miércoles, 13 de junio de 2007

Brasil acatará la decisión de la FIFA


La directiva de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) mantiene una dura posición con relación al veto a las ciudades de altura, y anticipó que sólo se limitará a cumplir cualquier determinación que adopte la FIFA al respecto.
En un contacto telefónico con La Razón, el vocero de Prensa de la CBF, Rodrigo Paiva, sostuvo ayer desde Río de Janeiro que: “Nosotros no ponemos condiciones ni negociamos. La Confederación respetará lo que decida la FIFA”.

Consultado sobre si Brasil respetará la decisión de la Conmebol en caso de que decida revertir la altura, Paiva respondió: “Lo que defina la Conmebol quedará ahí. Le repito una vez más que nosotros acataremos aquello que luego decida la FIFA”. Con relación a que Brasil gestionó nuevamente el veto ante la Federación internacional, el vocero negó esa situación. “Eso no es verdad. Nosotros tenemos una buena relación con Argentina. Brasil nunca quedó fuera de ninguna copa del Mundo y siempre conseguimos nuestra clasificación en la cancha. Siempre fuimos a jugar en Bolivia, Ecuador o Perú. Siempre fuimos allá donde nos dijeron y donde decidió la FIFA”.

El funcionario explicó que ningún dirigente de la Confederación Brasileña se pronunció abiertamente con relación al veto, pero que la posición es de escuchar los argumentos y en lo posible evitar algún tipo de comentario.

En tanto, desde Santiago de Chile se supo que la Federación Chilena de Fútbol mantiene una posición distinta a la del Gobierno, que dio todo su respaldo para que el veto quede sin efecto.

Harold Maine Nicholls, presidente de la FCHF, explicó a los medios chilenos que escucharán el informe médico y luego decidirán.

“La directiva está cautelosa en ese tema. Su posición dependerá del informe que reciba. En caso de que surja alguna duda, es posible que se abstenga de votar”, explicó el periodista Juan Pablo Baquedano, del diario La Segunda.

Similar posición mantienen los dirigentes de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), quienes tampoco sostuvieron un apoyo o negativa a revertir el veto. Se dijo que la dirigencia espera conocer el informe médico al respecto.

“El apoyo estatal está para que el veto se suspenda, pero la situación de la directiva de la AUF es distinta. No lo dijeron oficialmente, pero los comentarios de personas cercanas a la Asociación es escuchar los argumentos”, explicó Horacio Abadi, de El País.

Ecos del detalle

Evitar el tema
Los dirigentes de la Confederación Brasileña no se sienten cómodos cuando les toca hablar del veto vigente sobre las ciudades de altura.

Nicholls y Blatter
Harold Maine Nicholls mantiene una fuerte relación con Joseph Blatter, con quien trabajó en el proyecto Gol.



--------------------------------------------------------------------------------

Entrevista a Álvaro González
Miembro del Comité Ejecutivo de la FCF

“El veto es jugada política de Brasil y de Argentina”

En una entrevista publicada por el diario La Patria de Manizales, Colombia, Álvaro González Alzate, miembro del Comité Ejecutivo de la Federación Colombiana de Fútbol, afirmó que el veto a la altura “fue una jugada política de Brasil y Argentina”. El dirigente estuvo en la reunión de la FIFA.



¿Por qué la FIFA prohibió jugar a más de 2.500 metros de altura?

En 1996 la Comisión Médica de FIFA conceptuó que los equipos que van a realizar partidos en lugares a más de 2.500 metros, para evitar riesgos deben adaptarse con una antelación mínima de 15 días. La FIFA no prohibió jugar fútbol a dicha altura, lo que exige es que se cumpla con el tiempo necesario, lo que por costos y sistema de calendario de la Eliminatoria es imposible.

¿Qué influencia tuvieron tanto Brasil como Argentina?

Con todo respeto por la dirigencia sudamericana, tengo serias dudas que me hacen pensar que el concepto de la comisión médica, expresado por ella en el año 1996 y aplazado por más de 11 años, fue revivido y actualizado por Argentina y Brasil a través de Julio Grondona y Ricardo Teixeira. La medida, el veto, corresponde a una jugada política de Brasil y Argentina para evitar que tengan que jugar contra Bolivia, Ecuador y Colombia en La Paz, Quito y Bogotá.

¿Esta situación ya había sido advertida anteriormente por usted?

Lo expresé en la reunión de la Conmebol el 29 de mayo en Zurich, en la que solicité que se aprovechara la presencia de los 30 delegados de los 10 países de la Conmebol para analizar el tema y entregar una propuesta oficial a FIFA, pero lamentablemente nadie me apoyó.

¿Hablaron del tema en la FIFA?

Absolutamente nada. El tema no estaba incluido en el orden del día y por ello no podía tratarse. En la reunión de la Conmebol, anterior al Congreso de FIFA, Joseph Blatter nos manifestó que podíamos analizar el tema y, si era necesario, la Conmebol podía solicitar a la FIFA la revisión de la decisión tomada.

No hay comentarios: