia, agradeció a la dirigencia internacional y ponderó el trabajo de la FBF en un tema que, a juicio del Primer Mandatario, es principista para todos los bolivianos.

Agradeció el permanente apoyo que Julio Grondona le ha brindado a Bolivia y éste a su vez le confirmó que el compromiso de las federaciones sudamericanas con el país es permanente.

El “periodo de ventana” dio sus frutos

El 27 de mayo de 2008, el Comité Ejecutivo de la FIFA decidió levantar el veto a la altura y habilitar el estadio Hernando Siles de La Paz “provisionalmente” para que albergara los partidos de Bolivia como local por las eliminatorias mundialistas, dejando sin efecto todas las restricciones anteriores, y aceptó que se efectúen estudios médicos y científicos confiables sobre la práctica del fútbol en condiciones extremas para tomar futuras determinaciones.

Ahí comenzó la ofensiva nacional que concluyó con la declaración de Joseph Blatter de que el tema de la altura está cerrado.

El 27 de mayo de 2007 la FIFA había decidido prohibir partidos internacionales en sitios por encima de los 2.500 metros sobre el nivel del mar, y desde entonces el fútbol boliviano vivió un verdadero tormento, que acabó ayer.

La FIFA aceptó también el pedido de nueve de las diez asociaciones pertenecientes a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) en sentido de que una comisión médica de ésta se haga cargo de llevar adelante estudios a la brevedad posible y cuyas conclusiones sirvan como definitivas para decidir, en el futuro, nuevas normas, pero no sólo sobre la práctica del fútbol en la altura, también en altas temperaturas y otras condiciones extremas.

“Se van a hacer los estudios a las condiciones extremas. El Comité Ejecutivo ha suspendido provisionalmente, temporalmente, la decisión que tomó hace exactamente un año. La competencia de clasificación a la Copa de la FIFA se seguirá jugando desde junio en Bolivia. La determinación ya ha sido comunicada a los dirigentes bolivianos que están en Australia y ellos están muy felices”, dijo Blatter esa vez.

De los estudios que habló son del llamado “periodo de ventana”, que estuvo a cargo del médico Ivo Eterovic, cuyas conclusiones fueron comunicadas a la Conmebol.

De acuerdo con el galeno, el rendimiento de un futbolista del llano baja menos de 20 por ciento en las primeras seis horas de su llegada a sitios de altitud

“Dentro de las seis horas se puede jugar con una disminución de rendimiento del deportista bastante menor” que la señalada por la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

“La FIFA dice de 25 a 30 por ciento, nosotros hemos verificado que es menos del 20 por ciento”, dijo.

En el estudio se trabajó con jugadores tanto de La Paz como con futbolistas del llano, en Trinidad y en La Paz.

No hay comentarios: