jueves, 29 de mayo de 2008

Méndez cuenta la historia en Sydney

El presidente de la Liga del Fútbol Profesional, Mauricio Méndez, cuenta desde Sydney, Australia, la experiencia de la delegación de la Federación Boliviana de Fútbol luego de la reversión del veto impuesto por la FIFA a los partidos en ciudades de altura.

“Son 40 las horas desde que salí de Cochabamba hasta aterrizar en Sydney; miro el Boeing 747– 400 y cerca a 400 pasajeros descienden de la nave; me tocó el asiento en la fila 64, fueron 14 horas de vuelo y son 14 las horas de diferencia horaria con Bolivia; siento que el número cuatro me persigue, ya son cuatro las intentonas de vetar a nuestros estadios en altura”, escribió Méndez apenas llegó Australia.

Luego de oficializarse la suspensión del veto, el presidente de la Liga asegura “hoy nos abrazamos, estamos de plácemes, sólo espero que la embriaguez de esta alegría no nos deje un ch'aqui que nuble la realidad de un partido que no ha concluido. El tema no fue resuelto, sólo pospuesto y desde ahora hay que trabajar en el tema médico”.

Desde la distancia, Méndez cuestionó la división entre oriente y occidente: “Un dirigente de La Paz cuestionó que un camba, un pandino y un cochalo sean quienes defiendan la altura, dudando de nuestra nacionalidad. No dudando del prójimo, debemos aunar esfuerzos para defender lo nuestro”.

No hay comentarios: