sábado, 14 de julio de 2007

La altura fue el tema álgido de la reunión

La primera pregunta de la rueda de prensa, y la que causó más “escozor”, fue sobre la decisión de la Fifa de prohibir jugar partidos a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar. El suizo Blatter se defendió y explicó el tema:

“A fines de mayo, el Comité ejecutivo tomó la decisión que jugar al fútbol a una altura superior a los 2.500 metros afecta la salud de los protagonistas, siempre que no exista la adecuada aclimatación, pero fue un llamado de atención y no una interdicción”.

El presidente de la Fifa revocó la decisión para Bolivia, la principal afectada de la decisión, debido a que las nueve asociaciones nacionales de Suramérica, al margen de la afectada, se avocaron a jugar en el estadio que decida la nación altiplánica.

Pese a esto, advirtió: “Continuaremos tratando este tema de la altura en un próximo congreso en Zúrich, de la época, del frío, de la nieve, de la altura”.

No hay comentarios: