martes, 18 de diciembre de 2007

Lucha contra los “poderosos” enemigos

Después de la resolución del Comité de Emergencia de la FIFA en la que se disponía que la selección boliviana podía jugar las eliminatorias al Mundial Sudáfrica 2010 en el estadio “Hernando Siles” de La Paz, la dirigencia del fútbol boliviano se durmió en sus laureles muy confiada; mientras los enemigos de la altura claramente identificados (Joseph Blatter, Ricardo Terra Teixeira y Julio Grondona) siguieron trabajando muy por debajo para tratar de “eliminar” a un sector del fútbol de Bolivia de torneos internacionales, en claro atentado al principio básico que es la universalidad del fútbol.
Joseph blatter
Y eso no es nuevo, porque cada cita que se avecina respecto al sorteo del rol de partidos de una competencia internacional se nota “la mano negra” de algunos de estos tres personajes. Ya ocurrió antes del sorteo de las eliminatorias; ahora a horas del sorteo de la Copa Libertadores de América, vuelve a sonar el tema de la altura con una nueva sorpresa, y esto es sintomático, sino basta revisar las estadísticas.

Julio grondona, presidente de la AFA.

Quedó demostrado que la altura no mata, y así lo certificaron los médicos bolivianos que fueron a exponer a la cita de los expertos en Zúrich en octubre pasado, con datos científicos, clínicos y estadísticos, pero sin analizar en su verdadera dimensión los alcances de esos estudios, Joseph Blatter con el pretexto de cuidar la salud de los jugadores emitió una resolución que veta los escenarios deportivos a más de 2.750 metros sobre el nivel de mar, sin tomar en cuenta que en campos deportivos con altas temperaturas y mucha humedad se cobraron vidas de futbolistas; además que los argentinos, brasileños y uruguayos son los “únicos” que se quejan de la altura, porque el resto de los jugadores bien preparados física, mental y psicológica no le prestan la menor atención.

Grondona
Esperemos que la nueva propuesta de defensa que prepara la Federación Boliviana de Fútbol en coordinación con autoridades del Gobierno nacional sea más contundente, dejando de lado las migajas con las que nos conforman cada vez que se levanta el caso.

Hoy es la hora de tocar las puertas de todas las instancias políticas, sociales del mundo, así le duela a la FIFA, porque es hora de hacer respetar la universalidad del fútbol, contra cualquier consecuencia.

Ricardo teixeira, presidente de la CBF.

DENUNCIA

El Defensor del Pueblo denunciará ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Organización de Naciones Unidas (ONU), que la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) ejerce el Apertheid (separación) hacia Bolivia, al prohibir practicar el fútbol a más de 2.750 metros sobre el nivel del mar.

El sábado, la FIFA anunció la prohibición de jugar partidos de fútbol internacionales en estadios ubicados a más de 2.750 metros altura sobre el nivel del mar, salvo que los jugadores realicen un proceso de aclimatación, lo que influirá en las eliminatorias sudamericanas para el Mundial 2010 de Sudáfrica.

En criterio del Defensor del Pueblo, Waldo Albarracín, el problema que tiene la FIFA con Bolivia ya no es un tema de carácter deportivo, sino Apertheid, de condenar a un pueblo por el delito de haber nacido en algún determinado lugar.

Recordó que se juega en la altura competencias internacionales desde que existe el fútbol. “Que yo recuerde no huno un solo muerto por competencias deportivas en la altura, pero si hubieron muchos muertos, incluso este año, en competencias por el calor excesivo”.

El Defensor advirtió un sesgó de parte de la FIFA, porque el tema sale de límites deportivos para convertirse en un problema de derechos humanos, de interés nacional y de la comunidad internacional.

En opinión de Albarracín, los organismos internacionales deben pronunciarse para no permitir el Apartheid y condenar a quienes están promoviendo estos vetos arbitrarios y dejen de actuar por un interés comercial.

Insistió el defensor que en el fondo no prima el interés deportivo, sino la imposición de algunos países, que definitivamente quieren monopolizar los beneficios de este deporte.

Garantizó que replanteará la queja ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por la determinación de la FIFA, que prohíbe las competencias internacionales del fútbol a más de 2.750 metros sobre el nivel del mar.

Texeira

“Me parece legítimo que intervengan todos los organismos internacionales, porque a nombre de la altura no se puede practicar algo que creíamos ya estaba extinguido como es el régimen del Apartheid. Al haberse integrado Sudáfrica a la comunidad internacional extinguiendo el Apartheid por razones raciales, pensamos que había sido resuelto, pero hoy en día se impone una nueva forma de discriminación, arbitrario e injusto”, indicó el Defensor del Pueblo.

No hay comentarios: