martes, 22 de enero de 2008

El debate de la altura gana aire en Santiago

¿ Hasta qué punto da ventaja o es arriesgado jugar en ciudades encumbradas? La polémica quiso acabarla por primera vez el Comité Ejecutivo de la FIFA el 27 de mayo del 2007, al prohibir partidos oficiales en ciudades situadas a más de 2.500 metros de altitud por “razones médicas, para proteger la salud de los jugadores”.
Los gobiernos de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú rechazaron el veto y la FIFA amplió el límite a 2.800 metros, con un techo de hasta 3.000 metros.

La primera resolución de la FIFA afectaba a los estadios de Bogotá (ciudad situada a 2.649 metros sobre el nivel del mar) y de Quito (a 2.850 metros). La segunda confirma la amenaza de veto a los partidos oficiales en La Paz (3.577 metros) y Cusco (3.350 metros), respectivamente.

Para desactivar el primer veto de la FIFA, la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) presentó el año pasado un estudio de su Comisión Médica, que recomendó la disputa de partidos en ciudades de hasta 4.000 metros, pero con un proceso de adaptación de, al menos, dos semanas para minimizar la hipoxia.

En el estadio Hernando Siles, de La Paz, Bolivia cedió un empate frente a Colombia el 17 de octubre del 2007, y tiene previsto jugar con Chile y Paraguay en junio próximo los partidos de las jornadas quinta y sexta de las eliminatorias. Bogotá, EFE

No hay comentarios: