miércoles, 19 de septiembre de 2007

El veto parece una cuestión definitiva


Las próximas eliminatorias mundialistas serán las últimas que se disputen en La Paz si, como parece, la FIFA ya tiene “oleada y sacramentada” su decisión de vetar a la altura, por más que en octubre Bolivia presente una defensa científica.

Según la doctora especialista en altura Hilde Spielvogel, hay indicios de que “todo está decidido” y que los científicos de la FIFA opinan que La Paz está en un lugar “muy alto” y debe ser vetada para los partidos de las eliminatorias.

“Bolivia va a ser el único país que va a presentar estudios en jugadores de fútbol, algo que no se ha hecho hasta ahora. Nuestra exposición será de lo que nos pidieron, de la práctica del fútbol a gran altitud en La Paz”, pero quizás la postura nacional no sea tomada en cuenta, advirtió Spielvogel.

Está previsto que el sábado 27 de octubre, entre las 13.00 y 14.00, Bolivia haga su presentación, para luego entrar en una discusión. Hilde Spielvogel será la encargada de la exposición y contará con el apoyo de los médicos Enrique Vargas, Ivo Eterovic y Antonio Postigo, a quienes se sumará como consultor el boliviano Guillermo Aponte Fernández, un experto que hizo estudios especiales en La Habana.

La médica adelantó que “será una discusión grave, porque amigos alemanes que están en el panel de científicos me adelantaron que va a ser muy difícil (revertir el veto), porque aparentemente ya está (todo) decidido”.

“No sabemos si la FIFA seguirá nuestras recomendaciones, pero vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para hacer una buena presentación. No hay que perder las esperanzas”, agregó.

La especialista considera que si Bolivia no logra cambiar en octubre la postura de la FIFA, su lucha no debe terminar. “Debemos demostrar que no hay razones científicas para evitar la competición internacional en La Paz”, afirmó.

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, recordó que “prácticamente la decisión de no jugar en La Paz estaba tomada, pero una reunión del Comité Ejecutivo de la Conmebol sirvió para permitir que estas eliminatorias se jueguen en La Paz” y, por tanto, hay que seguir luchando para que el veto no llegue después.

“El tema —añadió— no es esta eliminatoria, sino son las próximas y esperemos que las próximas se sigan jugando en La Paz”.

El titular de la FBF dijo que este asunto es político y, en ese sentido, se está trabajando junto con los presidentes del área andina, con quienes está en permanente contacto.

“Nosotros no nos eliminamos ni con europeos, asiáticos ni nos eliminamos con africanos, nosotros competimos entre sudamericanos, y vamos a pelear a muerte para que las eliminatorias se jueguen en La Paz”.

En ese sentido, anunció que el 27 de septiembre habrá una reunión de Comité Ejecutivo en Asunción, donde se volverá a tratar el tema.

“Mi periodo acabará en 2010, y espero dejar hasta entonces solucionado este tema y que las eliminatorias se jueguen permanentemente en La Paz; si no es así, mi sucesor debe pelear como pelea Carlos Chávez, y tiene que hacerlo con tezón y piel boliviana, porque La Paz es parte de nuestra soberanía, y eso nadie debe desconocerlo”, finalizó.

Entregan los equipos para hacer pruebas

Los equipos que ha solicitado el Instituto Boliviano de Biología de la Altura (IBBA) con el fin de comenzar una serie de pruebas con jugadores de fútbol, y analizar sus reacciones aeróbicas y anaeróbicas del llano en la altura y viceversa, serán entregados hoy, en el Viceministerio de Deportes, para su inmediata utilización.

En octubre, el país presentará ante la FIFA un documento denominado “Bolivia a la Altura del Desafío”, que ya fue presentado en junio de 2007 a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), con una ampliación y enriquecimiento de las investigaciones que se hagan hasta esa fecha.

El equipo, denominado K-4, servirá para efectuar evaluaciones en La Paz, Trinidad y Santa Cruz, y se tiene previsto que el 8 y 9 del próximo mes de realicen pruebas en Buenos Aires con 10 jugadores bolivianos y el día 11 lleguen a La Paz futbolistas argentinos, para efectuar las mismas pruebas.

Además, junto con los médicos del IBBA serán invitados los galenos ecuatorianos Galo Narváez y Tayron Flores, quienes trabajarán desde el 1 de octubre en el país.

Se efectuarán tres test, a fin de verificar que la altura no crea problemas, sino que da algunas ventajas. Un test está referido a la reactividad, que es una plataforma de fuerza, encarando saltos para determinar la potencia del salto; otro de fútbol, en el que se efectúan jugadas y remates, a cierta velocidad, para medir la capacidad anaeróbica de los jugadores, y, finalmente, un test aeróbico, en el que se correrán, en una pista, 150 metros y se caminarán 50 metros de recuperación, para lo cual se utilizará todo el aparataje que será entregado hoy.

No hay comentarios: