domingo, 15 de julio de 2007

¿Última vez en La Paz?


La Prensa y El Deber.- La guerra contra el veto a la altura no ha terminado. El estadio Hernando Siles de La Paz ha sido autorizado para recibir los partidos de la Eliminatoria Mundialista Sudáfrica 2010, pero para las futuras etapas de clasificación la Federación Boliviana de Fútbol tendrá que hacer realidad la sugerencia de la Federación Internacional de Fútbol Asociado y la Conmebol de construir un estadio situado a menor altura que el de Miraflores o buscar otra ciudad sede.

Ayer en la ciudad venezolana de Maracaibo, la FIFA y Conmebol emitieron un comunicado de cuatro puntos. En el tercero se ratifica a La Paz para la competencia de selecciones que se avecina, pero en el siguiente acápite sugiere hacer caso de las recomendaciones médicas de la FIFA de evitar los partidos oficiales de selecciones a más de 3.000 metros de altura, porque se considera una desventaja deportiva para quienes residen en el llano.

“Se solicita a las autoridades políticas y deportivas de Bolivia realizar las gestiones tendentes a que la ciudad de La Paz disponga en el futuro de un escenario deportivo que contemple los estudios realizados por la Comisión Médica de la FIFA, en una cota máxima de 2.500 m. sobre el nivel del mar, con una tolerancia de hasta 2.800 m. para las futuras competencias”, dice la nota firmada por el presidente de FIFA, Joseph Blatter, y el de la Conmebol, Nicolás Leoz.

La aprobación es sólo para el estadio Hernando Siles, otros escenarios que están en ciudades de altura, encima de los 3.000 metros, como Oruro y Potosí y la peruana Cusco, no están habilitados.

“Las localías se fijarán en estadios aptos, aprobados por la FIFA y sobre todo en aquellos en los cuales se ha disputado la eliminatoria anterior. Solamente se autorizará cambio de escenario cuando las condiciones climáticas y geográficas sean similares y no impliquen una ventaja deportiva para nadie en particular”, señala de manera textual otro punto del documento. con el que se descarta la intención de Perú de llevar algunos compromisos de su calendario a Cusco, a 3.300 metros de altura.

Con esta medida, que tendría que entrar en vigencia a partir de las eliminatorias para el Mundial de 2014, la Selección nacional tendrá que establecer su base de operaciones en Santa Cruz, Cochabamba o Sucre, por estar dentro de los límites exigidos por la FIFA, quedando descartada La Paz, salvo que se construya otro estadio como dice la comisión médica.

Chávez dice que continuará la defensa

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) anunció que redoblará esfuerzos en procura de que el veto a las ciudades de altura sea desterrado definitivamente y para ello pondrá toda su atención en que el informe médico que se presentará en octubre a la FIFA tenga los fundamentos científicos que rebatan al que ahora rige en el organismo mundial del fútbol.

El presidente de la FBF, Carlos Chávez, anunció que, una vez que se ha conseguido que el estadio Hernando Siles albergue los cotejos del premundial de Sudáfrica, el trabajo no ha terminado y que todavía queda mucho por hacer.

“Es una doble responsabilidad demostrar que en la altura no hay daño para los deportistas, en ese asunto es que tenemos que seguir trabajando”, dijo Chávez.

“La altura no la creamos nosotros, es de siempre, siempre jugamos en La Paz, esta ciudad es Bolivia como también lo son Santa Cruz, Sucre, Tarija, Oruro y Potosí y la vamos a defender.

Nuestra obligación es demostrar de que en La Paz se puede jugar, que la altura no es dañina para los atletas”, respondió el dirigente ayer en Santa Cruz, donde hizo público el comunicado conjunto de la FIFA y la Conmebol.

EL COMUNICADO

1) La eliminatoria se jugará con el sistema de todos contra todos en las fechas dobles del Calendario Internacional comenzando en octubre próximo y agregando otra fecha entre el 14 y 18 de junio del 2008.

2) Las localías se fijarán en estadios aptos, aprobados por la FIFA y sobre todo en aquellos en los cuales se ha disputado la eliminatoria anterior. Solamente se autorizará cambio de escenario cuando las condiciones climáticas y geográficas sean similares y no impliquen una ventaja deportiva para nadie en particular.

3) Accediendo a un pedido específico de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), y al respaldo unánime de la Conmebol, se autoriza en esta oportunidad que la ciudad de La Paz sea escenario de los partidos de la selección de Bolivia, en el estadio Hernando Siles.

4) Se solicita a las autoridades políticas y deportivas de Bolivia realizar las gestiones tendentes a que la ciudad de La Paz disponga en el futuro de un escenario deportivo que contemple los estudios realizados por la Comisión Médica de la FIFA, en una cota máxima de 2.500 m sobre el nivel del mar, con una tolerancia de hasta 2.800 m para las futuras competencias.

La FIFA espera un estadio a 2.800 m sobre el nivel del mar

La construcción de un estadio a 2.800 m como máximo es la principal solicitud que realizó ayer la FIFA a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) y al gobierno boliviano en un comunicado público oficializado en Venezuela, donde se ratifica que el Hernando Siles será el escenario de los partidos de eliminatorias al 2010 sólo “en esta oportunidad”.

La misiva lleva las firmas de Joseph Blatter y Nicolás Leoz, presidentes de la FIFA y de la Conmebol, respectivamente, y está fechado en Maracaibo.

El dirigente suizo especifica que la edificación de este nuevo escenario permitirá que “no haya ventaja deportiva para Bolivia“. Blatter pide construir un escenario que esté a 2.500 metros sobre el nivel del mar y con tolerancia máxima hasta 2.800 para las futuras eliminatorias.

En la gestión del ex presidente de la FBF, José Saavedra Banzer se intentó construir un escenario en la zona de Mecapaca, a 2.800 metros sobre el nivel del mar. Pero aquellas gestiones se diluyeron al final.

“Esta vez más jugaremos las eliminatorias en el Siles, pero hay que tomar sus previsiones para la próxima”, dijo ayer el secretario general de la FBF, Pedro Zambrano, quien agregó que se realizarán las gestiones con el municipio paceño y Estado a fin de concretar esta construcción.

La FIFA levantó por estas eliminatorias el veto a La Paz, pero mantiene la intención de que Bolivia no lo haga en las subsiguientes.

La selección juega desde 1957 sus encuentros clasificatorios a los mundiales y únicamente en 1993 pudo llegar a EEUU 1994.

Bolivia fue autorizada a utilizar el Siles ante el apoyo unánime que recibió de las otras nueve asociaciones, pero sólo para clasificar a la Copa del 2010.

Otros detalles

Otras competiciones
Esta restricción es únicamente para las eliminatorias, por lo que no corren peligro los partidos de Libertadores y Copa Sudamericana.

Las zonas
Mecapaca y Mallasa son algunas de las zonas donde la Federación buscaría terreno para construir un estadio.

En octubre
Las eliminatorias que debían empezar en septiembre comenzarán ahora en octubre, según la FIFA.

sábado, 14 de julio de 2007

Veto a la altura es un llamado de atención sin interdicción, afirma Blatter


RPP) El presidente de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), el suizo Joseph Blatter, dijo en Venezuela que la resolución de no jugar partidos internacionales en ciudades a más de 2.500 metros de altitud constituye un llamado de atención y no una interdicción definitiva.

"A fines de mayo, el Comité Ejecutivo tomó la decisión que jugar al fútbol a una altura superior a los 2.500 metros afecta la salud de los protagonistas, siempre que no exista la adecuada aclimatación, pero fue un llamado de atención y no una interdicción", apuntó el titular de FIFA.

Blatter arribó hoy a la ciudad de Maracaibo (oeste) para presenciar el próximo domingo la final de la Copa América de Venezuela-2007 entre las selecciones de Brasil y Argentina, informó AFP.

En conferencia de prensa junto a la cúpula directriz del órgano rector del fútbol mundial, Blatter no pudo eludir el aluvión de preguntas de los periodistas sudamericanas relacionadas con el veto a la altura, pero tampoco tardó en ponerle límite al debate.

El titular de FIFA dijo que el tema está sobre la mesa de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF) y dejó abierta la posibilidad de que las próximas eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica-2010 igualmente se jueguen en ciudades como La Paz, "en virtud de la solidaridad mostrada por las nueve asociaciones nacionales con Bolivia".

FIFA habilita a La Paz para los partidos de las eliminatorias al próximo mundial de fútbol

Maracaibo (Venezuela), 13 jul (ABI).- El presidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), Joseph Blatter, en conferencia de prensa ofrecida este viernes en el Hotel del Lago de esta ciudad, declaró que La Paz está habilitada para que se disputen los partidos de las eliminatorias al próximo mundial de fútbol.

El periodista deportivo, Grover Echavarría, cuyo programa se emite por la red Patria Nueva de Bolivia, informó que la máxima autoridad del fútbol en el mundo mencionó que por un principio de solidaridad de las federaciones de fútbol de Sudamérica se habilitó a la ciudad de La Paz.

Sin embargo, dejó en claro que para las próximas eliminatorias se hará un estudio científico en el que participarán médicos de Bolivia.

En esa rueda de prensa, el presidente la FIFA se limitó a decir que La Paz ha sido habilitada para los encuentros internacionales de eliminatorias al mundial de Sudáfrica y dio por cerrado el tema ante la pregunta de un periodista peruano del porqué no se habilita a la ciudad de Cusco, Perú.

De todos modos, según Echavarría, es una noticia importante aunque se va esperar que se lo ratifique por escrito, tomando en cuenta que Blatter acostumbra cambiar de posición.

MUNDIAL JUVENIL

Durante su estancia en Maracaibo, Blatter también recibió del presidente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), Rafael Esquivel, la solicitud formal para albergar una Copa del Mundo de categoría juvenil.

Ante esta propuesta, Blatter abrió esa posibilidad, por la calidad de los escenarios donde aún se disputa la Copa América y la pulcra organización que ofreció este país al más antiguo certamen de fútbol en el mundo.

El representante de la FIFA llegó a la ciudad venezolana de Maracaibo, estado Zulia, para presenciar la final de la Copa América entre Argentina y Brasil que se jugará este domingo en el estadio José Encarnación "Pachencho" Romero, de dicha localidad.

CAMPAÑA

La determinación de la FIFA de vetar el fútbol en la altura motivó que Bolivia, encabezada por el presidente Evo Morales Ayma emprenda una campaña a nivel internacional para concienciar a esta entidad de que el deporte en la altura es un derecho universal y que ningún deportista sufrió daños por su práctica.

Incluso el Mandatario boliviano disputó un partido de Fútbol-5 a casi 6.000 metros de altura sobre el nivel del mar (a sólo 540 metros de la cima del Sajama, el nevado más alto de Bolivia), demostrando que no es malo para salud practicar ese deporte en regiones que sobrepasan los 3.000 metros de altura.

También, el Jefe de Estado se reunió el 15 de junio con el presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Nicolás Leoz, y posteriormente, el 28 de junio, con el propio Joseph Blatter en Zürich, Suiza.

En esta oportunidad, la máxima autoridad de la FIFA se comprometió a revisar la determinación para posibilitar encuentros de fútbol en las ciudades capitales de Sudamérica. Promesa que cumplió, aunque con las salvedades anotadas más arriba.
Pta/Dgav ABI

AMA se desentiende de polémica del fútbol en altura

Rio de Janeiro, 13 jul (PL) La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) admitió hoy que la prohibición de jugar fútbol a más de tres mil metros de altura afecta particularmente a Latinoamérica, pero prefiere mantenerse al margen de la polémica.

El canadiense Richard Pound, presidente de la AMA, negó que fuese consultada por la Federación Internacional de Fútbol Asociado para tomar tal medida, aunque sabe sus consecuencias.

Puede existir un criterio médico, pero nosotros no participamos en tal decisión, pues sOlo nos interesa lo relacionado con el consumo de sustancias prohibidas, declaró Pound.

El veto a los partidos de fútbol a tres kilómetros sobre el nivel del mar desató una polémica continental, que ha motivado incluso la intervención de los gobiernos para defender sus derechos.

La altura fue el tema álgido de la reunión

La primera pregunta de la rueda de prensa, y la que causó más “escozor”, fue sobre la decisión de la Fifa de prohibir jugar partidos a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar. El suizo Blatter se defendió y explicó el tema:

“A fines de mayo, el Comité ejecutivo tomó la decisión que jugar al fútbol a una altura superior a los 2.500 metros afecta la salud de los protagonistas, siempre que no exista la adecuada aclimatación, pero fue un llamado de atención y no una interdicción”.

El presidente de la Fifa revocó la decisión para Bolivia, la principal afectada de la decisión, debido a que las nueve asociaciones nacionales de Suramérica, al margen de la afectada, se avocaron a jugar en el estadio que decida la nación altiplánica.

Pese a esto, advirtió: “Continuaremos tratando este tema de la altura en un próximo congreso en Zúrich, de la época, del frío, de la nieve, de la altura”.

viernes, 6 de julio de 2007

Para FIFA, veto a la altura sigue en pie

Han pasado nueve días desde que la FIFA ratificara la prohibición, del 27 de mayo, de jugar partidos por las eliminatorias al Mundial de Sudáfrica 2010 en estadios que estén por encima de los 3.000 metros sobre el nivel del mar, y ocho desde la visita del presidente Evo Morales a Joseph Blatter, como también de la “apresurada” declaración de Carlos Chávez, titular de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), indicando que el veto había sido levantado, y las cosas siguen igual. Desde Guatemala, Blatter anunció que el asunto se definirá antes de que se inicien los partidos premundialistas.

El presidente de la FIFA volvió a puntualizar que es injusto disputar partidos en la altitud porque eso le da una ventaja extra al local y atenta contra la salud de los futbolistas.

“Se puede jugar al fútbol en la altitud, pero sólo si hay el tiempo para aclimatarse”, agregó el dirigente, quien sostuvo que por la cercanía entre los partidos por eliminatoria, a veces separados por unos pocos días, no da el tiempo suficiente para que los futbolistas se acostumbren a la altura.

“Es un tópico que debe ser resuelto de una forma lógica”, dijo Blatter a periodistas durante una sesión del Comité Olímpico Internacional (COI), en Guatemala.

Desde Zúrich (sede de la FIFA), Andreas Harren, director de prensa de la entidad, aclaró que la determinación (el veto) aún se mantiene y que hasta ahora no ha sufrido modificación alguna.

Harren informó que el regreso de Blatter a Zúrich está previsto para mañana, porque debe realizar una serie de reuniones programadas en su agenda, para luego salir nuevamente a cumplir compromisos en el exterior. Consultado si entre esas citas pendientes figuraba el tema de la altura, dijo desconocer que se haya considerado esa situación, aunque reconoció que es un asunto que lo está manejando directamente la presidencia.

Con respecto a los procedimientos para hacer la modificación a la prohibición, el portavoz de la FIFA explicó que no es necesario que los integrantes del Comité Ejecutivo estén presentes, ya que también pueden ponerse de acuerdo o votar mediante correos electrónicos.