martes, 15 de enero de 2008

Evo Morales: “Veto de FIFA a altura es pena de muerte a universalidad del fútbol”

El presidente de Bolivia, Evo Morales, acusó a la FIFA de “decretar la pena de muerte a la universalidad del fútbol”, tras su nueva decisión, no oficializada aún, de establecer periodos de adaptación a la altura cuando se jueguen partidos a más de 2.500 metros de altitud.

El mandatario indígena, que es un ferviente apasionado del fútbol, consideró que la nueva determinación de la FIFA “es una forma de descuartizar al mundo”, según dijo el canal estatal de televisión TVB.

El pasado viernes dirigentes de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) anunciaron que la FIFA decidió dejar al margen todas las decisiones anteriores al respecto y emitir una nueva en la que estableció períodos de adaptación desde tres hasta 15 días para partidos oficiales que se disputen en ciudades a más de 2.500 metros de altitud.

“En el fondo es un veto”, afirmó el presidente y aseguró que además, con la nueva resolución, el fútbol pierde su otro componente “de deporte integrador y se vuelve solamente para la élite”.

El jefe de Estado expresó, no obstante, su confianza en que los dirigentes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) “defenderán el deporte en la altura”, como se comprometieron cuando los visitó en Asunción del Paraguay, el 2007.

El mandatario recordó que incluso hay el compromiso del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, de no afectar los partidos internacionales que se disputen en La Paz.

La nueva resolución, aún no fue oficializada pero según el presidente de la FBF, Carlos Chávez, es de conocimiento de la Conmebol y de aplicación inmediata.

Chávez dijo que esta resolución dejaría al margen al estadio Hernando Siles de La Paz (3.577 m), sede histórica de la selección boliviana en las eliminatorias mundialistas sudamericanas, porque su uso está condicionado a una adaptación “irrealizable” de 15 días.

Además, los estadios de los representantes bolivianos en la Copa Libertadores de América, Real Potosí y San José, situadas en las ciudades andinas de Potosí (suroeste) y Oruro (sur) se encuentran a 4.000 y 3.700 metros de altitud, respectivamente, corren también el riesgo de ser vetados por sus rivales en el torneo continental.

La nueva resolución de la FIFA habla de tres días de adaptación cuando se jueguen partidos en estadios por encima de los 2.500 metros sobre el nivel del mar, de una semana para encuentros en estadios por encima de 2.750 m y dice que no se disputarán partidos en estadios por encima de 3.000 m, excepto se dé un periodo de aclimatación de “dos semanas como mínimo”.

“No es aplicable (la decisión) porque ningún club del exterior podrá aclimatarse en los períodos de los cuales habla esa decisión. Los golpes de la FIFA siguen de manera sistemática”, ya había remarcado el titular del fútbol boliviano el pasado viernes tras enterarse de la decisión.

Ese día Chávez también pidió a la Conmebol una reunión de emergencia para tratar el tema, la misma que se realizará el 22 de enero en Santiago de Chile.

No hay comentarios: