miércoles, 25 de febrero de 2009

“A la altura hay que encararla, no tenerle miedo”

Diego Maradona restó importancia a las supuestas dificultades que tienen los equipos extranjeros que vienen a jugar en la altura y dio el primer mensaje de que Argentina, sin ningún temor, vendrá a ganarle a Bolivia, cuando ambas se enfrenten, el 1 de abril, por las eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica 2010.

“A la altura hay que ir a encararla, no tenerle miedo”, afirmó Maradona, durante una rueda de prensa en Buenos Aires luego de su regreso de Europa.

Maradona, una de las personalidades del deporte mundial que, en 2008, salieron en defensa del fútbol en la altura, vino a La Paz para jugar un partido en el estadio Hernando Siles.

En aquella ocasión, el ex astro criticó el veto de la FIFA y dijo que “ni Dios, menos la FIFA” pueden impedir que los bolivianos elijan la sede de los partidos como local de la Selección.

Como seleccionador dio a entender que Argentina vendrá a La Paz con todos sus astros, que también serán convocados para el cotejo que antes jugará con Venezuela.

Maradona se mostró “orgulloso” de los jugadores con que cuenta y adelantó que, salvo algunas inclusiones, mantendrá la base del conjunto que venció a Francia.

“La base para enfrentar a Venezuela y Bolivia será la misma que contra Francia, pero con algunos agregados, teniendo en cuenta el partido en la altura”, adelantó.

“Todos han puesto el cien por ciento de la capacidad que demuestran los domingos en sus equipos, lo han demostrado en la selección y eso me pone muy feliz. Estoy completamente convencido de que los muchachos entendieron el mensaje enseguida, y de acá en más tenemos todo para mejorar”, agregó.

El partido contra Francia “sirvió muchísimo” para dar confianza a los jugadores, y para el próximo encuentro, frente a Venezuela, “la base está, salvo dos o tres inclusiones que vamos a hacer”, apuntó.

“Estamos viendo la posibilidad de darle alguna oportunidad a algún jugador que por ahí aún no he convocado”, aclaró.

Contra Venezuela y Bolivia “no hay que perder puntos, hay que ir a asegurar, y Argentina está preparada para hacerlo”.

Su debut

Maradona debutará como seleccionador en competencias oficiales el próximo 28 de marzo contra Venezuela. Su segundo partido en esa competición será frente a Bolivia, el 1 de abril en La Paz. Bajo su mando, Argentina ha jugado hasta el momento dos encuentros amistosos como visitante, y los ganó: Escocia (0-1) y Francia (0-2).

jueves, 19 de febrero de 2009

La FBF envía una nota al TAS sobre el tema de “la altura”

La Federación Boliviana de Fútbol envió una carta al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que tiene su sede en Zurich, Suiza, en la que dio a conocer el estado en el que se encentra el caso de la altura.

“Nosotros interpusimos una demanda contra la resolución emitida por la FIFA (prohíbe la realización de partidos a más de 2.500 msnm sin previa aclimatación) que quedó pendiente por disposición de la misma FIFA hasta las próximas eliminatorias. Nosotros vamos a tratar de mantener nuestra demanda ante el TAS para que esa resolución sea totalmente anulada”.

El TAS nos envió una nota en la que expresa que quería saber en qué situación se encontraba esta posición, debido a que la comunicación de la FIFA dejaba en statu quo su propia resolución, y es preocupación de todos mantener la decisión técnica de los seleccionadores de jugar o no jugar en el departamento que fuere y no sea una decisión al calor de los intereses de otros países”.

Sobre el proceso, el funcionario indicó que los mecanismos legales de defensa tendrán que resolver los abogados contratados por la máxima entidad del balompié nacional en Europa, que son los entendidos en la materia.

“Hasta el momento la FIFA no ha tocado el tema de la altura, pero no podemos descuidarnos ni decir que no lo va a tocar, es una resolución vigente, que está en statu quo con relación a estas eliminatorias. Nosotros seguimos trabajando con relación a este tema, aunque la resolución final debe salir de la Conmebol, porque le involucra el jugar o no a niveles de altura más allá de los 2.500 metros”.

domingo, 1 de febrero de 2009

Defensa de la altura logra 50% de fondos

La Comisión de Defensa de la Altura consiguió el 50 por ciento del financiamiento para la elaboración del Libro Blanco que acumulará los datos para impedir el veto al juego en ciudades de altitud. Se espera contar con el resto del dinero para comenzar a elaborar el documento.

De acuerdo con los datos proporcionados por Guido Loayza, presidente de la comisión de defensa, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) dio el 25 por ciento y la Alcaldía de La Paz otro 25. “Sólo resta el porcentaje que le corresponde a la Prefectura (paceña) y el Gobierno”, explicó.

El denominado Libro Blanco tendrá 10 capítulos, la mayoría de ellos dedicados al aspecto médico y la tarea ya comenzó. “Todo está a cargo del doctor Aponte, quien trabaja en coordinación con Carlos Mesa (asesor de la defensa)”, agregó Loayza.

Para la elaboración del documento se requería inicialmente, sin la investigación médica, aproximadamente 60.000 dólares.

El Libro Blanco no estará listo para la sesión de la Comisión de Medicina de la Federación Internacional del Fútbol Asociado, que se efectuará en el primer trimestre de este año y que, según se adelantó en Zúrich, dedicará un día entero a destacar la importancia de la medicina futbolística en la salud de los jugadores.

El proyecto de defensa intentará frenar la prohibición que la FIFA efectuó en contra de las ciudades con altura. El 27 de mayo del 2008 el titular de la FIFA, Joseph Blatter, anunció, con motivo de la primera jornada de la reunión de su comisión ejecutiva, previa al 58 Congreso, la suspensión temporal del veto a jugar partidos por encima de los 2.750 metros sobre el nivel del mar.

Para sustituir dicha prohibición, Blatter propuso unas normas para jugar al fútbol "en condiciones extremas", que incluye el alto calor, humedad y frío y los altos niveles de polución.

El 2007, la FIFA prohibió jugar partidos por encima de los 2.750 metros de altitud en los juegos en los que los equipos visitantes no disponen de tiempo suficiente para aclimatarse.