domingo, 20 de abril de 2008

Morales pide rebelarse ante la FIFA

El presidente Evo Morales ha llamado a las asociaciones de fútbol de Sudamérica que hagan como Bolivia y se subleven ante la determinación de la Federación Internacional de Fútbol Asociado de inhabilitar el estadio Hernando Siles de La Paz para los partidos de la eliminatoria mundialista de Sudáfrica 2010 y ratifiquen el compromiso asumido de jugar en ese escenario. También anunció que su Gobierno demandará a la FIFA ante la Organización de las Naciones Unidas por discriminación y marginamiento.

Un día después de que la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) desoyera la instrucción de la FIFA de elegir otra sede para los cotejos de la Selección, porque La Paz está definitivamente inhabilitada, el Jefe de Estado reiteró el apoyo de su Gobierno a la causa nacional pidiendo al resto de los países sudamericanos asumir la misma postura de Bolivia, a pesar de las posibles sanciones que pueden llegar si no se acata la última instrucción.

También manifestó que “estoy convencido de que a pesar de estos amedrentamientos, de estas sanciones que quieren aplicar, los países de Sudamérica van a seguir siendo solidarios, por eso siento que hay una tremenda rebelión, una rebelión digna, sana de los países de Sudamérica frente a la FIFA”.

El jueves, la FIFA envió a la Federación Boliviana una comunicación, firmada por el secretario general de la entidad, Jerome Valcke, en la que se indica que deberá fijar a la brevedad posible la nueva sede de los partidos de Bolivia en la eliminatoria en vez de La Paz, que está inhabilitada de manera definitiva porque los rivales no tendrán el tiempo recomendado de más de dos semanas de aclimatación.

Calificó esa misiva como una agresión e intimidación a Bolivia de parte del organismo que maneja el fútbol mundial. “Siento que hay una dictadura de la Federación Internacional de Fútbol Asociado”.

La FBF no se ha quedado con los brazos cruzados, el mismo día respondió que se ratifica al estadio Hernando Siles como sede de los compromisos de la Selección por un principio de soberanía de elegir dónde juega la Selección.

Hasta ahora la FIFA no ha vuelto a tomar contacto con su afiliada, pero ante la postura nacional es probable que tome uno de dos caminos, el primero de conminar a obedecer la instrucción o aplicar una sanción de inmediato que podría incluso poner en riesgo la permanencia de Bolivia en la etapa premundialista.

“No es posible que haya una imposición y se hable de sanciones. Se empezará a sancionar a Colombia que ya vino a jugar aquí en La Paz en el estadio Hernando Siles y dignamente ganó un punto. No se puede permitir esta clase de sanciones, que son verticales, caprichosas, seguramente sentirán que somos un país pequeño para humillarlo; pero saludo esa solidaridad, no solamente de Sudamérica, de Latinoamérica, sino de muchos países del mundo”, apuntó Morales.

También dijo que continuará haciendo las gestiones con sus colegas de países del área y también con el de Sudáfrica (Thabo Mbeki) para que el apoyo a Bolivia crezca.

Una vez más criticó duramente a Joseph Blatter, jefe de la FIFA, de quien dijo se trata de un dirigente que vive del fútbol y que con la postura asumida se le debería quitar el cargo de presidente en el Congreso del organismo, que está programado para el próximo mes en la ciudad australiana de Sydney. Bolivia ha pedido que se incluya en la agenda de temas el fútbol en gran altura.

Calificó al dirigente de “dictador” y que con las decisiones que asume está dando unas lecciones de cómo descuartizar el fútbol sin tomar en cuenta que se trata de un deporte que debe ser factor de integración de los pueblos. “Nos tratan de marginar, de excluir, ésa es una provocación, agresión a las familias, a los seres humanos que vivimos en la altura y vivimos con altura y no nos vamos a someter”.

En la parte final de su intervención, anunció que el Gobierno de Bolivia demandará a la FIFA por discriminación y marginación ante la Organización de las Naciones Unidas. Señaló que la acción tardó en llegar porque se estaba trabajando en la documentación que será enviada a la sede de la entidad que permita “hacer cambiar esa clase de decisiones y discriminaciones. Bolivia y el Gobierno lucharán en la búsqueda de que se haga justicia en el fútbol”.

La frase

No se puede entender que un señor (Joseph Blatter) imponga caprichos, intereses —seguramente personales— a una expresión unánime de Sudamérica, de Latinoamérica y de varios países del mundo de apoyo a la universalidad del fútbol”

Evo Morales

Presidente de la República

La Conmebol reitera su apoyo con otra carta

Con el rótulo de confidencial, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) recibió ayer una copia de la carta que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) envió a la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) en la que se ratifica la decisión de las asociaciones que la conforman de seguir jugando en La Paz los partidos de la eliminatoria mundialista.

Dirigentes de la FBF prefirieron guardar en reserva su nombre, pero admitieron que ayer salió desde la sede de la Conmebol en Luque, ciudad vecina de Asunción, una carta en la que se apoya la causa boliviana y se ratifica la resolución adoptada el 3 de este mes en Paraguay.

Según las fuentes consultadas, la carta está firmada por todos los miembros del Comité Ejecutivo: Nicolás Leoz, presidente; Eugenio Figueredo, vicepresidente; Eduardo Deluca, secretario general, y Romer Osuna, tesorero.

De esa manera comenzó la pulseta con la FIFA para evitar que se consume el veto al estadio Hernando Siles.

Por otra parte, la Federación Boliviana de Fútbol confirmó para el miércoles de la próxima semana el viaje a Buenos Aires del presidente de la entidad, Carlos Chávez, para reunirse con Julio Grondona, primer vicepresidente de la FIFA, quien también es uno de los encargados de defender la postura boliviana de jugar en La Paz.

La FBF espera también que las muestras de solidaridad de las federaciones sudamericanas comiencen a reflejarse.

En Santiago, el diario La Tercera informó que la Asociación Nacional de Fútbol Profesional espera la confirmación de la sede del encuentro contra Bolivia programado para el 15 de junio, aunque reiteró que está dispuesta a jugar en la sede de gobierno.

“Una vez que se defina el escenario del partido, el cuerpo técnico nos entregará su planificación. Por ahora seguimos funcionando sobre la base de que se juega en La Paz”, dijo el presidente de la ANFP, Harold Mayne-Nicholls.

El dirigente, sin embargo, reiteró la posición chilena de respaldar a Bolivia para que el encuentro por las eliminatorias a Sudáfrica 2010 se dispute en La Paz.

“Pero Chile espera que la FIFA clarifique la situación luego de que el jueves comunicara a Bolivia que La Paz está inhabilitada porque requiere un periodo de aclimatación previa para los jugadores”, publicó La Tercera.

Mayne-Nicholls señaló que “lo único claro, por ahora, es que Chile va a jugar donde se le programe”.

Pero apuntó que “le manifestamos a la Federación Boliviana y a la FIFA que no tenemos problema de jugar en La Paz y ojalá eso se considere”.

Consejo superior para el 17 de mayo en cochabamba

Las futuras determinaciones no serán exclusivas de la FBF

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) ha convocado a su Consejo Superior para el 17 de mayo en Cochabamba. Allí se definirá la posición que llevará Bolivia al Congreso Ordinario de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) que se realizará una semana más tarde en la ciudad australiana de Sydney.

Ahora que la FBF se ha rebelado ante la FIFA, su Comité Ejecutivo ha decidido que los caminos a seguir en la lucha contra el veto a la altura serán tomados por el fútbol boliviano y no por quienes están a su mando en la actualidad.

“La decisión final de jugar o no en La Paz no la va a tomar el Comité Ejecutivo o la Comisión de Defensa de la Altura, la va a asumir el fútbol boliviano. Hemos tomado la decisión de llamar a un Consejo Superior que será en Cochabamba. Lo que venga después será materia de análisis del fútbol en su conjunto y no sólo de la Federación”, sostuvo el gerente de la entidad, Alberto Lozada.

Ratificó que la postura boliviana de jugar sus partidos en el estadio Hernando Siles es firme. “No apuntamos a decirles a las otras asociaciones que componen la Conmebol que vamos a salir de La Paz, no podemos dar un solo milímetro de espacio para poner en duda este tema. Tampoco hemos pensado en otra ciudad”, agregó.

El secretario general de la FBF, Pedro Zambrano, confirmó el encuentro y dijo que la reunión no puede ser antes por cumplimiento del reglamento. “Además tendremos el tiempo suficiente para fijar una posición que luego será defendida en Australia”.

Lozada dijo que en las últimas horas presidentes de las otras asociaciones sudamericanas tomaron contacto con el titular de la FBF, Carlos Chávez, y que hubo muestras de apoyo, pero tampoco dudó de que con la carta que envió la FIFA de cambiar la sede de los partidos, ahora los próximos rivales lo van a pensar antes de asumir una posición.

“Todos lo van a analizar, mientras la FIFA no resuelva volver atrás, todos estarán firmes con la causa, todos nos van a acompañar hasta el cementerio, pero ninguno se va a enterrar con nosotros. Estamos esperando reacciones de la FIFA para ver si revierte esta decisión, por ahí quedamos solos. Hasta ahora no hay ninguna sanción, eso debe quedar claro. Lo único que se conoce es que se ha vetado el estadio Hernando Siles y nosotros no pensamos cambiar nuestra decisión”.

No hay comentarios: