lunes, 4 de junio de 2007

Blatter da a entender que es “irrevisable”

Convencer al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, de que retire el veto a la altura será más complicado de lo que parece. El mandamás del fútbol mundial dio a entender ayer que la medida es irrevisable, durante una entrevista con la presidenta chilena, Michelle Bachelet, con quien almorzó en Zúrich.

A pedido del presidente boliviano, Evo Morales Ayma, la Mandataria transandina abogó por los países afectados por la restricción de la FIFA, pero los resultados no fueron nada esperanzadores.

Al final del encuentro, Blatter declaró a la televisión chilena, con un tono de no querer saber nada más del asunto, que había que preguntarles a los jugadores, que son los actores directos, si la altura les hace o no daño.

La FIFA nunca consulta nada a los futbolistas, a quienes, por cuidar los derechos de televisación en los mundiales, los ha hecho jugar en temperaturas superiores a los 40 grados centígrados y con niveles de humedad altísimos, poniendo en riesgo sus vidas.

Los dos diarios más importantes de Chile, El Mercurio y La Tercera, coincidieron en informar anoche, en sus páginas en internet, que la FIFA no tiene ganas de revisar el veto.

“Y pese a que Bachelet realizó la gestión, la respuesta de Blatter fue categórica, al señalar que no es posible revisar la medida, que impide que se jueguen partidos oficiales sobre los 2.500 metros de altura, medida que afecta directamente al estadio Hernando Siles, de La Paz, ubicado a 3.577 metros de altitud”, según El Mercurio.

“En otro plano, Blatter destacó que la decisión de la FIFA de prohibir los partidos en lugares con más de 2.500 metros de altura —como en Bolivia— no es revisable, pese a las críticas de los afectados. El presidente de la FIFA insistió en que es un tema que busca resguardar la salud de los jugadores de fútbol”, sostuvo La Tercera.

A ello, la televisión chilena añadió una contundente declaración del presidente de la Federación Chilena de Fútbol, Harol Maine-Nicholls. “Si los informes médicos dicen que la altura afecta la salud de los jugadores, como dirigentes es nuestro deber protegerlos”.

Maine-Nicholls es, desde hace años, funcionario de la FIFA, en su condición de director del Proyecto Goal para América Latina. Por tanto, difícilmente irá en contra de la opinión de su patrón Blatter.

Con su declaración, las esperanzas bolivianas de contar con el apoyo chileno en la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), los próximos 14 y 15 de este mes, se van por los suelos.

Sigue la lucha

La Liga se reunirá hoy para tratar el veto a la altura. El Consejo Superior sesionará a partir de las 09.00 en los 3.600 metros sobre el nivel del mar en los que se sitúa La Paz.

La segunda semana de trabajo para posibilitar que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) revea la medida el 14 y 15 de este mes en Asunción estará centrada precisamente en la sede de gobierno, donde aparte de los ligueros también comenzará este lunes la reunión de médicos bolivianos y de otros países que estudiarán los alcances científicos en defensa de la altura.

Representantes de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela se reunirán para demostrar que es posible practicar deportes en la altura. Los expertos trabajarán junto con especialistas del Instituto Boliviano de Biología de la Altura (IBBA) y enviarán sus informes a la reunión de la Conmebol.

Mientras tanto, para el miércoles está convocada la Reunión de la Unidad por la Universalidad del Deporte, en la que estarán unos 200 alcaldes de todo el país y unos 20 de otros países latinoamericanos, quienes se solidarizarán con la causa de las ciudades andinas afectadas por el veto. Además participarán los prefectos de todo el país.

De esta reunión, la mayor concentración de autoridades, saldrá una postura conjunta y definitiva de rechazo al veto y el pedido a la FIFA para que reconsidere su determinación el próximo 29 de este mes, cuando se reúna en Zúrich, Suiza, su Comité Ejecutivo.

Por su parte, el presidente de la República, Evo Morales Ayma, continuará sus contactos internacionales para recibir apoyo político de las naciones de varias partes del mundo.

Morales mantiene un diálogo permanente con los presidentes de la Comunidad Andina (CAN) y las naciones del Mercado Común del Sur (Mercosur).

También subrayó sus conversaciones con el mandatario sudafricano, Thabo Mbeki, país que acogerá el Mundial de 2010.

Agregó que el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, encabezará una delegación oficial que visitará Chile, Argentina, Paraguay y Uruguay para buscar más apoyo.

“Estoy convencido de que vamos a lograr (ganar) esta batalla. Es difícil, como decía el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (Carlos Chávez), pero este apoyo que existe en la comunidad internacional es un paso importante para que el veto se levante”, sostuvo Morales.

“El secreto del deporte es la integración y vamos a apostar por la integración en Sudamérica”, apuntó.

No hay comentarios: