sábado, 29 de marzo de 2008

Bolivia apela ante el TAS contra el veto

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) y el Comité de Defensa de la Altura decidieron ayer dar luz verde al recurso de apelación ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) en contra de la resolución de la

FIFA, que prohíbe partidos internacionales en la altitud sin previa aclimatación.

El TAS, con sede en Lausana (Suiza), es una instancia que atiende asuntos deportivos, tanto de la FIFA como del Comité Olímpico Internacional (COI), y reconocido por éstos. Sus fallos son de cumplimiento obligatorio.

A través del arbitraje, Bolivia espera conseguir que quede sin efecto la resolución de la FIFA, del 14 de este mes, mediante la que prohíbe partidos a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar sin previa aclimatación del equipo visitante de al menos 15 días.

Lo que falta por definir es si el recurso será representado directamente por la FBF o, lo que parece más probable, a través de su intermedio sean los clubes de las ciudades que están afectadas por la determinación de la FIFA los que lo hagan.

Hasta el 4 del próximo mes, Bolivia tiene plazo para cumplir el primer punto del procedimiento, que es la presentación de la descripción de su apelación. Según norma la FIFA, se puede recurrir al TAS hasta 21 días después de emitida una resolución.

“Hasta el martes o miércoles esperamos presentar la base jurídica con el derecho que tenemos, como miembros de la FIFA, de recurrir a esta instancia”, dijo el presidente de la FBF, Carlos Chávez.

Si el Tribunal de Arbitraje Deportivo acepta el recurso, dentro de los 10 días siguientes a esa decisión Bolivia debe argumentar por qué considera que la resolución de la FIFA le afecta.

El tercer paso debe ser la conformación del panel, es decir la elección de los árbitros con la participación de las partes enfrentadas.

Una vez elegidos los miembros del tribunal, tanto la FIFA como Bolivia pueden pedir audiencia para presentar sus argumentos y acompañar las pruebas de descargo.

Según los entendidos en la materia, con todos esos elementos el TAS analizará el caso y luego emitirá el fallo. Aunque no hay un plazo fijo, puede ser en 90 días o un máximo de 120.

“Hemos recibido por parte de los dirigentes Wálter Torrico, Mauricio González y Wálter Zuleta diferentes trabajos preliminares de bufetes de abogados externos. Todos coincidimos en que tenemos el derecho de ir al TAS, y la posibilidad y la confianza de que nuestro reclamo, dentro de una política y estrategia establecidas, sea favorable”, sostuvo Carlos Chávez.

La FBF y el Comité de Defensa postergaron hasta el lunes la decisión sobre la empresa jurídica que representará la demanda boliviana.

Según Chávez, los recursos económicos para pagar el arbitraje deben salir del propio fútbol, y también del Estado, pues se está defendiendo un derecho de todo el país.

Aparte de recurrir al TAS, el fútbol continuará sus gestiones para que el veto sea revertido en el próximo Congreso Ordinario de la FIFA, previsto para el mes de mayo.

“Ya hemos hecho la petición para que el tema sea incluido en el orden del día, y que los 206 países miembros de la FIFA lo traten”, informó.

Asimismo, el 3 de abril, en la reunión del Comité Ejecutivo de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Bolivia pedirá que las asociaciones del continente se pronuncien en contra del veto, como ya lo hicieron antes, pero esta vez de forma escrita.

Otra mirada

COPRESIDENCIA

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) decidió formar una copresidencia del Comité de Defensa de la Altura. Incorporó a esa instancia al titular de Bolívar, Guido Loayza Mariaca, y ratificó al de The Strongest, Jorge Pacheco, a pesar de que éste había presentado su renuncia argumentando su dedicación a la celebración del Centenario de su club. “Con ambos vamos a dar una dinámica diferente a esta comisión”, dijo Chávez.

EN JUNIO, EN LA PAZ

Según el titular de la FBF, “está claro” que los próximos dos partidos de Bolivia por las eliminatorias, ante Chile y Paraguay, se jugarán en La Paz. “Logramos que las asociaciones miembros de la Conmebol acepten jugar en el estadio Hernando Siles bajo su propio riesgo, según una resolución emitida, lo que significa que sus jugadores no necesitan aclimatación. Estamos trabajando en ese escenario para que Paraguay acepte venir”, sostuvo.

Chávez cree que la resolución de la FIFA no es obligatoria, y que no impedirá que, por su voluntad, las selecciones se presenten en La Paz. “Como jugamos entre los sudamericanos, llámelo, si quiere, una especie de rebelión”, recalcó.

La Conmebol decidirá el 3 de abril si acepta “sugerencia” de FIFA

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) debatirá en su reunión ejecutiva del 3 de abril una recomendación de la FIFA para extender el veto a la altura a los torneos continentales, anunció ayer el presidente del organismo, Nicolás Leoz.

Tras una charla con el jefe de Estado, Nicanor Duarte, el titular de la Conmebol dijo a los periodistas que la prohibición de la FIFA de disputar partidos de las eliminatorias mundialistas en ciudades a más de 2.750 metros de altitud es de “exclusiva responsabilidad” del máximo organismo mundial.

Leoz señaló que la “sugerencia” de la FIFA de ampliar ese veto a los torneos del organismo como la Copa Libertadores, actualmente en disputa, será uno de los temas centrales del encuentro al que han sido convocados los presidentes de las 10 asociaciones nacionales.

La resolución del organismo mundial, que afecta a La Paz, Quito y la ciudad peruana de Cusco, exige un periodo de adaptación de al menos dos semanas para atenuar los efectos negativos de la altitud en el organismo.

Leoz fue recibido ayer por el jefe de Estado, Nicanor Duarte, con quien habló sobre el asunto y la marcha del fútbol sudamericano, contó el ministro de Deportes, Federico Frutos, quien acompañó al dirigente continental.

La reunión del titular de la Conmebol con Duarte se produjo 10 días después de que el presidente de Bolivia, Evo Morales, llamara por teléfono a su homólogo paraguayo para que interceda ante las autoridades deportivas de su país para que se desconozca el veto de la FIFA a la altura.

En ese sentido, dirigentes de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) han afirmado que están dispuestos a que la selección “albirroja” dispute su partido de las eliminatorias del Mundial de Sudáfrica en La Paz, situada a más de 3.600 metros sobre el nivel del mar.

Paraguay deberá visitar a Bolivia el 18 de junio, tres días después de enfrentarse con Brasil, en Asunción, en choque de la quinta jornada, por lo que los dirigentes locales consideran que será imposible un periodo de aclimatación como exige la FIFA.

No hay comentarios: