viernes, 10 de abril de 2009

La política enloda la defensa del juego en la altura

La defensa del juego en la altura tomó un rumbo político con la disputa entre el cónsul general de Bolivia en Argentina, Alberto Gonzales, y el ex presidente de la República Carlos Mesa Gisbert, a quien el primero identificó como uno de los “protagonistas centrales” del acuerdo para que la eliminatoria a Sudáfrica 2010 sea la última que se dispute en el estadio Hernando Siles.

Gonzales le envió en enero una carta al presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, en la que le comunicó que en una reunión efectuada en noviembre, para tratar el tema de la discriminación, el titular de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona, mencionó que el acuerdo de trasladar la sede para la próxima clasificatoria mundialista era parte de un pacto que surgió en el año 1996.

“Aseveró Julio Grondona que ese fue el compromiso asumido por quienes estuvieron algunos años abogando por el derecho del fútbol boliviano a jugar en la altura. Evoco al entonces periodista Carlos Mesa como uno de los protagonistas centrales en la concreción de dicho acuerdo”, dice la misiva.

En el documento, Gonzales fue más preciso. “Es más, indicó (Grondona) que en esas mismas reuniones los representantes bolivianos habían comentado la posibilidad de mudar la sede de la eliminatoria mundialista de 2014 del escenario miraflorino a Cochabamba, a Santa Cruz o a un nuevo campo deportivo (...) en La Paz, cuya altura fuese menor a los 2.500 metros sobre el nivel del mar”. Mesa se defendió en una declaración de prensa. “Un funcionario de segundo nivel de la Embajada de Bolivia en la Argentina ha difundido —es la tercera vez desde 2007 que el Gobierno lo hace— la mentira flagrante del presidente de la AFA, Julio Grondona, en torno a supuestos ‘compromisos’ que hubiese asumido en 1996 cuando la comisión logró el mayor éxito histórico de defensa de la altura”.

Mesa emplazó públicamente a Grondona y a los funcionarios del Gobierno “a probar documentalmente que hubo negociaciones que comprometieran la construcción de un estadio (...). De lo contrario, exijo que, por lo menos los servidores públicos de Bolivia, no vuelvan a disfrazar su incapacidad calumniando a un compatriota que sí contribuyó al éxito de la causa”, se añade en la declaración.

Hasta el momento no se tiene una declaración oficial del titular de la FBF, Carlos Chávez, quien se tomó unos días de descanso.

La carta le llegó al viceministro de Deportes, Víctor Barrientos, en esta semana y como primer paso la autoridad anunció que convocará a una reunión a Chávez.

La misiva

La reunión
El encuentro entre Grondona y Gonzales se produjo tras el episodio suscitado en Jujuy por insultos de xenofobia.

La carta
El documento fue enviado a Chávez en enero y dos meses después fue hecho público por el Viceministerio de Deportes.

La Frase

Si Mahoma no va a la montaña, la montaña irá en busca de Mahoma, y no tengo problemas en hacerlo.
Víctor Barrientos al referirse a Chávez.

No hay comentarios: