miércoles, 19 de diciembre de 2007

Comisión contra el veto llama a expertos

La Comisión Permanente de Defensa de la Altura, creada por la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) el lunes, decidió incorporar a sus filas a tres conocedores de la materia que en el pasado lucharon exitosamente contra el veto: el ex presidente de la FBF Guido Loayza Mariaca, el médico especialista en biología de la altura Mario Paz Zamora y el ex directivo de la federación y del club Bolívar Percy Luza.

La comisión tendrá un encuentro hoy con el presidente de la República, Evo Morales Ayma, a fin de delinear las estrategias de defensa ante la nueva ofensiva de la FIFA, que prohibió la disputa de partidos internacionales en sitios superiores a los 2.750 metros sobre el nivel del mar si no hay aclimatación previa.

Por primera vez en el último tiempo la dirigencia actual del fútbol boliviano ha decidido apelar a “refuerzos”, quienes en el pasado libraron una batalla contra la FIFA y lograron que el veto fuera desterrado, aunque efectivamente no para siempre, pues el tema ha vuelto al tapete con más fuerza.

Loayza puede ser clave por su experiencia en los contactos internacionales y su conocimiento sobre el tema, pues fue él quien en 1996 impulsó varias iniciativas. Una actual de él es publicar el “libro blanco” sobre la altura, que contenga toda clase de argumentos demostrativos de que jugar al fútbol en la altitud no es dañino para la salud.

Paz Zamora, ex director del Instituto Boliviano de Biología de la Altura (IBBA), es probablemente el médico boliviano más interiorizado sobre el asunto, justamente porque fue quien encabezó los estudios científicos de aquella época.

El médico se mostró ayer presto a colaborar. “Nuestra experiencia en estos asuntos puede ayudar mucho”, sostuvo.

Paz Zamora, junto con otros profesionales expertos en el tema de biología de la altura, elaboró el documento Fútbol y Altura, que fue presentado en la FIFA para defender el derecho de Bolivia de jugar en La Paz y otros sitios altos.

“Ellos han trabajado anteriormente en esta lucha, defendieron la altura con argumentos sólidos y científicos. Por eso los consideramos invitados válidos para trabajar con esta comisión”, declaró ayer el tesorero de la FBF y presidente de The Strongest, Jorge Pacheco.

Dentro de la comisión también se estructuró un Comité Ejecutivo, que está compuesto por los clubes Real Potosí, San José, La Paz Fútbol Club, Bolívar, The Strongest y Universitario, directamente afectados por la decisión de la FIFA.

Asimismo se creará una secretaría general y se nominará a un vocero oficial.

La Comisión Permanente de Defensa de la Altura se reunió por primera vez ayer en La Paz. Además de dirigentes de esos clubes, participaron el presidente de la Liga, Mauricio Méndez, y el de San José, Florencio España.

Aunque no todos estuvieron presentes, la totalidad de los clubes de la Liga respalda la lucha contra el veto, según Méndez.

El IBBA, el Círculo de Periodistas Deportivos de Bolivia (CPDB) y Futbolistas Agremiados (Fabol) también están dentro de la comisión.

Pacheco confirmó que el Gobierno ha invitado a la comisión a una reunión para hoy.

“Consideramos que la medida de la FIFA es precipitada, siendo que para octubre de 2008 autorizó el desarrollo de un congreso mundial médico con 600 participantes para establecer las condiciones adversas de altura, frío y elevado calor que se dan al jugar. Hasta ahora no existe un estudio científico que respalde la decisión de la FIFA”, indicó Méndez.

Chávez hace gestiones para conseguir respaldo

La Federación Boliviana de Fútbol ha conseguido que el Comité Ejecutivo de la Confederación Sudamericana de Fútbol incluya en la agenda de hoy el análisis y efectos que puede causar la decisión de la FIFA de limitar la práctica del fútbol en la altura a 2.570 metros sobre el nivel del mar.

El titular de la FBF, Carlos Chávez, está desde ayer en Asunción, donde mantuvo reuniones con varios de sus colegas de asociaciones, quienes según contó el dirigente se mostraron sorprendidos por la noticia que llegó desde Japón.

Las representaciones de Perú, Ecuador y Colombia, que también podrían verse afectadas por esta medida, brindaron respaldo de inmediato y lo mismo sucedió con Venezuela. Otras delegaciones como las de Chile y Paraguay respondieron que acatarán lo que digan las conclusiones de los estudios científicos que se llevarán a cabo.

Las potencias como Brasil, Argentina y Uruguay, consideradas enemigas de la altura, no se han pronunciado al respecto.

“Lo que se ha avanzado hoy (por ayer) hace ver con optimismo la reunión del Comité Ejecutivo. Varios presidentes han mostrado sorpresa por el tratamiento del tema en Tokio. En la Conmebol se considera que mientras sigan los estudios científicos no se pueden tomar decisiones, no hay una base científica en la que se respalden, eso se expresó en junio cuando conseguimos apoyo para que Bolivia juegue la eliminatoria en La Paz”, comentó Chávez por teléfono a los miembros de la Comisión de Defensa de la Altura.

San José analiza jugar en el valle

Si no es Oruro, San José jugará sus partidos de Copa Libertadores de América en Cochabamba, anticipó ayer Florencio España, presidente de la entidad orureña, pero no porque se acepte el veto de la FIFA, sino porque el estadio Jesús Bermúdez está siendo refaccionado y los trabajos aún pueden demorar.

Por ahora la dirigencia “santa” no sabe cuándo concluirán las obras, por lo que está tomando precauciones.

España informó que está previsto que el 15 de enero llegue una Comisión de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) para llevar a cabo una inspección al escenario y, según lo que determine, se sabrá si San José puede o no jugar en Oruro.

Cochabamba “está muy cerca (para que la afición de Oruro pueda trasladarse), y además hay mucha gente en esa ciudad que nos apoya”, sostuvo.

No hay comentarios: