sábado, 16 de junio de 2007

Fútbol universal sin discriminación


La Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL), después de una larga reunión de Comité Ejecutivo, en el que presidentes de las asociaciones nacionales de los países andinos expusieron su punto de vista respecto a la resolución de la FIFA de vetar a escenarios por encima de los 2.500 metros sobre el nivel del mar, decidió por unanimidad solicitar al ente rector del fútbol mundial dejar sin efecto la medida que afecta a sus afiliadas Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia.

De esta manera se respeta los derechos de las naciones afectadas al defender la universalidad del fútbol sin discriminación, cuando la FIFA al anunciar la resolución quebrantó violentamente sus propios códigos, estatutos y reglamentos que ahora no tiene otra alternativa que enmendar semejante error.

Antes de iniciarse la cita dirigencial, se explicó que una comunicación llegada de la FIFA durante la reunión médica dando cuenta que el veto corría en escenarios deportivos por encima de los 2.800 msnm, fue la apreciación de un médico de la FIFA en Suiza y que en Sudamérica se interpretó como un comunicado oficial.

“Una vez más ha primado el sentido de solidaridad y comprensión entre todos los países”, afirmó el presidente de la CSF, Nicolás Leoz, en rueda de prensa ofrecida tras la reunión del Comité para tratar esa restricción.

Dirigentes de la CONMEBOL y el presidente de Evo Morales en la conferencia de prensa.

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Carlos Chávez, agradeció la gestión de Leoz y del presidente de la Asociación Argentina de Fútbol y vicepresidente de la FIFA, Julio Grondona, para que la decisión de la CSF fuese unánime.

Añadió que los dirigentes sudamericanos “dieron las sendas de equidad” y sin necesidad de someterlo a votación entre los miembros del Comité Ejecutivo que hubiera significado de alguna manera la fractura de la unidad del balompié regional.

El anuncio de la CSF se produjo tras una deliberación de los miembros del Comité, presidido por Leoz, quien poco antes recibió al presidente de Bolivia, Evo Morales Aima, principal promotor de la campaña en favor del levantamiento de la restricción de la FIFA.

La reunión ejecutiva estuvo precedida de una sesión de la Comisión Médica de la CSF, que recomendó la disputa de partidos en ciudades de hasta 4.000 metros, pero con un proceso de adaptación de al menos dos semanas para minimizar la hipoxia (falta de oxígeno en la sangre).

Pese a que en horas de la mañana se anunció que en Bogotá (Colombia) y Quito (Ecuador) sí se podrían jugar partidos de eliminatorias al mundial, dicha información fue descartada por el propio Secretario General de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF), Eduardo Deluca, quien aclaró que la FIFA, no ha modificado la altura máxima de las ciudades donde deben disputarse los partidos oficiales, que no puede superar los 2.500 metros sobre el nivel mar.

Aclaró que se trataba de una recomendación del titular de la Comisión Médica de la FIFA, el suizo Jiri Dvorak, “de que se podría llegar a elevar los 2.500 metros (de la resolución del 27 de mayo pasado) a 2.800 o hasta 3.000”.

El dirigente aclaró que “es una apreciación del doctor Dvorak” y que “no puede haber una resolución si no hubo reunión del Comité Ejecutivo (de la FIFA) y las resoluciones solamente la pueden atenuar o suspender el mismo Comité”.

La recomendación de Dvorak, fue interpretada en la reunión de la Comisión Médica de la CSF, como una determinación de la entidad rectora del fútbol mundial, cuya resolución afecta a ciudades de altura de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

PORTAVOCES

El presidente de la Conmebol, Nicolás Leoz, el argentino Julio Grandona, y el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ricardo Teixeira, representantes sudamericanos en el Ejecutivo de la FIFA, serán los encargados de intentar convencer al resto de los miembros del órgano rector del fútbol mundial.

Aunque son tradicionales las reclamaciones de clubes e incluso de internacionales de Brasil y Argentina por jugar a elevada alturas como en La Paz o Cusco, especialistas bolivianos insistieron en que los efectos de la altitud se superan con una adaptación de más de una semana.

En este sentido, apuntaba a que uno de los problemas de las poderosas selecciones de la región es que tienen dificultades para lograr la liberación con tiempo de sus mejores jugadores que militan en los grandes clubes europeos.

Además, criticaron los estudios de la Comisión Médica de la FIFA que justificaron la medida y sustentaron que fueron realizados en los Alpes suizos, cuyas condiciones son muy distintas a las regiones pobladas de los Andes.

No hay comentarios: