jueves, 28 de mayo de 2009

Evo juega fútbol frente a la puerta del Palacio de Gobierno para defender el deporte en altura


El Presidente de Bolivia Evo Morales, lucha por el balón eon el Vicepresidente Alvaro García Linera durante el "Día del desafío" en La Paz, jueves, 28 de mayo de 2009.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, jugó fútbol frente a las puertas del Palacio de Gobierno, a casi 3.600 metros sobre el nivel del mar, para defender la práctica de deporte en altura en el conocido como "El día del desafío".

Morales animó a practicar el ejercicio físico en un día que muchos celebran sometiéndose a un reto deportivo personal, que generalmente consiste en acudir a sus puestos de trabajo caminando o incluso corriendo.

"El deporte no son solamente trofeos y campeonatos, sino el deporte fundamentalmente es salud, educación y disciplina", dijo Morales antes de dar una vuelta trotando a la Plaza Murillo, donde se ubican el Palacio de Gobierno y el Congreso Nacional.

El mandatario llamó especialmente a niños, jóvenes y estudiantes a incorporarse a la práctica deportiva, "para de esa manera ser personas más dignas, con mucha fortaleza en tema de salud".

Ante cientos de curiosos, trabajadores de las instituciones cercanas e incluso policías y militares ataviados con ropa deportiva, el mandatario disputó un partido contra un grupo de futbolistas profesionales de primera división de La Paz FC.

En la improvisada cancha dibujada en la misma puerta del Palacio de Gobierno, junto a algunos de sus guardaespaldas, Morales se enfrentó a los jugadores de La Paz FC, a los que se unió el vicepresidente, Álvaro García Linera.

Morales es un aficionado a la práctica del fútbol al punto de que se ha inscrito en un equipo de segunda división de su país con el que eventualmente juega partidos y ha defendido la práctica del deporte en altura disputando encuentros amistosos en montañas.

Con su equipo formado por veteranos bolivianos del Mundial 1994 y funcionarios de Palacio suele jugar contra otros aficionados y periodistas y también llegó a disputar un encuentro benéfico en La Paz contra Diego Armando Maradona, entrenador de la selección argentina.

Ese encuentro formó parte de la intensa campaña que impulsó el mandatario contra el veto impuesto por la FIFA a que se disputen partidos internacionales a más de 2.700 metros de altura, lo que afecta a La Paz, sede histórica de la selección boliviana.

No hay comentarios: