sábado, 15 de marzo de 2008

Ratificó el condicionamiento para jugar en La Paz. Es una medida sin vuelta

La decisión del comité ejecutivo de la FIFA, reunido ayer en Zúrich, fue contundente. Para que La Paz y Quito continúen siendo sedes de sus selecciones en los partidos por las eliminatorias mundialistas, es necesario que sus rivales cumplan un periodo de aclimatación de 14 días, algo que parece imposible. Este condicionamiento anunciado ayer mismo por el presidente del balompié mundial, Joseph Blatter, impedirá que Bolivia y Ecuador continúen utilizando a La Paz (3.600 msnm) y Quito (2.850) como sus bases para sus encuentros.
La decisión encontró en ‘off side’ a Bolivia, que ahora busca un recurso inmediato para subsanar a la rápida el tema. Primero, el Hernando Siles es el único escenario en el país avalado por FIFA para albergar un partido oficial de selecciones, pero su altitud excede lo establecido. Segundo, el Tahuichi de Santa Cruz (417 msnm), en cuya ciudad no habría el inconveniente de la aclimatación del rival, está deteriorado y queda poco tiempo hasta junio (se recibirá a Chile y Paraguay) para hacerle arreglos de fondo (entre ellos butacas en el escenario).
Por último y ante la idea de recurrir al Tribunal Arbitral (TAS), este tiene un plazo de 90 días para pronunciarse y los partidos de junio ya están encima. Carlos Chávez, el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), anunció que su posición la hará conocer hoy las 18:00 en el aeropuerto Viru Viru. Extraoficialmente se supo que el 4 de abril habrá una reunión del comité ejecutivo de la Conmebol en Asunción, en la que se establecerá un acuerdo para que el resto de las nueve selecciones del continente, juegue en La Paz cuando Bolivia haga de local en las eliminatorias.
¿Desobedecerán a la FIFA? Blatter fue claro en que se debe cumplir de forma obligatoria lo que emanó del comité ejecutivo. “Los periodos de adaptación dificultan todo tipo de calendario. La decisión se tomó tras un simposio médico en Zúrich y nosotros nos preocupamos por la salud de jugadores y árbitros”. El 15 de diciembre pasado en Tokio, la FIFA ya había anunciado lo que ayer se ratificó. Hasta 2.750 msnm es obligatoria una aclimatación de tres días; hasta 3.000, una semana; y de ahí para arriba, dos semanas. Es poco probable que una selección rival arriesgue la chance que tiene de conseguir puntos de visitante aclimatándose sólo porque Bolivia juegue las eliminatorias en La Paz.
La Conmebol había enviado una solicitud pidiendo la reconsideración de lo que Blatter dijo durante el Mundial de clubes, pero la FIFA no dio marcha atrás, más allá de la posición que llevó Julio Grondona en su condición de vicepresidente ejecutivo de la máxima entidad. Otro de los aspectos que llamó la atención fue la no asistencia del titular Nicolás Leoz por motivos de salud, y en su lugar más bien ingresó Ricardo Teixeira, presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol.
Brasil fue uno de los principales impulsores para el anuncio de ayer. Además de que fue uno de los pocos -o quizá el único- que no le dio el respaldo pleno a Chávez cuando el tema se lo trató en la Conmebol. Como era de esperarse, sobre todo desde el occidente, las protestas se escucharon a los cuatro vientos, pero la decisión ya estaba tomada.

Las frases

Velamos por la salud de los jugadores y los árbitros
Joseph Blatter / Pdte. de la FIFA

El torneo regionalizado ayudó a que se tomara la decisión
Jorge Justiniano / Pdte. de la ANF

La medida saltaría a los clubes
Flamengo anticipó que no dará marcha atrás en su cometido de impedir, que en torneos internacionales como la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana, vuelvan a jugar en ciudades por encima de los 2.750 msnm. Y ello se refuerza aún más con el complemento del comunicado oficial de la FIFA: “De conformidad con dicha decisión, se volvió a subrayar que se recomienda que el mismo límite se aplique a competiciones internacionales organizadas por otras entidades del fútbol”.
Lo que se viene de aquí en adelante es un tema legal, porque el estatuto de la FIFA en uno de sus artículos establece la universalidad del fútbol. El condicionamiento que se anunció ahora tendrá que ser tocado en la Conmebol, aunque el ente matriz no tiene directa tuición en los dos torneos de este continente. En lo que no dará marcha atrás en las eliminatorias. Santa Cruz y Cochabamba son las opciones que quedan.

1 comentario:

Gevalher dijo...

Esos corruptos de la FIFA nostra, ya deberían dejar de joder con el fútbol.

Sería hora de que los bolivianos empecemos con un reclamo más serio y contundente a nivel extrafutbolístico, ya que se ha visto que los dirigentes han sido unos inútiles en defender nuestro derecho de jugar donde vivimos, amamos y morimos.