sábado, 16 de junio de 2007

El “fenómeno Evo” fue clave en la Conmebol


En su discurso, abogó por la unidad del fútbol en Sudamérica. Bolivia “tiene un gran Presidente”, dijo Grondona

La presencia del presidente Evo Morales en la sede de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) fue determinante. Unas dos horas después de que el Primer Mandatario exhortara a los dirigentes del balompié del continente a que le pidan a la FIFA que levante el veto contra la altura, éstos se pronunciaron en ese sentido.

La “humildad y sabiduría” del Jefe de Estado, además de sus “lindas palabras”, capturaron a los dirigentes del fútbol. “Los noqueó”.

El discurso que utilizó Morales dio en el clavo. Reconoció a los dirigentes por ser los impulsores de la unidad de los pueblos a través del fútbol. “El fútbol nos hace olvidar nuestros problemas económicos, sociales y políticos; nos hace dejar a un lado nuestras diferencias, cualesquiera que sean éstas. El fútbol es integrador. El secreto de este deporte es eso, integrar, no sólo jugar por un trofeo”.

En buenas cuentas, Evo les dijo que si el fútbol es símbolo de unidad, y ésta es producto del trabajo de los dirigentes, ellos no podían vulnerar esos principios al admitir el veto a un país o a una ciudad.

“Les pido que no seamos excluidos, que los sudamericanos nos integremos mediante el deporte. Estamos (él y otras autoridades) acá a nombre del pueblo boliviano para apelar a la conciencia deportiva, a la justicia deportiva”, sostuvo el Presidente.

Les recordó que brasileños y argentinos, entre otros, han ganado torneos jugando en La Paz y batido récords en otras disciplinas.

“Todos los sudamericanos buscamos la unión a través del fútbol”, admitió, al dirigirse al mandatario boliviano, el presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), el paraguayo Nicolás Leoz.

Como un anticipo de lo que iba a decidirse después, el titular de la Conmebol calificó la restricción de la FIFA como “no definitiva, sino transitoria”.

Antes de comparecer públicamente, Morales y las principales autoridades de la Confederación se reunieron en privado durante unos 40 minutos.

Los miembros del Comité Ejecutivo de la Conmebol asintieron en sentido de que la presencia de Morales y su “conmovedor” discurso fueron importantes para tomar luego una decisión sobre el veto a la altura.

Fuentes que merecen fe dijeron que, tras la exhortación del Primer Mandatario, el tratamiento del tema no duró más de 15 minutos en el Ejecutivo. El resto del tiempo fue utilizado para tratar otros asuntos.

“Su sencillez, su humildad y su categoría para hacer una exposición de defensa de la altura nos conmovió a todos”, reconoció el presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), José Napout.

Según él, la determinación de la Conmebol no tuvo que ver con el discurso político de Morales, sino con la exhortación para “unir y no dividir”.

“Tienen un gran Presidente, él es quien debería estar hablando, y no nosotros. Hizo una exposición muy lúcida, de mucha categoría, y algo así se merece una respuesta de la mejor manera”, comentó el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona.

Grondona, vicepresidente de la FIFA, será el encargado de transmitirle a Joseph Blatter la intención de Morales de visitar Zúrich y tratar el tema de la altura en la sede del máximo organismo del balompié mundial.

Anuncia gestiones ante Europa y Sudáfrica

“Vamos ganando, pero sólo hemos jugado el primer tiempo; falta el segundo”, sostuvo ayer el presidente Evo Morales, enterado de la determinación de la Conmebol, de solicitar a la FIFA que levante el veto a la altura.

De buen humor, el Primer Mandatario comparó el tema de la altura con un partido de fútbol. “No tenemos que confiarnos porque vamos en ventaja, para que al cabo de los 90 minutos nuestro triunfo sea total”, afirmó.

Evo dijo que su Gobierno no se quedará con los brazos cruzados y no desmayará hasta lograr que la FIFA revierta el veto. Anunció que la próxima semana emprenderá en persona contactos con mandatarios de países europeos para lograr su respaldo, en el entendido de que “también allí hay quienes quieren vetarnos”.

La mayor gestión que llevará a cabo será ante el Presidente de Sudáfrica, para “que el país sede del próximo Mundial nos dé todo su apoyo y no permita que el campeonato sea de unos cuantos, sino un Mundial de verdad”.

Al referirse a la postura adoptada por los dirigentes de la Conmebol, de ir contra el veto de forma unida, comentó que “se ha demostrado una vez más que el deporte une con altura”, una frase que él hizo famosa desde que se conoció, el 27 de mayo, la resolución de la FIFA.

La otra mirada

GRAN COMITIVA

Evo Morales llegó a Asunción en un vuelo especial acompañado por alcaldes

y prefectos de algunas ciudades y departamentos del país, además de otras autoridades de su Gobierno. Asimismo, con él viajó un contingente importante de periodistas.

En la sede de la Conmebol fue recibido por unos 200 ciudadanos bolivianos residentes en Paraguay; éstos portaban pancartas contra el veto y banderas, apoyando la campaña emprendida por el propio Mandatario.

UN REGALO

En la Conmebol, Morales fue recibido por todo el Comité Ejecutivo, encabezado por el paraguayo Nicolás Leoz. Compartió informalmente con ellos y recibió como presente un maletín con los libros que testimonian la historia del fútbol sudamericano. Tuvo un encuentro privado, de unos 40 minutos, con las autoridades del fútbol sudamericano.

HUÉSPED ILUSTRE

Morales y su comitiva se trasladaron luego a la sede de la Municipalidad de Asunción, donde el Jefe de Estado fue declarado Huésped ilustre y recibió las Llaves de la ciudad.

En su agenda incorporó la visita a una universidad de la capital paraguaya, donde dictó una conferencia.

CON SU HOMÓLOGO

La agenda del presidente Morales en Asunción concluyó con la visita a su homólogo paraguayo, Nicanor Duarte, en la residencia presidencial de Mburuvichá Roga. Luego ambos fueron protagonistas de un partido de fútbol.

HALAGÓ A GRONDONA

El Presidente dijo que jamás se imaginó conocer a “tan importantes hombres del fútbol mundial”. Se ganó la simpatía de Julio Grondona, vicepresidente de la FIFA: “Siempre escuché hablar de Grondona, pero nunca pensé en estar a su lado”.

No hay comentarios: