sábado, 2 de junio de 2007

Blatter, un farsante del doble discurso


El presidente reelecto de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), Joseph Blatter, es de doble discurso, porque dice una cosa y hace otra.

Así quedó patentizada al leer su discurso (ver cuadro aparte) en la finalización del 57 Congreso de la FIFA, en Zúrich, Suiza.

Resulta que ahora, Blatter es un farsante porque el pasado domingo 27 de mayo, en su primera aparición pública dio lectura a las resoluciones del Comité Ejecutivo de la FIFA, y en una de ellas, reza la siguiente: Por razones médica y para proteger la salud de los jugadores, el Ejecutivo resolvió que, en el futuro, no se deberá disputar partidos internacionales a una altura superior a los 2.500 metros, lo que representó un atentado a la universalidad del fútbol, además de dividir la práctica del fútbol en el mundo, cuando el precepto fundamental es hacerlo en todos los rincones del planeta sin importar el sexo, la raza, el credo o la cultura, así reza en su reciente discurso.

La medida discriminatoria contradice a lo que pregona Blatter, porque Bolivia no está fuera del planeta, es parte de ella, y lo peor es que Blatter parece tener la memoria frágil, porque visitó La Paz entre el 10 y 11 de febrero de 2000, donde recibió innumerables distinciones del Gobierno, de las diferentes reparticiones estatales, del gobierno municipal y del pueblo boliviano en general, no por un favor, sino que respetó la universalidad del fútbol al mencionar que la altura no era impedimento para practicar fútbol y que él había nacido en las montañas y no le tenía miedo a la altura.

Blatter no reconoce que “metió la pata”, hoy administra un verso conformista y desleal, porque debe ser él quien anule su medida y no tirar la pelota a ajenos (Conmebol) que no tuvo consecuencia con cuatro de sus afiliadas (Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia) que hicieron que Nicolás Leoz sea su presidente.

No hay comentarios: