miércoles, 23 de abril de 2008

Comisión pide parar las eliminatorias

La Comisión Permanente de Defensa de la Altura decidió ayer pedir a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) que en caso de que la FIFA mantenga su veto a La Paz, gestione ante la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) la suspensión de las fechas cinco y seis de las eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica 2010, previstas para el mes de junio.

La semana pasada, la FBF ratificó al estadio Hernando Siles como sede de los cotejos de Bolivia como local, a pesar de que la FIFA determinó inhabilitar definitivamente a La Paz y le exigió que a la brevedad posible designe a otra ciudad.

Según los miembros de la Comisión, si de verdad la Conmebol está del lado de la causa boliviana, las próximas fechas de las eliminatorias no deben jugarse y la competición debe ser paralizada hasta que la FIFA atienda la demanda que no es sólo de Bolivia, sino la expresada por otros ocho países del continente.

“Es una decisión unánime de nuestra Comisión que se le pida a la Conmebol la paralización de la competencia en tanto no se resuelva el problema de Bolivia de forma clara, contundente y con estudios científicos, que son los que deben valer”, dijo Alfredo Arnez, vicepresidente de The Strongest.

Guido Loayza, copresidente de la Comisión y también de Bolívar, declaró que en el eventual caso de que la FIFA ratifique su determinación de inhabilitar a La Paz, “se invocará el documento de apoyo y solidaridad firmado por nueve países y se les dirá a éstos que si lo firmaron, lo ratifiquen no jugando la fecha correspondiente”.

De acuerdo con Arnez, “con esto sabremos si realmente esos países son nuestros amigos, si nos están apoyando de verdad o qué está pasando en Sudamérica”.

El mismo dirigente comentó que si Sudamérica acepta lo que la FIFA manda, “estaría tirando al basurero, sin que nadie diga nada, la determinación de toda una Confederación. De manera que esos nueve países que votaron a favor tendrían que, en defensa de su dignidad y representatividad, decirle a la FIFA que deje de lado su arrogancia, y la mejor manera sería suspendiendo las eliminatorias”.

Durante la reunión de la Comisión Permanente de Defensa de la Altura, sus miembros analizaron todas las cartas que fueron enviadas en las últimas semanas, de la FIFA a la FBF, la respectiva respuesta, y también la de la Conmebol a Joseph Blatter, a través de la que se le solicita que apoye la decisión de jugar el premundial en la ciudad de La Paz.

Al respecto, Loayza dijo que se ha entrado “en demasiado detalle porque es un tema privativo de la Confederación. Si parece blanda, de repente la Conmebol, que tiene dos miembros en el Comité Ejecutivo de la FIFA, sabrá cómo debe tratar el asunto o cuál es el nivel de trato que deben tener con el señor Joseph Blatter. Lo más importante es que esa carta dé resultados positivos, sin importarnos la forma”, apuntó Loayza.



Blatter mandó un mensaje: “Debatiremos en otro momento”

La FIFA no respondió aún a la carta enviada por la Federación Boliviana la semana pasada, mediante la cual ratificó a La Paz como sede de los partidos de la Selección Nacional como local por las eliminatorias mundialistas. Sin embargo, surgió una señal: según trascendió, el titular del máximo organismo del balompié mundial, el suizo Joseph Blatter, mandó una comunicación personal dirigida al presidente de la FBF, Carlos Chávez, haciéndole saber que “en otro momento” el asunto será tratado, dando a entender que no existe una postura radical, de conminar a Bolivia a que designe otra sede o retirarla de la competición.

Fuentes de la FBF consultadas por Acción dijeron anoche que, aunque no es una comunicación de la FIFA, se trata de un contacto personal de Blatter con Chávez que puede ser tomado como “una buena señal”.

En su misiva de la semana pasada, la Federación Boliviana rechazó el pedido de la FIFA, de designar otra sede para los partidos premundialistas, y ratificó a La Paz para el resto de la competición.

En el documento, firmado por Chávez, también se calificó de “irrenunciable” la postura boliviana de elegir en dónde jugar.

“El contenido del CITE 805/08 (el registro de la carta enviada por Bolivia) será debatido en otro momento”, según la comunicación que Blatter le habría hecho llegar a Chávez.

El gerente de la FBF, Alberto Lozada, informó anoche, desde Santa Cruz, que “no ha llegado nada” de la FIFA y “todo sigue como la semana pasada”.

También aseguró que Bolivia “va a mantener su lucha para que se respete siempre su derecho de jugar donde es su elección, en este caso La Paz”, en alusión a la carta enviada por la Conmebol, mediante la que ofrece acatar cualquier disposición posterior si la FIFA acepta que las eliminatorias actuales se sigan disputando en Miraflores.

GUERRA DE AÑOS

Según el copresidente de Bolívar Guido Loayza, la defensa de la altura es “una guerra de años”, cualquiera sea la decisión que tome la FIFA para esta eliminatoria. “La lucha, con seguridad, va a seguir” en tanto no se demuestre, con argumentos científicos fehacientes, que la altura no hace daño. Para el efecto, opinó que es imprescindible elaborar el “libro blanco”, cuya redacción —adelantó— empezará en próximos días.

NO AL RETIRO

La Comisión descartó por completo que se opte por el retiro de la Selección Nacional de las eliminatorias mundialistas, en señal de protesta por el veto. “No vamos a facilitarle a nadie las cosas, ése sería un expediente muy fácil, Vamos a jugar por nuestros derechos”, aseveró Loayza.

A BUENOS AIRES

Entre hoy y mañana está previsto el viaje a Buenos Aires del presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Carlos Chávez, a fin de entrevistarse con el vicepresidente de la FIFA, Julio Humberto Grondona. En el encuentro es probable que también participe el titular de la Asociación Chilena de Fútbol, Harold Mayne-Nicholls.

De acuerdo con la Comisión de Defensa de la Altura, a esa cita también debería asistir uno de sus miembros.

No hay comentarios: