martes, 22 de enero de 2008

Otra batalla contra el veto en Santiago


Bolivia espera que las asociaciones que conforman la Confederación Sudamericana de Fútbol ratifiquen hoy el apoyo unánime de respetar el derecho de los países de elegir la sede de sus partidos de la eliminatoria. Los presidentes de las 10 federaciones se reunirán en Santiago de Chile, donde tratarán el tema de la práctica del fútbol en ciudades de altura.

Si el principio de solidaridad se manifiesta como lo anunciaron ayer el titular de la Conmebol, Nicolás Leoz, y su vicepresidente, Eugenio Figueredo —quienes aseguraron que causó sorpresa la decisión de FIFA y que confían que en el encuentro de hoy se ratificará el respaldo unánime al país—, entonces la Selección seguirá jugando en el estadio Hernando Siles, la sede oficial.

Para lograr que ello suceda, la postura nacional es invariable, se mantendrá firme en que se respete el escenario deportivo.

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Carlos Chávez, viajó a la capital chilena acompañado del tesorero y el gerente de la entidad, Jorge Pacheco y Alberto Lozada, respectivamente.

Cuando parecía que la competencia premundialista caminaría sin más obstáculos, a comienzos de año la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) ratificó su determinación de prohibir con carácter inmediato la realización de partidos de fútbol a una altura superior a los 2.750 metros sobre el nivel del mar si no hay la adaptación previa de por lo menos dos semanas para el caso de La Paz.

Su decisión se basa en recomendaciones de su comisión médica, que afirma que su “principal preocupación es proteger a nuestro deporte, sobre todo a los jugadores”, bajo el principio de que “es mejor prevenir que lamentar”.

Esta decisión, que no tiene un sustento médico-científico, originó de nuevo una campaña nacional e internacional para evitar que se consume. Nuevamente la causa liderada por Bolivia consiguió adhesiones de gobiernos de la región y organismos deportivos como la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (Fifpro), que piden al ente matriz del fútbol que respete el principio de universalidad que pregona de este deporte.

El Gobierno de Evo Morales retomó de nuevo su lucha contra el veto y ha comprometido todo su apoyo para continuar con los estudios médicos y científicos, que contarán con la participación de profesionales designados por cada una de las Asociaciones Nacionales, para demostrar que en la altura nadie se ha muerto ni ha sufrido consecuencias fatales, como ha sucedido en otros escenarios deportivos.

Chávez y el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, se reunieron la semana pasada con el vicepresidente de la FIFA, Julio Grondona, quien les recordó de un compromiso asumido por anteriores dirigentes para construir otro escenario deportivo en La Paz que obedezca las recomendaciones de FIFA, lo que fue negado de plano, tanto por el Gobierno nacional como por dirigentes del balompié boliviano.

En esa reunión Grondona se comprometió a respaldar la causa del país y ayudar para que se ponga fin definitivamente a este problema que está vigente desde 1994 y en el que la FIFA ha tomado determinaciones erráticas y sin sustento científico.

La agencia Efe citó ayer que, según comentarios de pasillo, queda por ver hasta qué punto los dirigentes sudamericanos están dispuestos a llegar frente a una decisión del máximo organismo del fútbol mundial, que en la práctica tiene el valor de una orden ejecutiva.

Los principales argumentos para oponerse a la determinación es la falta de informes médicos precisos sobre los efectos de la altura en la salud de los jugadores, apoyada en el hecho de que jamás futbolista alguno ha tenido algún problema de salud por jugar en La Paz, Potosí u Oruro, en Bolivia o en Cusco (Perú), ni menos aún en Quito, que está justo sobre el límite fijado por la FIFA.

Leoz ratifica que el apoyo a Bolivia no ha cambiado

El presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Nicolás Leoz, se solidarizó ayer en Santiago con Bolivia, en la víspera de una reunión que la entidad celebrará mañana en Santiago, para debatir el veto de la FIFA a los partidos en altura.

“Yo fui bien claro el año pasado, somos solidarios con Bolivia y no hemos cambiado de posición,” afirmó el dirigente, de nacionalidad paraguaya, a su llegada a Santiago para encabezar la reunión que celebrará hoy el Comité Ejecutivo de la Conmebol y los presidentes de las 10 federaciones afiliadas.

La FIFA prohibió recientemente la disputa de partidos internacionales a más de 2.750 metros sobre el nivel del mar, lo que en la región perjudica principalmente a Bolivia, que juega sus partidos eliminatorios en La Paz, a 3.577 metros de altitud.

Leoz declinó adelantar alguna conclusión de la reunión de este martes y señaló que no puede decir nada antes de escuchar a los 10 presidentes de federaciones que agrupa la Conmebol.

Para el máximo dirigente del fútbol sudamericano, la decisión de la FIFA “es una cuestión exclusivamente médica. En el fondo no sabemos si es política, eso lo veremos mañana (por hoy), pero el año pasado se resolvió ser solidario con Bolivia y esperamos mañana confirmar”.

Otra mirada

EN DIRECTO

Radio Panamericana transmitirá en su programación habitual lo que acontezca en la reunión de Santiago. El periodista Ramiro Sánchez es el enviado especial del Panamericano Deportivo para la cobertura del encuentro de los presidentes de las federaciones de fútbol de la región.

EN SANTIAGO

Se eligió la capital chilena porque allí se desarrolla la primera versión del Campeonato Sudamericano Femenino Sub-17 y varios dirigentes se encuentran allí acompañando a sus equipos.

SÓLO DIRIGENTES

Por tratarse de una reunión exclusiva de dirigentes del fútbol se desestimó la idea de que un miembro del Gobierno acompañe a la delegación boliviana para gestionar apoyo para el país. Sin embargo, el trabajo diplomático continuará hasta que el tema sea archivado definitivamente.

No hay comentarios: