miércoles, 16 de enero de 2008

Grondona promete apoyo para el 22





El primer paso para que la Conmebol ratifique su solidaridad con Bolivia y que los partidos de la eliminatoria para el Mundial de Sudáfrica se sigan disputando en La Paz se dio ayer en Buenos Aires, donde el presidente de la Asociación Argentina de Fútbol (AFA), Julio Grondona, se comprometió a respaldar al país y ayudar para que de una vez se ponga punto final al conflicto por la altura.

El también vicepresidente de la FIFA recibió en su despacho de la capital argentina a la delegación boliviana integrada por los dirigentes Carlos Chávez, Mauricio Méndez y Rómer Osuna (tesorero de la Conmebol), además del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, en representación del Gobierno. También estuvo el gerente general de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Alberto Lozada.

En el inicio de la charla, Bolivia pidió una explicación de la resolución adoptada por la FIFA de prohibir los encuentros internacionales de fútbol por encima de los 2.750 metros de altura sobre el nivel del mar sin la aclimatación correspondiente.

La representación nacional sostuvo que una resolución de esa naturaleza es injusta y que puede causar efectos en otros rubros.

El titular de la Federación, Carlos Chávez, reconoció que lo hecho ayer es un gran avance, pero falta mucho y que hay que seguir trabajando para que el día 22, en Santiago, los presidentes de las asociaciones nacionales de fútbol ratifiquen el compromiso asumido en junio del año pasado en Asunción.

“En el encuentro con don Julio Grondona creo que se ha avanzando en las posiciones, le hemos pedido alguna explicación, que nos amplifique los alcances de la resolución de FIFA. Yo creo que no sólo se ha conseguido el apoyo de Grondona, sino que asumió un compromiso de buscar una solución definitiva a este tema que es muy delicado, que preocupa porque es serio. Sobre esa base vamos a construir lo que queremos para el país”, sostuvo Chávez a poco de concluir la cita.

En su criterio, se está dando al país la certidumbre de que se está avanzando con pasos firmes para que el fútbol boliviano se quede tranquilo.

“Ésa es la obligación que tenemos como país, estamos haciendo lo que nos corresponde. Ahora pedimos compromiso, le hemos explicado que una decisión de esa naturaleza traerá malas consecuencias, habrá daños colaterales”, agregó.

“Lo que queremos es encontrar soluciones definitivas, no parches para que mañana no aparezca otra vez el mismo problema, eso no es serio y así se lo transmitimos a Grondona”, apuntó el dirigente federativo.

Aunque prefiere ir con calma y alistar el terreno para la reunión de la Conmebol del día 22 en Santiago, Chávez es optimista y asegura que la sede de los partidos premundialistas no se moverá de La Paz. “Tengo la plena confianza y el ánimo de que será así, que el día 22 todo se va a resolver favorablemente”, recalcó.

Según sugerencia de su Comisión Médica, la FIFA recomienda para el caso de La Paz (3.600 m.s.n.m.) no disputar partidos o que los jugadores cumplan un periodo de adaptación de por lo menos dos semanas antes de cada compromiso.

Con esa decisión se elimina a la sede de gobierno de la competición premundialista porque las selecciones disponen de sus jugadores, sobre todo aquellos que actúan en el fútbol de Europa, sólo cinco días antes de los juegos.

Chávez dice que fue un encuentro de sinceramiento y honestidad

Los dirigentes de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) que se dialogaron ayer en Buenos Aires con Julio Grondona confían en que su palabra no cambiará la próxima semana, cuando la Conmebol se reúna en la ciudad de Santiago de Chile.

“No queremos llegar al día 22 sólo con las muestras de apoyo y que por debajo se haga otra cosa, eso hablamos aquí (en Buenos Aires); lo dicho hoy (ayer) es de sinceramiento y honestidad, en ese sentido creo que hemos avanzado bastante. Cuando Grondona habla de asumir compromisos serios, quiere decir que hay que buscar soluciones a un problema que data de 1994, algo que no es nuevo, confiamos en que se hará lo mismo con los otros países”, declaró Carlos Chávez.

La presencia de la delegación en la capital argentina también fue aprovechada para tomar contacto con presidentes de otras federaciones. El titular de la FBF contó que ha dialogado con Eugenio Figueredo, Manuel Burga, Juan Napout y Luis Chiriboga, de las asociaciones de Uruguay, Perú, Paraguay y Ecuador, respectivamente.

Los contactos continuarán, la estrategia de defensa de Bolivia es que para el encuentro en la capital chilena se ratifique el apoyo de Asunción de 2007.

El viaje de regreso está programado para hoy y se estima que al final de la tarde la misión boliviana llegará a Santa Cruz. “Este tema nos tiene preocupados, pero confiamos en que habrá consenso con todos los actores del fútbol”, concluyó el dirigente federativo.

APOYO ESTATAL

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, por su parte, afirmó que para defender el fútbol en la altura hay motivos no solamente históricos, tomando en cuenta que son más de cien años que Bolivia está jugando en estas ciudades y no existe evidencia absoluta de que a alguien le haya afectado practicar esta deporte en estas condiciones.

Según el reporte de la agencia estatal ABI, la autoridad gubernamental sostuvo que un veto a la altura en Bolivia puede generar que se prohíban otras disciplinas, dando lugar a un efecto dominó.

Dijo también que se tiene que tomar en cuenta el derecho cultural, “porque los pueblos andinos, los pueblos indígenas que vivimos en Los Andes, no solamente hemos practicado el fútbol, sino que practicamos otras disciplinas desde hace miles de años y no tenemos por qué obedecer una lógica unilateral como es la de la FIFA. Lo nuestro es un derecho consagrado históricamente, culturalmente y, además, protegido por las Naciones Unidas”.

La autoridad de Gobierno alertó que la disposición de la FIFA puede dividir al país en dos, con una sola región donde se podrían disputar partidos.

El dato

Visita de comisión

En el encuentro de ayer se solicitó también la creación de una comisión médica dentro de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) para que realice todos los estudios científicos que permitan verificar si efectivamente jugar en altura hace daño a los jugadores y, luego, usar los resultados de estas investigaciones para contrastarlos con la opinión del comité de la FIFA que es dirigido por el médico belga Michel D’Hooge, quien recomendó poner límite a la práctica de fútbol en las ciudades de altura.

No hay comentarios: