sábado, 15 de marzo de 2008

La FIFA saca a La Paz de las eliminatorias

Fue demasiado frágil o mentirosa? Lo cierto es que la defensa de la altura por parte del bloque sudamericano no surtió efecto y Bolivia no podrá jugar ningún partido más en La Paz por las eliminatorias mundialistas debido a que el Comité Ejecutivo de la FIFA acordó ayer mantener las restricciones para la disputa de encuentros en altitud, dictadas en diciembre del año pasado. Si no se produce un “milagro” de aquí hasta junio que cambie esa determinación, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) deberá elegir una nueva sede.

Pesó más en Zúrich la postura de Brasil que la de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol). El titular de la Confederación Brasileña (CBF), Ricardo Teixeira, impulsor del veto a la altura desde hace 14 años —cuando su selección perdió en La Paz un invicto de 40 años en eliminatorias—, apostó porque la FIFA mantenga la restricción y no la tuvo muy difícil para ganar.

La Conmebol, que acordó en enero, en Santiago de Chile, por unanimidad defender el derecho de Bolivia de jugar el resto de la eliminatoria en La Paz, a la hora de la verdad sólo contó ayer con el apoyo del presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona, porque el titular de la Conmebol, el paraguayo Nicolás Leoz, no asistió a la cita “por enfermedad”.

Según el gerente de la Federación Boliviana, Alberto Lozada, quien se encontraba en Buenos Aires, Teixeira “se desmarcó” de la posición del bloque sudamericano y dejó solo a Grondona. De acuerdo con la misma versión, el Ejecutivo de la FIFA, al ver que no había acuerdo entre los propios miembros de la Conmebol, después de algunas deliberaciones optó por mantener las restricciones que afectan sobre todo a Bolivia.

El titular de la FBF, Carlos Chávez, quien viajó a último momento a Zúrich, no pudo hacer ninguna gestión a favor porque llegó a esa ciudad cuando la reunión del Comité Ejecutivo ya había comenzado, informó Lozada.

El vicepresidente segundo de la FBF, Jorge Justiniano, sugirió ayer que el fútbol nacional agote todas las instancias para revertir el veto, y que pida que el tema sea tratado en el próximo Congreso Ordinario de la FIFA —con participación de sus más de 200 miembros—, en el mes de mayo, sólo dos semanas antes de que se reanuden las eliminatorias mundialistas.

Mauricio Méndez, primer vicepresidente de la FBF y presidente de la Liga, considera que todavía hay instancias a las que Bolivia debe recurrir, entre ellas un Tribunal Arbitral del Deporte, por lo que no es oportuno ahora pensar en elegir otra sede para los partidos de la Selección Nacional como local, más bien defender la actual.

El viceministro de Deportes, el ex futbolista Milton Melgar, duda de que la Confederación Sudamericana de Fútbol haya hecho una buena defensa de la altura ante la FIFA.

“Dudo, porque hablar de Teixeira es hablar de una persona que tiene a la directiva del fútbol brasileño permanentemente hostigando con el tema de la altura”, puntualizó el viceministro en relación con la actuación del dirigente en Zúrich, recordando que los clubes de ese país tienen la intención de que el veto también llegue a los torneos de la Conmebol.

También le llamó la atención la ausencia de Leoz en la reunión de ayer pues, a su juicio, siempre que se toca el tema de la altura en reuniones importantes, incluso en Sudamérica, “por algún motivo algún representante siempre falta”, en alusión a las continuas ausencias de Ricardo Teixeira.

“Ahora falta Nicolás Leoz, no estuvo presente. No sé el motivo, pero tengo mis dudas porque siempre se ha manipulado para llegar a esta determinación”, comentó, según la agencia EFE.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, explicó que el Ejecutivo resolvió mantener la decisión adoptada en diciembre de 2007, cuando estableció una serie de límites para los partidos internacionales a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar, después de haberlos prohibido en el mes de mayo, y no dio mayores detalles.

La FIFA recordó que adoptó la determinación de limitar los encuentros en altitud tras las conclusiones de un simposio médico celebrado en Zúrich, con el objetivo de preservar la salud de los deportistas.

El dato

LO QUE DICE FIFA

En su página en internet, la FIFA publicó ayer lo siguiente: “A raíz de la decisión adoptada el 15 de diciembre por el Comité Ejecutivo en Tokio en relación con el fútbol a gran altitud, la Confederación Sudamericana de Fútbol presentó una solicitud de reconsideración que fue rechazada.

Según esta decisión, debe imponerse un límite de altitud a partidos de competiciones de la FIFA en los que no se permita un periodo de aclimatación a jugadores y árbitros. De conformidad con dicha decisión, se volvió a subrayar que se recomienda que el mismo límite se aplique a competiciones internacionales organizadas por otras entidades del fútbol”.

Tras idas y venidas ratificó su última resolución

Esta vez la FIFA no cambió de parecer. Entre mayo y diciembre de 2007 había dado marchas y contramarchas. Ayer ratificó la disposición de su Comité Ejecutivo tomada en diciembre pasado.

En mayo, la FIFA prohibió los partidos internacionales a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar, afectando no sólo a La Paz, también a la ecuatoriana Quito y a la colombiana Bogotá.

En junio subió el límite a 3.000 metros (“un margen de tolerancia que no deberá exceder por ningún motivo”, decía). Liberó a Quito y Bogotá, y dejó sola a La Paz.

Tras recibir al presidente de Bolivia, Evo Morales, en Zúrich y dado el respaldo de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) a La Paz, durante la Copa América de Venezuela, el titular de la FIFA, Joseph Blatter, y el de la Conmebol, Nicolás Leoz, firmaron una nueva resolución “de excepción” autorizando a Bolivia usar La Paz como sede de las eliminatorias rumbo a Sudáfrica 2010. Entonces el comunicado rezaba un límite de 2.500 metros con una tolerancia de hasta 2.800 metros sobre el nivel del mar “para futuras competencias”.

En diciembre, en Japón, el Comité Ejecutivo de la FIFA volvió a cambiar y reglamentó tiempos de aclimatación para determinadas alturas, dejando otra vez a La Paz al margen. Esa decisión la ratificó ayer.

No hay comentarios: