domingo, 16 de diciembre de 2007

La directiva boliviana recibe con sorpresa la prohibición aplicada

La prohibición modificada de la FIFA fue recibida en Bolivia con sorpresa e indignación.

“Es una medida muy fregada”, fue lo único que atinó a mencionar el presidente de la Liga y primer vicepresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Mauricio Méndez, quien no quiso emitir una opinión hasta no tener la comunicación oficial.

El gerente General de la Federación, Alberto Lozada Áñez, exteriorizó su sorpresa porque se dice una cosa y se hace otra en las esferas de la matriz del fútbol internacional.

“Pensamos que todo había sido explicado en el congreso médico, pero al parecer la FIFA se estaba guardando algo para sí”, expresó el gerente de la entidad.

El vicepresidente de San José, Adolfo Espinoza, consideró que si la medida tiene repercusiones en las competencias internacionales, será un grave perjuicio para las arcas del elenco orureño.

“Podemos jugar en cualquier lado, pero tenemos nuestra sede natural que es Oruro”, acotó Espinoza.

Daniel Martínez, vicepresidente del club Real Potosí, indicó: “Quiero creer que no es verdad, tengo la esperanza de ello”.

Otros detalles

El veto
La FIFA rectificó el 15 de junio su primera resolución de vetar los partidos de selecciones a más de 2.500 metros, para elevar a 2.800 msnm.

La nueva medida
La nueva recomendación de la cúpula de la FIFA ahora afecta la competición a nivel de clubes, lo que generó desconcierto en el país.

No hay comentarios: