jueves, 28 de junio de 2007

Bolivia sometida a verdugos del deporte


La ratificación de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), de vetar la práctica del fútbol en estadios ubicados a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar es una clara muestra de que nuestro país está sometido a actitudes de los verdugos del deporte, a quienes sólo les interesa lucrar a manos llenas con esta actividad.

La universalidad y el derecho inalienable de los pueblos de practicar deporte en su lugar de origen fueron pisoteados por el máximo organismo que rige el balompié mundial, perjudicando a Bolivia con esta determinación.

Ni siquiera fue considerado el pedido de la Confederación Sudamericana de Fútbol, que mediante una carta dio a conocer su determinación de disputar partidos de fútbol, ya sea por las eliminatorias mundialistas o cualquier otro tipo de certamen internacional, en las sedes naturales que tiene cada país.

Al herir de muerte al fútbol boliviano, sólo por ceder a las presiones económicas, se corre el peligro de que otro tipo de actividades que son realmente nocivas para el ser humano, como la drogadicción, el alcoholismo y otras, puedan adquirir carta de ciudadanía en nuestro medio.

La decisión de ratificar el veto a la altura por parte de Joseph Blatter mata las ilusiones de niños, jóvenes y adultos bolivianos.

La decisión del máximo representante de la FIFA, Joseph Blatter, que utiliza falsos argumentos para sustentar el veto fue rechazada por toda la población boliviana y sus autoridades, los que expresaron su voz de protesta y ratificaron el derecho que tenemos los bolivianos de jugar el más popular de los deportes en nuestras ciudades de origen.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, a nombre del Gobierno, expresó oficialmente en Palacio Quemado, la protesta, calificando a la determinación de la FIFA de “injusta, racista y discriminatoria”.

La FIFA, a través de un comunicado, hizo conocer su decisión de ratificar el veto planteado hace semanas de prohibir los cotejos internacionales de eliminatorias mundialistas en ciudades más altas a los 3.000 metros.

Esta posición afecta a los estadios bolivianos de La Paz, Potosí y Oruro.

De acuerdo con el Presidente de la FIFA, la determinación responde a que “la mayoría de los jugadores que juegan las eliminatorias están en Europa y no tendrán tiempo de adaptarse”.

El Ministro manifestó que detrás de esta determinación están varias instituciones del fútbol que protegen sus intereses económicos. “Lo que se está defendiendo son oscuros intereses económicos de grandes consorcios y asociaciones que lucran con el fútbol, a través de patrocinios a jugadores que son bien cotizados en el fútbol mundial”, puntualizó.


Loayza: “El enemigo está en la Conmebol”


El más exitoso presidente de la Federación Boliviana de Fútbol de los últimos años cuestiona la “defensa” que hicieron ayer en Zúrich los miembros sudamericanos del Comité Ejecutivo de la FIFA. Guido Loayza Mariaca también pregunta si los dirigentes del balompié nacional han hecho algo para elaborar un estudio médico-científico capaz de rebatir al de la Comisión Médica del máximo organismo del balompié mundial.

¿Cómo recibe usted la decisión de la FIFA?

A mí me da mucha tristeza por varias razones, sobre todo porque el trabajo de muchos años para defender a la altura hoy día se cae, aunque tengo la percepción de que podemos hacer algo más para salir de esto.

Lo dije en su oportunidad y lo sostengo, el enemigo no está en los Alpes suizos, está mucho más cerca.

¿A qué enemigo se refiere?

Le voy a contestar de esta manera: ¿Quiénes han sido los que han ido a defender la decisión unánime de la Confederación Sudamericana de Fútbol? ¿Cuál era su confianza, fe y creencia en esa determinación? ¿Por qué no cumplieron su obligación? Ellos (se refiere principalmente a Julio Grondona, de Argentina, y Ricardo Teixeira, de Brasil) eran los mandatarios, ellos fueron a Zúrich a defender una decisión de los 10 países, y sobre todo de los damnificados. Ellos fueron con la misión de defender nuestro interés boliviano y, sin embargo, no lo hicieron. Yo creo que esas personas deberían ser mínimamente censuradas o deberían renunciar porque no supieron cumplir con lo que se les encomendó.

¿Usted no cree, entonces, que Joseph Blatter es el enemigo de la altura ni que otros intereses están por detrás de todo?

Quisiera saber si la Confederación de Oceanía, la de Asia, la Concacaf, están interesadas en que la FIFA no cumpla una decisión unánime de la Conmebol. ¿Cuánto les tendría que interesar una cosa que en realidad no les compete?

Yo creo que el enemigo siempre estuvo en la Conmebol y lo sigue estando. Me da miedo que en nuestras reacciones hormonales nos tiremos contra Blatter y nos peleemos con la FIFA, cuando Blatter siempre apoyó a Bolivia en todas las demandas de la altura, o cuando el tema Rimba. No veo que haya complot de Blatter contra Bolivia. En cambio, sí existe una confabulación de parte de la Confederación Brasileña de Fútbol y de la Asociación del Fútbol Argentino.

¿Qué opina de los argumentos médico-científicos que maneja la FIFA?

Si los hay, no veo que no podamos tener los nuestros para rebatirlos. Incluso en lo médico vuelvo a mi tema central. No está en la FIFA el enemigo, sino en la Conmebol, cuya Comisión Médica está manejada por un buen médico traumatólogo, que es el doctor (Raúl) Madero, un buen ex jugador de fútbol, pero que debe saber muy poco o nada de biología de la altura.

Además, me parece poco ético que el presidente de la Comisión Médica de la Conmebol, que debe tratar temas con gran imparcialidad, sea simultáneamente el médico de la selección argentina. Quiere decir que hay una contraposición de intereses. Yo, como médico de Argentina, no quisiera jugar en La Paz, pero como presidente de la Comisión Médica de la Conmebol creería en defender los postulados del fútbol internacional, de la universidad y la no discriminación.

Usted siguió los acontecimientos desde que volvió a aparecer el tema del veto. ¿Le parece que la dirigencia del fútbol nacional obró bien para defender a la altura?

No sé. Lo que sí sé es que hubo muchos kilómetros de viaje, hubo discursos y muchas palabras. Pero no conozco cuántas páginas de un estudio serio se han escrito, cuántos análisis de laboratorio se han hecho, cuántas horas de profesionales expertos en el asunto se han invertido, y tampoco sé cuál es el resultado de ese prolijo trabajo realizado.

Valoro que el Gobierno haya intentado hacer mucho para defender la altura, pero eso no deja de ser algo oficioso.

¿Se preguntó usted por qué nunca nadie de la FBF o del Gobierno lo llamó para apelar a su experiencia en la defensa de ciudades con altura?

Lo que puedo decir al respecto es que en lo personal me siento muy triste por no haber sido convocado siquiera para dar las ideas básicas de lo que se debía hacer, y ése debe ser también el sentimiento del doctor Mario Paz Zamora y de otras personas que trabajaron y dieron mucho en su momento.

¿Qué se debe hacer ahora, cuando parece que la decisión de FIFA está a punto de consolidarse y ser definitiva?

Trabajar, que es lo que menos se ha hecho. Hemos hecho manifestaciones de defensa muy a la boliviana, pero no es así como se consiguen objetivos. Hay que trabajar de verdad y en silencio.

Hay que preparar un documento multidisciplinario. Tres meses (hasta octubre) es poco para algo muy serio. Esto requiere de profesionales nacionales y extranjeros contratados a la brevedad, porque no es un papelito lo que hay que presentar, es un gran documento que se lo debe presentar en la Conmebol, a fin de que Brasil y Argentina de una vez por todas se convenzan de que se puede jugar en la altura. Y después, con todo consensuado, hay que ir a la FIFA y lograr que el veto se termine de una buena vez.

Le repito que se necesita de una cantidad de personas idóneas para preparar un documento serio, profesional, multidisciplinario, que incluso requiere de un presupuesto muy grande que hay que conseguirlo a la brevedad.

Las frases

"El doctor Madero debería aprender de su maestro y jefe, Carlos Salvador Bilardo, quien dice que la altura no es un problema médico, sino técnico-táctico”"

"Celebro mucho que el mejor jugador del mundo haya dicho que está a muerte con la causa de Bolivia. Maradona demuestra, de esa manera, que en lo único que Pelé le ha ganado es en apoyar el veto y en aceptar la discriminación”"

"Puede ser mi ignorancia, pero no sé de documentos que se hayan hecho actualmente para defender la altura. Yo tengo los de mi gestión, que los llevamos a Zúrich y con todo éxito frenamos la bronca de Brasil por haber perdido en La Paz su invicto de 40 años”"

Nicolás Leoz no asistió

El presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, el paraguayo Nicolás Leoz, ya está recuperado de una dolencia estomacal que le mantuvo ayer hospitalizado en Zúrich, informó la Conmebol.

Leoz, que acudió a Zúrich para pedir al Comité Ejecutivo de la FIFA que levantara el veto a jugar partidos en altura, se sintió indispuesto con dolores estomacales y fue hospitalizado el lunes, con lo que no pudo cumplir con su presentación ante el Comité Ejecutivo de la FIFA sobre el veto a partidos internacionales en la altura.

Joseph Blatter, presidente de la FIFA, confirmó ante la prensa que el dirigente paraguayo se sintió mal, pero no entró en detalles.

La tarea de hacer la presentación quedó en manos de los otros dos sudamericanos miembros del comité ejecutivo: el vicepresidente argentino de la FIFA Julio Grondona y el brasileño Ricardo Teixeira.

"Gracias a Dios nuestro presidente ya se ha recuperado y hoy participó plenamente en la reunión de la FIFA", dijo a EFE Rafael Esquivel, presidente de la Federación Venezolana en San Cristóbal, una de las sedes de la Copa América 2007.

El boliviano Romer Osuna, tesorero de la Conmebol, reiteró que Leoz, de 78 años y presidente desde 1986, ya está restablecido y se espera que en unos días pueda viajar a Venezuela para asistir a la Copa América, aunque no precisó la fecha.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, anunció hoy la decisión de mantener la prohibición de jugar partidos de clasificación para la Copa del Mundo en ciudades situadas en altura, aunque elevó la cota de 2.500 metros sobre el nivel del mar hasta 3.000 metros.

Gobierno y FBF siguen con el plan de defensa

La intervención de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las gestiones políticas del presidente Evo Morales forman parte de la defensa que el Gobierno anunció que continuará para revertir la medida de veto a ciudades con más de 3.000 metros de altitud, que ayer fue ratificado en Zúrich.

“Pediremos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) pueda efectuar estudios científicos para contrastar el informe médico de la FIFA”, sostuvo ayer el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, en conferencia de prensa en el Palacio.

“El informe es simplemente una simulación, porque detrás de éste lo que se pretende es favorecer la economía de los equipos y de organizaciones poderosas que obtienen jugosas ganancias”, añadió la autoridad.

El representante gubernamental afirmó que entre otras de las gestiones, el mandatario Evo Morales proseguirá buscando el respaldo de otras autoridades políticas y deportivas. Respecto al respaldo de la Comunidad Andina, el ministro Quintana aseguró que “el apoyo es incondicional, asistiremos juntos al foro médico que propone la FIFA para el 25 y 28 de octubre”.

Por otro lado, la agencia ABI informa desde Ginebra, Suiza, que el Presidente de Bolivia se mostró ayer confiado a su llegada a Suiza en que el responsable de la FIFA enmendará el “error histórico y discriminatorio” que supone prohibir los partidos de clasificación para la Copa del Mundo a más de 3.000 metros de altura.

“Tengo mucha confianza en que Blatter y el Comité Ejecutivo de la FIFA no permitirán esta exclusión y discriminación para toda una región y que respetarán el carácter universal del fútbol”, declaró a EFE en conversación telefónica el Presidente boliviano al aterrizar en Zúrich, para reunirse hoy con los responsables de la organización deportiva.

La Federación Boliviana de Fútbol, por su parte, solicitó ayer oficialmente una reunión de emergencia del Comité Ejecutivo de la Conmebol en Venezuela.

“Nosotros queremos que se ratifique la solidaridad de la Conmebol, porque decide una cosa, luego la FIFA dice otra”, expresó el secretario Pedro Zambrano.

Dos criterios

El estadio
El prefecto paceño, José Luis Paredes, propuso que se construya un estadio en la localidad de Mecapaca, como respuesta al veto que mantiene la FIFA sobre La Paz.

El principio
El alcalde Juan del Granado sostuvo que por principio no se puede ingresar a ese terreno (construir un estadio) porque sería ingresar al juego de los vetadores.

Las cartas están en Zúrich

Cerca de 200.000 cartas firmadas dentro y fuera de Bolivia fueron entregadas este martes en Zúrich, Suiza, sede de la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA).

La cartas, que son parte de la campaña “Bolivia unida y con altura. Un millón de cartas a la FIFA”, fueron llevadas adelante por La Razón, ATB, El Nuevo Día, Extra, Banco de Crédito y otras entidades que se sumaron durante el proceso que se llevó adelante.

Miguel Solís, gerente de relaciones institucionales del BCP acompañado de la embajadora de Bolivia antes las Naciones Unidas, Angélica Navarro, y una delegación de 20 niños bolivianos pertenecientes a la Asociación de Residentes Bolivianos en Suiza, hicieron la entrega de las misivas a una comisión de la FIFA encabezada por el jefe de comunicación de la institución,, Andreas Herren, en el hall principal.

“Hemos recibido una excelente respuesta del público

boliviano en todos los departamentos del país, lo que nos ha impulsado a continuar con este emprendimiento y a cumplir con el compromiso que asumimos con todos nuestros compatriotas de entregar las cartas al presidente de la FIFA, Joseph Blatter”, aseguró Solís.
La Razon

¿El enemigo en casa?

En febrero pasado empezó la tercera -y al parecer definitiva- arremetida contra la altura. El Flamengo se quejó sobre las condiciones en las que sus jugadores tuvieron que disputar un partido de la Copa Libertadores de América frente a Real Potosí en la Villa Imperial. A pesar de que empató 2-2, después de ir perdiendo 2-0, el club brasileño prometió que nunca más sus integrantes pasarían por lo mismo. Un show montado, incluyendo unos tubos de oxígeno puestos cerca del terreno de juego, adonde los futbolistas acudían con frecuencia, a pesar de que la válvula de éste estaba cerrada, fue el inicio de la “guerra” declarada.

El poderoso club de Río de Janeiro lanzó la primera piedra cuando al día siguiente comunicó, a través de su página en internet, su resistencia a volver a jugar en sitios en los que -según su postura- la vida de sus futbolistas corría peligro. Amenazó con elevar su queja ante la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) e incluso llegar hasta la FIFA, y cumplió.

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) hizo aquella vez oídos sordos. También fue el inicio de lo que hoy parece una serie de actos negligentes cometidos por los principales dirigentes del balompié nacional.

Éstos tampoco hicieron nada cuando, semanas después, periódicos brasileños informaron que la FIFA había aceptado considerar en su Comité Ejecutivo de mayo un pedido de su Comisión Médica -reunida en Buenos Aires, entre gallos y medianoche- para revisar los efectos que la altura produce en futbolistas del llano.

El 27 de mayo, la FIFA dio el golpe. Anunció su decisión de prohibir la disputa de partidos internacionales en sitios ubicados en alturas superiores a los 2.500 metros sobre el nivel del mar. No sólo afectaba a La Paz, sino a otras ciudades, como Quito y Bogotá, donde Ecuador y Colombia, respectivamente, disputaron sus partidos como locales en las últimas competiciones premundialistas.

Los dirigentes bolivianos que llegaron ese día a Zurich -para participar en el Congreso de la FIFA, donde la reelección de Joseph Blatter, a quien respaldaron días después, estaba lista- se declararon “sorprendidos” por la determinación. No quisieron acordarse en ese momento de las advertencias anteriores que pasaron por alto ni de su decisión de no referirse al tema por la inconveniencia que suponía removerlo.

La Conmebol logró en Zurich que Blatter aceptara que sea en Sudamérica donde se defina el asunto, con la condición de que se presenten los argumentos médicos suficientes para rebatir los de la Comisión Médica de la FIFA.

La FBF y el gobierno convocaron a los especialistas del Instituto Boliviano de Biología de la Altura (IBBA), cuyo estudio debía ser presentado en Asunción, en una reunión de médicos del continente. La tarea que se hizo fue en vano. En otra extraña actitud, la dirigencia de la Federación se olvidó acreditar a los especialistas nacionales ante la reunión de la Comisión Médica de la Conmebol, y éstos fueron echados del evento. Sólo estuvo presente el médico de la FBF, un traumatólogo con escasos conocimientos en temas de biología de la altura.

La presencia, al día siguiente, del Presidente de la República Evo Morales, en la Confederación Sudamericana de Fútbol, fue determinante para que ésta decidiera pedirle a la FIFA que levante el veto en tanto no se hicieran estudios médico-científicos capaces de certificar los verdaderos alcances de los efectos de la práctica del fútbol en la altura.

La FBF consideró que esa decisión era una señal inequívoca de que la FIFA levantaría el veto. Ni siquiera se dio por alertada de que un médico del máximo organismo del balompié mundial hizo llegar a sus colegas de la Conmebol la postura de flexibilizar el veto, de 2.500 a 3.000 metros sobre el nivel del mar, que dejaba a La Paz sola, pues liberaba a Quito y Bogotá.

A su regreso al país, los dirigentes del fútbol no volvieron a contactar nunca más a los médicos del IBBA, como si su aporte ya no fuera necesario.

El lunes, el gerente general de la Federación Boliviana, Alberto Lozada, anunció el viaje, ese día, del presidente Carlos Chávez a Zúrich, pero el dirigente aterrizó en Venezuela y presenció el partido inaugural de la Copa América. Ayer protestó en San Cristóbal por la decisión de la FIFA. No dijo por qué no fue a Suiza.

NO PIDIERON AYUDA

Desde que apareció de nuevo el fantasma, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) nunca contactó, ni siquiera para pedirles un consejo, a los dirigentes paceños que en el pasado defendieron con éxito a La Paz. Tampoco al médico Mario Paz Zamora, quien fue en 1996 una pieza clave de la comisión antiveto. El ex presidente de la FBF, Guido Loayza, observó ayer que en la comisión no estuviera un dirigente del fútbol paceño.

SÓLO UN PACEÑO

En el Comité Ejecutivo de la FBF sólo hay un dirigente de La Paz, el presidente de The Strongest, Jorge Pacheco. Los otros son: Carlos Chávez (Santa Cruz), Mauricio Méndez (Cochabamba), Jorge Justiniano (Pando) y Pedro Zambrano (Beni).

UNA RESOLUCIÓN

El también ex presidente de la FBF, Sergio Asbún, recordó ayer que durante su gestión propició la llegada de Blatter a La Paz y que éste firmó una resolución, conjuntamente el Comité Ejecutivo de la FIFA, en la que se señala que “no existe riesgo de jugar al fútbol por encima de los 2.500 metros”.

Blatter prometió aquella vez -dijo Asbún- considerar la propuesta nacional de incorporar en la Comisión Médica de la FIFA a un médico boliviano especialista en altura. El tema quedó en nada porque el sucesor de Asbún no continúó las gestiones.
La Prensa

La FIFA archiva los argumentos y deja sin fútbol a La Paz


Como si se tratase de un golpe de boxeo, duro y contundente, así recibió Bolivia la posición de la Federación Internacional del Fútbol Asociado, que decidió mantener el veto a estadios ubicados arriba de los 2.999 metros.

Con la medida, la entidad mundial del fútbol dejó a Bolivia sola, junto a Cusco (Perú) y dio vía libre a ciudades capitales como Quito (Ecuador), Bogotá (Colombia) y Toluca (México), afectadas con la primera medida de los 2.500 metros.

La afición boliviana, que aún comentaba el debut del equipo en la Copa América, el martes por la noche, ayer recibió como un balde de agua fría la medida de prohibición de la entidad mundial.

Ayer en Zúrich, Suiza, la FIFA repitió el argumento de preservar la salud de los jugadores y añadió el concepto de “ética deportiva”, sosteniendo que todos los seleccionados deben jugar las eliminatorias en igualdad de condiciones.

Según la agencia AFP, la medida, que se aplica a eliminatorias mundialistas, supone que Perú jugará las eliminatorias en Lima en lugar de Cuzco (3.300 m) mientras se jugará en Bogotá (2.640) y Quito (2.800) y Toluca (México).

Bolivia es el único de los cuatro países protagonistas de la intensa campaña contra el veto que no podrá jugar en el Hernando Siles de La Paz (3.650).

Sin embargo, la directiva y el aficionado boliviano califica de contradictorio y diversos los discursos y las posiciones que la FIFA adoptó desde el 27 de mayo.

Mauro Cuéllar, presidente del club Bolívar, sostuvo que la FIFA dio la impresión que nunca tomó en serio el tema, porque hizo declaraciones contradictorias y además adoptó una posición poco coherente con diversas decisiones.

El dirigente consideró que Bolivia hizo lo suficiente como para defender el tema, porque hasta ahora no se pidió que se reciba a la comisión médica boliviana, para que exponga su criterio científico.

“La Paz es maltratada desde hace mucho tiempo, dentro del fútbol y fuera de él en otros ámbitos por diversos motivos y cada vez queda sola”, reflexionó Cuéllar.

Por su parte, el alcalde paceño, Juan del Granado, calificó la medida de un fraude internacional y expresó su desacuerdo en construir un estadio en una zona más baja de La Paz, por un sentido de principio. “No podemos hacerle el juego a los vetadores”, explicó.

Del Granado propone que se forme un convenio tripartito para continuar la defensa entre el Gobierno nacional, las alcaldías y la Federación Boliviana de Fútbol.

En tanto, desde San Cristóbal, el secretario federativo de fútbol, Pedro Zambrano, le dijo a La Razón que la ratificación del veto cayó como un balde de agua fría.

“Teníamos toda la fe en que se nos escucharía y se iba a revertir esa medida, pero ahora vemos que hay un doble discurso y alguien nos jugó una mala pasada”, sostuvo el dirigente boliviano.

En tanto, el ex presidente del club The Strongest Douglas Ascarrunz señaló que se debe pensar en dos frentes de ataque y sugiere que se lleve adelante un plan B.

“No podemos dejar de jugar en La Paz y por eso la defensa debe ser a ultranza el derecho de jugar en la altura y contar con un plan B, que es construir un estadio en una zona debajo de los 3.000 metros, como sería en la localidad de Mecapaca”, explicó Ascarrunz.


Entrevista a:

Mauro Cuéllar

“Hace tiempo que La Paz es muy maltratada”

El presidente del club Bolívar, Mauro Cuéllar Caballero, está molesto con la decisión de la FIFA, y afirmó que la misma nació en Sudamérica por dirigentes de países “muy cercanos” a Bolivia.

¿De qué manera afecta esta decisión de la FIFA al fútbol nacional?

Esta tensión de jugar los partidos en altura tiene un efecto dominó, porque primero no van a venir a jugar las eliminatorias, luego no querrán jugar la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana. La pena es que se tiene tres ciudades que hacen buen fútbol, tienen dignos representantes en el país y casi todos campeones, pero nos intentan discriminar.

¿Quién es el culpable?

Creo que Joseph Blatter tiene mucha culpa, pero en Sudamérica, entre Ricardo Teixeira y Julio Grondona, además de los uruguayos están desde hace mucho tiempo con el tema, porque a los europeos no les preocupa en lo mínimo.

¿El veto se armó en Sudamérica?

Nos están tomando el pelo hace rato por la forma en que nos tratan. La Paz está siendo maltratada hace tiempo y lamentablemente nos estamos quedando solos.

¿Qué es lo que se debe realizar para revertir esta medida?

En Bolivia no se hizo lo suficiente como para defender a la altura. No hemos pedido una audiencia para nuestra comisión médica, que tuvo un desaire en la Conmebol y luego nos dicen que ellos recién deben presentar su informe en octubre, alguien nos está tomando el pelo.

La FIFA se mantiene inflexible con La Paz


El veto de la FIFA a la altura fue ratificado ayer por el Comité Ejecutivo de la Federación Internacional del Fútbol Asociado, reunido en Zurich, con la variante de que las razones “médicas y ético-deportivas” ahora sólo afectan a La Paz, sede histórica de Bolivia en las eliminatorias mundialistas, y a Cusco, donde Perú pretendía jugar algunos partidos premundialistas rumbo a Sudáfrica 2010.

De momento, la Selección boliviana está impedida de jugar las próximas eliminatorias mundialistas en el estadio Hernando Siles, mientras que las otras ciudades del país afectadas por la medida son Potosí y Oruro, aunque la FIFA ratificó que su restricción sólo abarca las eliminatorias mundialistas, no así las competiciones regionales ni nacionales.

El Ejecutivo decidió que el límite de la restricción suba de los 2.500 metros sobre el nivel del mar a los 3.000, “un margen de tolerancia que no deberá exceder por ningún motivo”, liberando a las ciudades de Quito (Ecuador) y Bogotá (Colombia), que podrán ser utilizadas por sus selecciones durante las próximas eliminatorias.

Según el comunicado de la FIFA, la medida adoptada el 27 de mayo pasado y ratificada “en principio” con sus variantes ayer, está sujeta a los resultados de una conferencia sobre deporte a gran altura, prevista para realizarse en Zúrich del 25 al 28 de octubre, de donde emergerá un informe científico final.

El Comité Ejecutivo volverá a reunirse los días 29 y 30 de octubre, y con base en ese informe tomará una decisión definitiva.

La FIFA no comunicó oficialmente si las eliminatorias mundialistas en Sudamérica podrán comenzar en octubre, tal como está previsto; o, como se presume, su inicio será postergado por lo menos hasta noviembre, a fin de conocer primero la resolución final.

En esa conferencia médica de Zúrich se tratarán también otros aspectos como el calor, el frío y la humedad, y sus efectos en la salud de los jugadores, según el comunicado oficial.

La CSF no pesó nada

A pesar de que hace un mes Blatter había dejado el asunto en manos de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), y se había comprometido a respetarla, la determinación de ésta no pesó nada en la reunión del Ejecutivo de la FIFA.

Durante una reunión en Asunción, la Conmebol decidió “por unanimidad” pedirle a la FIFA que levante la medida contra la altura en tanto no se efectúen estudios médico-científicos que certifiquen los verdaderos alcances de los efectos sobre los jugadores que del llano suben a jugar en la altura y una carta en esos términos fue remitida hace semanas a la FIFA.

Durante la conferencia posterior a la reunión del Comité Ejecutivo, Blatter no informó si el pedido sudamericano fue considerado, o pasado por alto.

Según trascendió, el presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Nicolás Leoz, no participó en toda la sesión, y debió retirarse de la misma acusando un malestar. Día antes había sido internado por dolores estomacales, y luego dado de alta.

El argentino Julio Grondona y el brasileño Ricardo Teixeira tuvieron a cargo la representación sudamericana.

Cuando la Conmebol se reunión en Asunción, Teixeira no participó en la sesión. Nunca hubo una explicación clara sobre su ausencia.

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, dio a entender ayer que esos dirigentes no habrían defendido con energía la postura sudamericana encomendada por todos los miembros de la Conmebol.

“En Bolivia hay otros estadios”

En Bolivia “hay otros estadios para jugar" al fútbol, según el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, y “no siempre los bolivianos tienen que jugar en La Paz”, su sede histórica.

El mandamás de la FIFA se refirió así al reclamo boliviano por el veto a la altura y dio a entender que la medida de restricción no debería afectar al país si en él hay ciudades habilitadas donde se pueden jugar partidos internacionales de eliminatorias.

Insistió en que la decisión está basada en asuntos científicos y médicos, y que no tienen que ver con posturas políticas.

“Hemos hablado del aspecto médico de la altitud y también del deportivo, pero esto no es una discusión política, es una decisión para proteger a los jugadores. La FIFA está preocupada por la forma de proteger a ellos", sostuvo.

Blatter confirmó también que la decisión no afecta a competiciones nacionales ni continentales, sólo a las eliminatorias mundialistas, porque “la FIFA tiene la responsabilidad de proteger a los futbolistas de la mejor manera posible".

Bajo esa óptica “médico-científica” un jugador del llano es protegido en partidos de eliminatorias, pero no si la competición es de clubes.

"No queremos evitar que se juegue fútbol en altura. Y en las competencias nacionales y de clubes y cualquier partido no vinculado con eliminatorias de mundiales o cuando haya tiempo de aclimatarse, no intervendremos".

Explicó además que “la mayoría de los jugadores están en Europa y no tendrán tiempo material de adaptarse".

Las frases

"Esta se convirtió en una gran discusión política, sobre una decisión que se tomó exclusivamente para proteger a los jugadores”",

El aspecto médico es muy importante a la hora de tener en cuenta el límite de 2.500. Pero con un margen de tolerancia, ese límite podría ir hasta debajo de 3.000 metros”

Joseph Blatter, Presidente de la FIFA

miércoles, 27 de junio de 2007

Inconformes Bolivia y Ecuador con nuevo veto a la altura

Los tres representantes de la Conmebol ante la FIFA de Argentina, Brasil y Paraguay se reunieron en Suiza con el presidente de la FIFA para presentarle la postura del organismo sudamericano.

Dice Maradona “estar con Bolivia a muerte” en el tema de la altura
Rectifica FIFA y prohíbe jugar a más de tres mil metros de altura
San Cristóbal, Venezuela.- Bolivia y Ecuador criticaron el miércoles la decisión de la FIFA de mantener en pie el veto a los partidos a más de tres mil metros sobre el nivel del mar y acusaron a los tres representantes de la Conmebol ante el organismo mundial de no defender bien a los países andinos.

La FIFA enmendó su prohibición original de partidos internacionales a dos mil 500 metros, pero el nuevo techo excluyó a La Paz, la principal urbe de Bolivia donde la selección de ese país tenía previsto disputar las eliminatorias mundialistas.

Además, quedó vetada la ciudad peruana de Cusco, donde Perú quería enfrentar a Brasil y Argentina por las eliminatorias de la Copa del Mundo 2010.

“El tema de la Conmebol, de alguna manera, no ha sido escuchado como corresponde, y eso nos preocupa a nosotros. Esto para mí, no me huele bien… dentro del seno de la Conmebol hay algo que huele hediondo'’, dijo en Caracas el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Carlos Chávez.

“No podemos entender cómo si los 10 países estaban de acuerdo a apoyar jugar en la altura, la FIFA tomó esta determinación'’, agregó.

La Conmebol aprobó a mediados de junio de forma unánime una resolución de apoyo a los países andinos, en la que sus miembros acordaron pedirle a la FIFA que revocara el veto por completo hasta que se realizaran más estudios médicos y científicos.

Los tres representantes de la Conmebol ante la FIFA _Julio Grondona (Argentina), Ricardo Teixeira (Brasil) y Nicolás Leoz (Paraguay)_ se reunieron en Suiza con el presidente de la FIFA Joseph Blatter para presentarle la postura del organismo sudamericano.

Luego de la reunión, se anunció la enmienda al reglamento, que prohibe los duelos de eliminatorias mundialistas a más de tres mil metros.

El cambio le abrió las puertas a ciudades como Bogotá (dos mil 640 metros), Quito (dos mil 800), Cochabamba (dos mil 500) y Toluca (dos mil 680).

“Queremos saber el informe, obviamente, de la participación de nuestros tres representantes sudamericano'’, afirmó Chávez, quien solicitó una reunión de emergencia con el comité ejecutivo de la Conmebol entre el jueves y el viernes cuando su líder Leoz llega a Venezuela.

El presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, Luis Chiriboga, se solidarizó con su colega boliviano a pesar de que Quito se salvó del veto.

“Como sudamericano creo que no es una decisión acertada, es injusto que se deje fuera a Cusco y a La Paz'’, comentó Chiriboga en Puerto Ordaz, donde Ecuador enfrentaba el miércoles a Chile en su debut en la Copa América.

Sostuvo que Ecuador apoyaría cualquier protesta de Bolivia y Perú, e hizo eco a las críticas al trío que representó a la Conmebol.

“Vamos a pedir que se nos muestre las actas y las grabaciones de la reunión en la FIFA para analizar'’, sostuvo.

Tanto Chávez como Chiriboga dijeron que si el veto a la altura es final y firme, también se deben revisar los partidos internacionales en situaciones de calor y humedad extremas.

Los andinos encontraron un inusual apoyo en el técnico de Argentina Alfio Basile, quien afirmó que “está bien que se juegue en cualquier cancha'’.

“Pero ahora me pregunto: ¿Si antes se podía jugar en La Paz, porque ahora no?'’, señaló “Coco'’ Basile en el hotel de la selección albiceleste en Maracaibo.

Irónicamente, el entrenador de Colombia Jorge Luis Pinto fue menos solidario con sus colegas andinos y señaló que le pareció “una decisión objetiva, funcional'’.

“Hay algunos intereses indudablemente que es necesario entender pero es una decisión muy objetiva, muy real'’, dijo.

“La decisión de la FIFA nos gusta, hubo respeto para los países andinos, es un benefició para el fútbol, seria absurdo aislar a cuatro, cinco países, es como si los equipos nuestros países no fueran a jugar a Argentina, a Brasil, a Uruguay'’, sostuvo.

Pinto indicó que aún no se ha decidido si Colombia disputa los partidos como local a nivel del mar o aprovechará la altura de Bogotá.

El presidente boliviano Evo Morales encabeza una campaña internacional en contra del veto, y tenía previsto viajar el Suiza para reunirse el jueves con Blatter.

Morales estuvo el martes en la inauguración de la Copa América en Venezuela, donde Bolivia empató 2-2 con el anfitrión, y no quedó claro si la visita a Blatter se mantenía en pie.

“Los bolivianos tenemos el derecho de escoger el lugar donde queremos jugar en nuestro territorio. Si el argumento es que el estadio es chico que se está cayendo a pedazos, la obligación de un cambio se puede entender, pero este no es el caso'’, dijo el volante boliviano Joselito Vaca, jugador titular en el partido inaugural.

“Vivimos en la altura, los partidos deben ser donde uno vive. Nos indigna lo que está pasando'’, agregó.

El zaguero de la selección colombiana Mario Alberto Yepes apuntó que “se hizo justicia a medias, ya que no debería haber veto para ninguna ciudad del mundo'’.

“En lo particular, estoy contento por la habilitación de Colombia'’, agregó el defensa del Paris Saint Germain.
Milenio

Ecuador mantiene solidaridad con Bolivia y Perú por fútbol de altura

(RPP) El canciller ecuatoriano en funciones, Rafael Paredes, aseguró que su país mantiene la solidaridad con Bolivia en el caso del veto de la FIFA al fútbol de altura, aunque elevó la cifra de 2.500 metros sobre el nivel del mar hasta 3.000 metros.

Paredes, que reemplaza temporalmente a la canciller María Fernanda Espinosa, que se encuentra fuera del país, recordó que la posición de Ecuador es que "no deberían haber exclusiones", y por el contrario, dijo, el deporte debe ser una actividad "de inclusiones".

"En ese sentido, sí somos solidarios con todos los planteamiento que han hecho Bolivia, Perú y otros países", señaló Paredes a los periodistas, informó EFE.

El canciller en funciones añadió que se debe buscar que el deporte sea practicado "de la forma más amplia posible dentro de las regulaciones que están establecidas para preservar su práctica, pero no para excluir escenarios deportivos".

Un mes después de acordar la prohibición de jugar a más de 2.500 metros, el Comité Ejecutivo de FIFA aumentó hoy la altitud hasta 3.000 metros.

Perú pidió aclarar veto de la FIFA a altura que afecta a Cusco


(RPP) Perú pidió a la FIFA sustentar con argumentos médicos la prohibición de jugar a más de tres mil metros de altura, lo cual perjudica a Cusco.

La FIFA elevó a 3 mil metros de altura sobre el nivel del mar la prohibición de disputar encuentros eliminatorios para un Mundial.

"Creo que esto afecta a Perú, Bolivia e incluso a Bután, aunque efectivamente afecta mayormente a Bolivia, donde es un tema muy serio, ya que me parece que quedarían solamente con dos o tres estadios donde se podría jugar fútbol profesional", señaló el gerente de la Comisión Mundialista Sudáfrica 2010, Alberto Siles, a EFE.

"Perú ha inscrito a Cusco como sede para las eliminatorias y evidentemente se le elige porque hay la intención de utilizarlo, claro que esa ya es una decisión del comando técnico, por eso una vez que se pueda establecer una comunicación entre los directivos de la federación peruana se emitirá un comunicado y establecerá una posición", remarcó.

Siles exigió a la FIFA un sustento médico. “Mientras no sea así siempre va a estar la impresión de que es arbitrario, me imagino que esto, a la hora que se haga la publicación de la norma, se va a sustentar y ahí se tendrá que evaluar", remarcó.

El Gobierno califica de "injusta y racista" ratificación del veto de la FIFA a la altura



-El ministro Quintana señala que detrás de esta determinación están instituciones del fútbol mundial que protegen sus intereses económicos.La Paz, 27 jun (ABI).- La ratificación de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) de vetar el fútbol a las regiones que están ubicadas a más de 3.000 metros sobre el nivel de la mar (msnm), fue calificada por el Gobierno de "injusta, discriminatoria y racista" y que sólo se pretende proteger los intereses económicos de los equipos y organizaciones que obtienen jugosas ganancias.El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, en conferencia de prensa realizada en Palacio Quemado, manifestó que esta determinación prohíbe el derecho "que todos tenemos de seguir llevando adelante la práctica noble del fútbol que contradice y quiebra los principios fundamentales sobre los que se sostienen la propia FIFA: la universalidad".Señaló que esta prohibición es discriminatoria y diferenciada que protege parcialmente a jugadores de la región que se desempeñan en competencias en Europa.Indicó que defender la salud de los jugadores no se aplica de manera universal y por tanto hay decisiones; inequitativas, discriminatorias y un contenido racista."Esto indica que los jugadores de la región pueden exponerse, bajo el criterio de la FIFA, a jugar por encima de los 3.000 metros sobre el nivel del mar y la suerte que corran esos jugadores es simple y llanamente de responsabilidad de la región, pero los jugadores que juegan en Europa no pueden jugar en la región porque ellos si estarían afectados por la cuestión de la altura", manifestó el Ministro de la Presidencia.En horas de la mañana de este miércoles, la FIFA, a través de un comunicado, hizo conocer su determinación de ratificar el veto planteado hace semanas de prohibir los cotejos internacionales de eliminatorias mundialistas en ciudades más altas de los 3.000 msnm.Esta determinación afecta a los estadios bolivianos de La Paz, Potosí y Oruro.De acuerdo al mandamás de la FIFA, Joseph Blatter, la decisión responde a que "la mayoría de los jugadores que juegan las eliminatorias están en Europa y no tendrán tiempo de adaptarse".INTERESES ECONÓMICOSAnte este hecho el ministro Juan Ramón Quintana señaló que detrás de esta determinación están distintas instituciones del fútbol mundial que protegen sus intereses económicos."Lo que se esta defendiendo son oscuros intereses económicos de grandes consorcios y asociaciones que lucran con el fútbol, a través de patrocinios a jugadores que son bien cotizados en el fútbol mundial", indicó Quintana.Añadió que este comportamiento guiado por los intereses económicos será confrontado a través de las gestiones del Gobierno para tratar de revertir el veto impuesto por la FIFA.INFORME MÉDICOAsimismo, el Ministro de la Presidencia denunció que esa determinación, que según el presidente de la FIFA se toma en base a informes médicos, no tiene ninguna sustentabilidad puesto que en hasta el momento no se evidenció plenamente que la altura afecte a los jugadores."Es deleznable, insuficiente el informe de la comisión médica de la FIFA. Creemos que este informe es una simulación y que detrás de éste , lo que se pretende es favorecer la economía de los equipos y de organizaciones poderosas que negocian y que obtienen jugosas ganancias detrás de los escenarios deportivos", aseveró Quintana.De acuerdo a la autoridad gubernamental, además de esos dos aspectos, se debe tomar en cuenta los informes sobre el tiempo que se ha jugado fútbol en la región, las estadísticas deportivas, la cotidianidad de esta práctica deportiva que en definitiva desmorona esta presunta defensa de la salud de los jugadores.Indicó que hasta la fecha no existe ningún informe científico, médico ni empírico que demuestre que el fútbol en altura ocasiona daños colaterales a la salud de los jugadores,Sin embargo, Quintana reafirmó una vez más que se continuará en la lucha contra esta prohibición, puesto que hasta ahora solo ha concluido la primera parte de la campaña y una segunda continuará con la defensa."Seguiremos en las gestiones diplomáticas, políticas e institucional, para emprender un segundo esfuerzo indeclinable y vigoroso sin tregua hasta que se honre el derecho universal que tienen los bolivianos y otras regiones de América del Sur, para seguir jugando con la mayor libertad sin discriminación y sometidos al principio consagrado universalmente que es le principio de la igualdad", agregó.Jcch/Rq ABI

BLATTER LE DIRÁ LA "MALA NUEVA" A EVO MORALES ESTE JUEVES EN ZURICH


El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, afirmó que será el mismo en persona quien será el encargado de comunicarle al presidente de Bolivia, Evo Morales, sobre la decisión del Comité Ejecutivo del máximo organismo del fútbol mundial sobre el veto a los estadios sobre 3.000 metros de altura.

Blatter aprovechará este jueves para comunicarle la medida al mandatario altiplánico, quien tiene agendada una entrevista para debatir sobre el tema, el cual fue zanjado hoy.

La resolución definitiva quedó en que aplicará el veto a los estadios en partidos eliminatorios para las Copas del Mundo sobre los 3.000 metros de altura sobre el nivel del mar.

Blatter recibirá en Zurich a Morales, personaje quien encabezó las protestas contra la prohibición de la FIFA, que inicialmente impidió los partidos a más de 2.500 metros.

"Lo primero que haré será darle la bienvenida a FIFA como presidente de un país y después le informaré sobre la decisión del comité ejecutivo de la misma forma que lo he hecho hoy (miércoles)", dijo Blatter.

FIFA RATIFICA VETO A CIUDADES ARRIBA DE LOS 3000 METROS, POR "RAZONES ETICAS Y MÉDICAS"


El anuncio fue hecho por el propio presidente de la FIFA, Joseph Blatter, quien tras la reunión fijada para hoy en el casa central del organismo rector del fútbol mundial, se decidió mantener el veto a jugar en estadios que estén en alturas.

Esta vez el Comité Ejecutivo de la FIFA recibió los alegatos de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), la cual está compuesta por Nicolás Leoz, timonel de la Confederación Sudamericana; Julio Grondona, Titular AFA y vicepresidente de la FIFA y Ricardo Texeira, mandamás del fútbol brasileño.

La medida tomada por la FIFA el mes pasado provocó la molestia de los países sudamericanos que se vieron afectados por la decisión: Bolivia, Perú, Colombia y Ecuador.

Así el máximo organismo del fútbol mundial argumentó que la salud de los jugadores es la que peligra si realizan deportes de alta competencia en alturas, por eso fijo que sobre los 2.500 metros no se podía jugar.

Sin embargo, esta semana el propio Blatter dijo que "La FIFA no ha prohibido jugar en altitud. Se puede jugar a 8.000 metros, si uno quiere, pero los estudios médicos demuestran que no está recomendado a más de 2.500 metros. La decisión sólo es para las clasificatorias para las Copas del Mundo. Las competiciones de clubes y nacionales pueden jugarse donde quieran".

Por ello, esta mañana el Comité Ejecutivo decidió elevar a 3.000 metros el veto a los estadios, donde los estadios ubicados en Bogotá, Colombia (2.640 metros) y Quinto, Ecuador (2.800 metros) fueron apartados de la medida, mientras que La Paz, Bolivia y Cuzco, Perú quedaron dentro del veto.

lunes, 18 de junio de 2007

Presidente Morales encabezará comitiva boliviana a Zurich

El primer Mandatario Evo Morales Aima, anunció que viajará a Zurich, para entrevistarse con Joseph Blatter, presidente de la FIFA, cuyo único fin es hacerle conocer la postura boliviana en el tema del veto a los estadios ubicados a más de 2.500 metro sobre el nivel del mar.
El anuncio lo hizo después de jugar un partido amistoso contra el equipo de la Embajada, de Brasil, en la oportunidad el elenco presidencial goleó por 6 a 0, encuentro que se disputó durante el mediodía de ayer.
“Solicitamos audiencia con el presidente de la FIFA, esperemos que nos reciba”, dijo Morales en una improvisada conferencia de prensa, que se ofreció en previos de la Embajada, del país carioca.
En la oportunidad, también aseguró que el Gobierno de Brasil, se unió a la causa boliviana, para que se pueda evitar que se consuma el veto a La Paz, “contamos el apoyo de nuestros hermanos de ese país”.
Por su parte el Embajador Federico Cesar de Araujo, quien se mostró cauto a la hora de declarar, se limitó a señalar que “el pueblo brasileño apoya”. Posteriormente el representante brasileño hizo entrega de la Copa que ganó el equipo del Presidente Morales.
SEGUNDA ETAPA
El Gobierno boliviano inició la segunda etapa contra el veto a la competencia internacional del fútbol a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar (msnm), dispuesto por la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA).
El presidente Evo Morales Aima confirmó que el ministro de Relaciones Exteriores y Cultos, David Choquehuanca, viajó a España para sostener un encuentro internacional de cancilleres y que como una de sus principales tareas está el conseguir el respaldo de rechazo al veto del deporte en altura.
El Jefe de Estado adelantó que paralelamente en Bolivia conversará con los representantes diplomáticos acreditados en el país para pedirles su respaldo a la campaña iniciada por el rechazo a la práctica del fútbol a más de 2.500 msnm.
Asimismo, realizará contactos telefónicos con presidentes de los países que forman parte del Comité Ejecutivo de la Asociación del Fútbol Asociado para pedir su respaldo a la cruzada intercontinental de la defensa del deporte en la altura.
“Estoy seguro que nos van a entender. (...) Y estoy seguro que no nos van a abandonar”, manifestó el presidente Morales Aima.
AUDIENCIA
El Gobierno solicitó a la Confederación Suramericana de Fútbol tramitar una audiencia con el Vicepresidente de la FIFA para explicar el estudio médico que realizaron los galenos del Instituto Boliviano de la Altura en forma conjunta con especialistas del exterior como Perú, Ecuador, Colombia y Bolivia.
“Esperamos que puedan concedernos la reunión y de alguna manera cerrar el tema para toda una vida” dijo el presiente de la República, Evo Morales.
A su vez el vicepresidente, Álvaro García Linera, manifestó que luego de lograr la dignificación del deporte en Asunción, Paraguay, una comisión tiene prevista el 26 de junio a Zurich, fecha que será confirmada en algunos días. La comisión estará integrada por alcaldes de Bogotá, Cusco, Quito, La Paz y El Alto.

sábado, 16 de junio de 2007

La Conmebol pide que la FIFA revise el veto a la altura

La directiva de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol ) decidió, de manera unánime, pedir a la FIFA que suspenda la prohibición de no jugar en ciudades a una altura de 2.500 metros sobre el nivel del mar.

El secretario general de la CSF, el argentino Eduardo Deluca, especificó que se levanta la medida hasta que los países vetados puedan presentar elementos médicos para reforzar la tesis de que la práctica del fútbol en la altura no trae dificultad alguna a los jugadores.

Por su parte, el presidente Nicolás Leoz se limitó a destacar que en la decisión se impuso la “solidaridad y unidad de la Conmebol”.

Pese a que el veto de la FIFA continúa de manera formal, se espera que en la reunión del 29 próximo el veto sea levantado por el organismo mundial.

En dicha reunión, que será en Zúrich, los representantes de la Conmebol: el paraguayo Leoz, el argentino Julio Grondona y el brasileño Ricardo Teixeira serán los portavoces de esta decisión.

“Él presidente de la FIFA dijo públicamente que es un tema que primero debemos arreglarlo nosotros en Sudamérica, así sucedió y la FIFA tiene que respetar esa decisión”, explicó el tesorero federativo Jorge Pacheco, quien destacó la gran movilización que también encontraron en Asunción, con el apoyo de decenas de bolivianos.

“Nosotros estamos seguros de que jugaremos en La Paz. Siempre lo dijimos y estamos seguros de que será así. Nos hacemos ya a la idea de que debutaremos en el Hernando Siles”, explicó Carlos Chávez, presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

El directivo añadió que durante la reunión del comité sudamericano se habló poco sobre la altura, porque se impuso la actitud positiva de todos los dirigentes que fue de buscar una salida positiva.

El cónclave contó con la participación de nueve presidentes de las federaciones nacionales y el vicepresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, Marco Polo, quien también firmó la resolución que será llevada a la FIFA.

En la cita de la Conmebol se recordó el lema deportivo que maneja el ente mundial del fútbol: “Hombres y pueblos unidos por el fútbol”. Chávez expuso los argumentos no sólo en el plano deportivo, sino sociales, culturales y hasta económicos de un posible veto y sus consecuencias. Documento que fue redactado por Carlos Mesa, ex presidente de la República.

La jornada en el edificio de la Conmebol fue intensa, desde la presencia del presidente boliviano, Evo Morales, hasta la conclusión de la misma reunión.

En las afueras de la sede, se apostaron por lo menos cerca de un millar de bolivianos residentes en Asunción, quienes hicieron una vigilia y apoyaron con banderas, pancartas y otros para que se revierta la injusta medida.

Con relación a la participación de Morales, los dirigentes bolivianos destacaron su desempeño y sostuvieron que fue decisiva, junto al resto de la campaña que se llevó adelante en este período.

“Es bueno remarcar todas las gestiones y la presencia del Presidente para que se solucione esta situación. No podemos negar que su participación fue importante”, expresó Chávez en Asunción.

“Le dije al dirigente Julio Grondona que estamos en sus manos y que se acuerde de todo lo conversado para que no nos discriminen y así nos unamos más”, manifestó el Mandatario de la nación.

Opiniones

El problema nos unió más

Carlos Chávez II Presidente FBF

Este problema no sólo nos unió más a la Conmebol, sino a todos los bolivianos. Se tuvo que hacer un cambio táctico que fue determinante para ganar esta primera batalla, y hay que reconocer el compromiso de solidaridad que se puso en duda en algún momento en la Conmebol. Gracias al presidente Evo Morales sin cuyo apoyo no hubiera sido fácil lograr el respaldo que hoy tuvimos.

Ahora viene otra batalla

Jorge Pacheco II Tesorero FBF

Esta es una muestra de que con trabajo responsable se puede revertir cualquier tipo de arbitrariedades. Se recurrió al espíritu de solidaridad de los hermanos sudamericanos, y éstos respondieron de la forma en que esperábamos. Ahora se viene otra dura batalla que estoy seguro que también la ganaremos, porque estamos realizando un trabajo serio para no volver a tocar más el tema altura.

La derrota del día fue en cancha


No todo fue victoria para Bolivia, ayer en Asunción. El equipo del presidente Evo Morales fue derrotado en su primera presentación internacional, en la que se enfrentó al representativo de su homólogo paraguayo, Nicanor Duarte.

El resultado a favor del local fue 2-1, aunque Evo dio por hecho que era un 2-2, debido a que el árbitro del encuentro le anuló un gol que él consideró “legítimo”.

La afición de Morales por el fútbol capturó la atención en Asunción. El cotejo, disputado en una bonita cancha de fútbol-ocho, en la residencia del Mandatario paraguayo, cerró la visita de la comitiva nacional a la capital guaraní.

Morales y Duarte fueron los capitanes, como no podía ser

de otra manera. Sus equipos

estuvieron integrados por funcionarios de sus gobiernos y ex futbolistas.

En el cuadro boliviano actuaron, entre otros, Iván Castillo y Milton Melgar; en el de Paraguay, la figura fue Roberto “El Gato” Fernández, un recordado arquero, mundialista en 1986. “Tapó todo”, comentó Evo.

El partido se disputó en dos tiempos de media hora cada uno. Morales convirtió un gol, “el mejor” —según calificó el Presidente—, pero el referí lo anuló.

En tono de broma, el Mandatario boliviano contó que su colega paraguayo lo lesionó: “Vuelvo al país cojeando porque (Nicanor Duarte) me dio un puntazo en la canilla”.

El encuentro futbolístico “fue histórico” porque, “por primera vez dos presidentes nos medimos en un partido de fútbol”.

El “fenómeno Evo” fue clave en la Conmebol


En su discurso, abogó por la unidad del fútbol en Sudamérica. Bolivia “tiene un gran Presidente”, dijo Grondona

La presencia del presidente Evo Morales en la sede de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) fue determinante. Unas dos horas después de que el Primer Mandatario exhortara a los dirigentes del balompié del continente a que le pidan a la FIFA que levante el veto contra la altura, éstos se pronunciaron en ese sentido.

La “humildad y sabiduría” del Jefe de Estado, además de sus “lindas palabras”, capturaron a los dirigentes del fútbol. “Los noqueó”.

El discurso que utilizó Morales dio en el clavo. Reconoció a los dirigentes por ser los impulsores de la unidad de los pueblos a través del fútbol. “El fútbol nos hace olvidar nuestros problemas económicos, sociales y políticos; nos hace dejar a un lado nuestras diferencias, cualesquiera que sean éstas. El fútbol es integrador. El secreto de este deporte es eso, integrar, no sólo jugar por un trofeo”.

En buenas cuentas, Evo les dijo que si el fútbol es símbolo de unidad, y ésta es producto del trabajo de los dirigentes, ellos no podían vulnerar esos principios al admitir el veto a un país o a una ciudad.

“Les pido que no seamos excluidos, que los sudamericanos nos integremos mediante el deporte. Estamos (él y otras autoridades) acá a nombre del pueblo boliviano para apelar a la conciencia deportiva, a la justicia deportiva”, sostuvo el Presidente.

Les recordó que brasileños y argentinos, entre otros, han ganado torneos jugando en La Paz y batido récords en otras disciplinas.

“Todos los sudamericanos buscamos la unión a través del fútbol”, admitió, al dirigirse al mandatario boliviano, el presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), el paraguayo Nicolás Leoz.

Como un anticipo de lo que iba a decidirse después, el titular de la Conmebol calificó la restricción de la FIFA como “no definitiva, sino transitoria”.

Antes de comparecer públicamente, Morales y las principales autoridades de la Confederación se reunieron en privado durante unos 40 minutos.

Los miembros del Comité Ejecutivo de la Conmebol asintieron en sentido de que la presencia de Morales y su “conmovedor” discurso fueron importantes para tomar luego una decisión sobre el veto a la altura.

Fuentes que merecen fe dijeron que, tras la exhortación del Primer Mandatario, el tratamiento del tema no duró más de 15 minutos en el Ejecutivo. El resto del tiempo fue utilizado para tratar otros asuntos.

“Su sencillez, su humildad y su categoría para hacer una exposición de defensa de la altura nos conmovió a todos”, reconoció el presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), José Napout.

Según él, la determinación de la Conmebol no tuvo que ver con el discurso político de Morales, sino con la exhortación para “unir y no dividir”.

“Tienen un gran Presidente, él es quien debería estar hablando, y no nosotros. Hizo una exposición muy lúcida, de mucha categoría, y algo así se merece una respuesta de la mejor manera”, comentó el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona.

Grondona, vicepresidente de la FIFA, será el encargado de transmitirle a Joseph Blatter la intención de Morales de visitar Zúrich y tratar el tema de la altura en la sede del máximo organismo del balompié mundial.

Anuncia gestiones ante Europa y Sudáfrica

“Vamos ganando, pero sólo hemos jugado el primer tiempo; falta el segundo”, sostuvo ayer el presidente Evo Morales, enterado de la determinación de la Conmebol, de solicitar a la FIFA que levante el veto a la altura.

De buen humor, el Primer Mandatario comparó el tema de la altura con un partido de fútbol. “No tenemos que confiarnos porque vamos en ventaja, para que al cabo de los 90 minutos nuestro triunfo sea total”, afirmó.

Evo dijo que su Gobierno no se quedará con los brazos cruzados y no desmayará hasta lograr que la FIFA revierta el veto. Anunció que la próxima semana emprenderá en persona contactos con mandatarios de países europeos para lograr su respaldo, en el entendido de que “también allí hay quienes quieren vetarnos”.

La mayor gestión que llevará a cabo será ante el Presidente de Sudáfrica, para “que el país sede del próximo Mundial nos dé todo su apoyo y no permita que el campeonato sea de unos cuantos, sino un Mundial de verdad”.

Al referirse a la postura adoptada por los dirigentes de la Conmebol, de ir contra el veto de forma unida, comentó que “se ha demostrado una vez más que el deporte une con altura”, una frase que él hizo famosa desde que se conoció, el 27 de mayo, la resolución de la FIFA.

La otra mirada

GRAN COMITIVA

Evo Morales llegó a Asunción en un vuelo especial acompañado por alcaldes

y prefectos de algunas ciudades y departamentos del país, además de otras autoridades de su Gobierno. Asimismo, con él viajó un contingente importante de periodistas.

En la sede de la Conmebol fue recibido por unos 200 ciudadanos bolivianos residentes en Paraguay; éstos portaban pancartas contra el veto y banderas, apoyando la campaña emprendida por el propio Mandatario.

UN REGALO

En la Conmebol, Morales fue recibido por todo el Comité Ejecutivo, encabezado por el paraguayo Nicolás Leoz. Compartió informalmente con ellos y recibió como presente un maletín con los libros que testimonian la historia del fútbol sudamericano. Tuvo un encuentro privado, de unos 40 minutos, con las autoridades del fútbol sudamericano.

HUÉSPED ILUSTRE

Morales y su comitiva se trasladaron luego a la sede de la Municipalidad de Asunción, donde el Jefe de Estado fue declarado Huésped ilustre y recibió las Llaves de la ciudad.

En su agenda incorporó la visita a una universidad de la capital paraguaya, donde dictó una conferencia.

CON SU HOMÓLOGO

La agenda del presidente Morales en Asunción concluyó con la visita a su homólogo paraguayo, Nicanor Duarte, en la residencia presidencial de Mburuvichá Roga. Luego ambos fueron protagonistas de un partido de fútbol.

HALAGÓ A GRONDONA

El Presidente dijo que jamás se imaginó conocer a “tan importantes hombres del fútbol mundial”. Se ganó la simpatía de Julio Grondona, vicepresidente de la FIFA: “Siempre escuché hablar de Grondona, pero nunca pensé en estar a su lado”.

“Ahora nos falta ganar el partido final”

Entrevista a Mauricio Méndez
Vicepresidente de la FBF

El primer vicepresidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Mauricio Méndez, afirmó ayer que el festejo final se producirá luego del Congreso de la FIFA, a realizarse el 26 de junio en Zúrich. Para lo cual el trabajo proseguirá.

¿Cómo interpretan la ausencia de Ricardo Teixeira en la cita del viernes?

Brasil estuvo presente a través de su vicepresidente, porque el señor Teixeira tenía una reunión con el presidente Lula en su país.

¿Qué es lo que se debe hacer luego de este primer logro?

Esto es como un partido final de Copa Libertadores, el jueves terminó el primer tiempo y lo estábamos perdiendo porque no salieron las cosas como pensamos. Hoy (por ayer) se logró volcar el resultado y es un partido que se le ganó en cancha, que nos deja con alguna tranquilidad. Ahora quedan 90 finales, los primeros 45 hay que jugarlos en La Paz preparando un buen informe médico e ir a defenderlo a la FIFA, para que se suspenda el veto.

Jugaremos en La Paz, no tengo ninguna duda’

El presidente de la FBF admitió que se sintió mal porque se puso en duda su fidelidad para con el país. También confesó que siempre estuvo seguro de que no perderíamos nuestra sede natural para la eliminatoria.

¿Cómo se siente?

Ayer por la tarde (por el jueves), al salir de aquí (de la sede de la Conmebol) después de escuchar el informe médico tuve la percepción de que habíamos decepcionado al pueblo boliviano porque no conseguimos el objetivo. Pero ahora creo que lo hemos conseguido.

Me sentí mal porque además hubo alguna susceptibilidad por ser yo cruceño, y no creyeron que iba a pelear a muerte por altura. Lo hice y lo seguiré haciendo porque por Bolivia soy capaz de hacer cualquier cosa.

¿Cómo le ha caído esta resolución y cómo hay que tomarla?

Es un gran paso dado que nos fortalece a nosotros como bolivianos; pero también es la demostración de que hay unidad en el seno de la Conmebol. Yo dije también que iba a luchar para no llevar el asunto a la votación, por evitar el resquebrajamiento del fútbol sudamericano. Y lo logramos, la decisión fue unánime, porque hasta Brasil se manifestó a favor de una revisión del tema y la suspensión de veto.

¿No es una mala señal que el presidente de la Confederación Brasileña haya abandonado la reunión?

Si lo hizo fue porque el señor (Ricardo) Teixeira tenía que asistir a otra reunión, pero se quedó en representación de él su vicepresidente. Es decir, Brasil no estuvo ausente, estuvo representado en la reunión y apoyó el pedido que se le hará a la FIFA.

¿Comparte usted el hecho de que sólo se ha dado un paso y que aún no hay nada que festejar? Es decir, no es éste un tema cerrado, más bien se ha abierto un gran reto para demostrar que científicamente la altura no es dañina...

Tenemos que estar muy conformes con las gestiones que hemos realizado y yo creo que hay que festejar este primer logro. Pero usted tiene razón, aquí la cosa no se ha terminado y ahora debemos prepararnos para afrontar un trabajo científico que sea incuestionable y de una vez por todas cierre este tema para siempre.

Hemos conseguido que se involucre en este estudio a gente entendida en la materia, a científicos de la comunidad andina que saben de lo que se trata. De manera que seguirán los estudios, es muy importante que sigan para demostrar que a la altura no hay porque temerle.

Después de todo lo que ha ocurrido, y a la espera de lo que determine la FIFA, ¿usted confía en que Bolivia jugará como local las eliminatorias en La Paz?

Hoy no tengo ninguna duda de que las eliminatorias las vamos a jugar en La Paz. Verá usted que el primer partido, ante Colombia, será en La Paz. Y el último de local, frente a Brasil, también lo vamos a jugar en el “Hernando Siles”. Todas las selecciones irán a jugar a La Paz.

¿Alguien le pidió tranzar con alguna cosa para habilitar a La Paz?

Tranzar no. Me pidieron que en La Paz juguemos de noche, pero nada más. Yo no tranzo nada ni negocio nada. Mi obligación es defender nuestra sede natural, nuestro estadio Hernando Siles, y así lo he hecho.

A propósito. Usted dijo el jueves que se enteró de un compromiso que hizo un ex dirigente de la FBF, que en 1998 prometió que nunca más se jugaría en La Paz. ¿Lo ratifica?

Lo ratifico, pero no porque me conste, sino porque me lo informaron. Sentí vergüenza al enterarme de que en 1998 hubo tal cosa. Me dijeron que José Saavedra Bánzer prometió cambiar la sede. Tuve que bajar la cabeza y sentir vergüenza por ello. Le repito que no me consta, pero si así fue lo lamento mucho.

¿El Presidente Evo Morales tomó conocimiento de ello?

Me han informado que durante la reunión con las autoridades de la Conmebol le pusieron al tanto, le contaron que se negoció en su momento la eliminatoria. Hasta habían promedido que se iba a construir un estadio por debajo de los 2.500 metros de altitud. Aunque no hay un documento firmado, la gente de la Confederación es muy seria.

¿Usted cree que de alguna manera influyó, para la decisión tomada hoy, la presencia del Presidente Morales en la Conmebol?

Sin duda que fue determinante. Ha sido muy importante y se lo dije a Evo Morales. Todos los colegas (presidentes de las federaciones) me lo manifestaron de esa manera. Ha sido un honor para el fútbol sudamericano tener en esta casa a nuestro Presidente y es necesario decir que su presencia fue clave. Por eso le agradecí, como también le agradezco a todo el país, a todo el pueblo boliviano, porque de verdad estuvimos todos unidos para luchar contra el veto.

¿Creyó en algún momento en que La Paz sería vetada definitivamente?

Se lo digo con sinceridad y en serio: jamás pensé, ni por un minuto, en peder nuestra sede natural. Siempre fui un convencido, y trabajé con base en ello, de que saldríamos adelante. Hemos dado un paso y ahora estamos festejando un primer triunfo.

Condición

Los partidos serán por la noche

Bolivia jugará la mayoría de sus partidos de las eliminatorias mundialistas rumbo a Sudáfrica 2010 en horas de la noche. Todos sus rivales aceptaron apoyarle en su lucha contra el veto, con esa condición.

Si la FIFA levanta la restricción que aún pesa sobre el estadio Hernando Siles, los partidos de la Verde en Miraflores empezarán en casi todos los casos, salvo alguna excepción, después de las 18.00.

Desde hace años rige una restricción de la FIFA. En la altura no se pueden jugar partidos internacionales antes de las 16.00, justamente por evitar efectos contrarios al desempeño de los visitantes.

Según los entendidos, mientras más tarde se juega más se aminora el efecto que puede producir la altura. Además, ello permitiría que los seleccionados visitantes puedan llegar el mismo día del partido, algo que también es recomendado por los médicos; y marcharse una vez concluído éste.

El presidente de la FBF, Carlos Chávez, admitió ayer que le pidieron horario nocturno y él aceptó “sin objeción alguna”.

Chávez aclaró que los horarios serán definidos con base en los requerimientos de la televisación, “pero en La Paz jugaremos por lo general de noche y no tenemos ningún problema para hacerlo”.

El apunte

FIFA SE reunirá EL 27

La reunión del Comité Ejecutivo de FIFA, en la que se ésta tomará conocimiento de la decisión sudamericana, está programada para el miércoles 27 de este mes, un día después del arranque de la Copa América, cuya ceremonia inaugural tendrá lugar en la ciudad de San Cristobal.

La dirigencia en pleno de la Conmebol, enfrascada en lo que significará el torneo más importante del continente, deberá tomar sus precauciones para llegar a tiempo a la sede del máximo organismo del fútbol mundial.

Fútbol universal sin discriminación


La Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL), después de una larga reunión de Comité Ejecutivo, en el que presidentes de las asociaciones nacionales de los países andinos expusieron su punto de vista respecto a la resolución de la FIFA de vetar a escenarios por encima de los 2.500 metros sobre el nivel del mar, decidió por unanimidad solicitar al ente rector del fútbol mundial dejar sin efecto la medida que afecta a sus afiliadas Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia.

De esta manera se respeta los derechos de las naciones afectadas al defender la universalidad del fútbol sin discriminación, cuando la FIFA al anunciar la resolución quebrantó violentamente sus propios códigos, estatutos y reglamentos que ahora no tiene otra alternativa que enmendar semejante error.

Antes de iniciarse la cita dirigencial, se explicó que una comunicación llegada de la FIFA durante la reunión médica dando cuenta que el veto corría en escenarios deportivos por encima de los 2.800 msnm, fue la apreciación de un médico de la FIFA en Suiza y que en Sudamérica se interpretó como un comunicado oficial.

“Una vez más ha primado el sentido de solidaridad y comprensión entre todos los países”, afirmó el presidente de la CSF, Nicolás Leoz, en rueda de prensa ofrecida tras la reunión del Comité para tratar esa restricción.

Dirigentes de la CONMEBOL y el presidente de Evo Morales en la conferencia de prensa.

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Carlos Chávez, agradeció la gestión de Leoz y del presidente de la Asociación Argentina de Fútbol y vicepresidente de la FIFA, Julio Grondona, para que la decisión de la CSF fuese unánime.

Añadió que los dirigentes sudamericanos “dieron las sendas de equidad” y sin necesidad de someterlo a votación entre los miembros del Comité Ejecutivo que hubiera significado de alguna manera la fractura de la unidad del balompié regional.

El anuncio de la CSF se produjo tras una deliberación de los miembros del Comité, presidido por Leoz, quien poco antes recibió al presidente de Bolivia, Evo Morales Aima, principal promotor de la campaña en favor del levantamiento de la restricción de la FIFA.

La reunión ejecutiva estuvo precedida de una sesión de la Comisión Médica de la CSF, que recomendó la disputa de partidos en ciudades de hasta 4.000 metros, pero con un proceso de adaptación de al menos dos semanas para minimizar la hipoxia (falta de oxígeno en la sangre).

Pese a que en horas de la mañana se anunció que en Bogotá (Colombia) y Quito (Ecuador) sí se podrían jugar partidos de eliminatorias al mundial, dicha información fue descartada por el propio Secretario General de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF), Eduardo Deluca, quien aclaró que la FIFA, no ha modificado la altura máxima de las ciudades donde deben disputarse los partidos oficiales, que no puede superar los 2.500 metros sobre el nivel mar.

Aclaró que se trataba de una recomendación del titular de la Comisión Médica de la FIFA, el suizo Jiri Dvorak, “de que se podría llegar a elevar los 2.500 metros (de la resolución del 27 de mayo pasado) a 2.800 o hasta 3.000”.

El dirigente aclaró que “es una apreciación del doctor Dvorak” y que “no puede haber una resolución si no hubo reunión del Comité Ejecutivo (de la FIFA) y las resoluciones solamente la pueden atenuar o suspender el mismo Comité”.

La recomendación de Dvorak, fue interpretada en la reunión de la Comisión Médica de la CSF, como una determinación de la entidad rectora del fútbol mundial, cuya resolución afecta a ciudades de altura de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

PORTAVOCES

El presidente de la Conmebol, Nicolás Leoz, el argentino Julio Grandona, y el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ricardo Teixeira, representantes sudamericanos en el Ejecutivo de la FIFA, serán los encargados de intentar convencer al resto de los miembros del órgano rector del fútbol mundial.

Aunque son tradicionales las reclamaciones de clubes e incluso de internacionales de Brasil y Argentina por jugar a elevada alturas como en La Paz o Cusco, especialistas bolivianos insistieron en que los efectos de la altitud se superan con una adaptación de más de una semana.

En este sentido, apuntaba a que uno de los problemas de las poderosas selecciones de la región es que tienen dificultades para lograr la liberación con tiempo de sus mejores jugadores que militan en los grandes clubes europeos.

Además, criticaron los estudios de la Comisión Médica de la FIFA que justificaron la medida y sustentaron que fueron realizados en los Alpes suizos, cuyas condiciones son muy distintas a las regiones pobladas de los Andes.

Evo sensibiliza a la cúpula de Conmebol

El presidente de la República, Evo Morales Ayma, jugó todas sus cartas cuando se entrevistó personalmente con Nicolás Leoz y Julio Humberto Grondona, luego de la conferencia de prensa oficial en la Conmebol.

Morales se dirigió con mucho respeto al titular de la CSF, pero en especial al actual presidente de la AFA y uno de los vicepresidentes de la FIFA, Julio Grondona.

“A usted lo conozco desde muy pequeño, por las revistas que solía leer; estamos en sus manos, es un gran honor estar con gente reconocida mundialmente”, le dijo el Presidente a Grondona, quien sorprendido, cambió su postura de hombre rígido y seguro que siempre muestra, y dejó escapar una sonrisa ante la ocurrencia del Mandatario.

Los dirigentes de la FBF le agradecieron ayer a Evo Morales luego de conocerse la resolución de la Conmebol. “Tal vez otra hubiera sido la historia si no nos hubiera acompañado nuestro Presidente, las gestiones suyas fueron muy acertadas”, expresó Carlos Chávez.

Otros detalles

Reconocimiento
El Primer Mandatario de Bolivia recibió ayer por la tarde, luego de su visita a la Conmebol, las llaves de Asunción en un acto protocolar en la Alcaldía de la capital.

Vítores
Morales Ayma fue recibido por cerca de 200 personas dentro de la sede de la Conmebol, antes de ingresar a reunirse con el presidente de la CSF que lo acogió con amabilidad.

La altura no se toca


El Comité Ejecutivo de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), reunido ayer en Asunción, resolvió pedirle a la FIFA que levante el veto a la altura en tanto no se completen estudios médicos exhaustivos que merezcan credibilidad; además aclaró que la restricción se mantiene en los 2.500 metros, y que oficialmente no ha sido “flexibilizada” hasta los 3.000.

Lo duro será convencer ahora a la FIFA, y que ésta retroceda borrando su resolución del 27 de mayo. Esa misión la tendrán que afrontar los tres representantes de Sudamérica ante el Comité Ejecutivo del máximo organismo del balompié mundial: Julio Grondona (Argentina), Ricardo Teixeira (Brasil) y Nicolás Leoz (Paraguay).

La sola sugerencia de la Comisión Médica de la FIFA, de cambiar la restricción de 2.500 metros hasta los 3.000, fue considerada como una ligereza y un paso en falso, el detonante para que la dirigencia de la Conmebol se diera cuenta de que los argumentos científicos que maneja el máximo organismo del balompié mundial carecen de solvencia.

Si el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, cumple su palabra empeñada a fines de mayo, cuando aceptó que sea la Conmebol la que tome una determinación sobre el veto, el 27 de este mes el Comité Ejecutivo del máximo organismo internacional, reunido en Zúrich, deberá levantarlo y La Paz quedará habilitada para que Bolivia juegue sus partidos como local de las eliminatorias mundialistas rumbo a Sudáfrica 2010 en el estadio Hernando Siles, a partir del mes de octubre.

Pero la decisión de la Conmebol, asumida ayer por unanimidad de sus 10 países miembros —a pesar de que el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ricardo Teixeira, abandonó la reunión del Comité Ejecutivo—, sólo espanta por un tiempo al fantasma del veto, que no desaparecerá en tanto no se demuestre científicamente que jugar y competir en la altura no es dañino para la salud.

“Una vez más ha primado el sentido de solidaridad y comprensión entre todos los países”, afirmó el presidente de la Conmebol, Nicolás Leoz.

El tesorero de la Conmebol, el dirigente boliviano Rómer Osuna, contó que durante la reunión “no se tocó para nada” la designación de las sedes que cada país elegirá para que su selección juegue como local las eliminatorias; por tanto, no se resolvió si Perú insistirá en llevar algunos partidos a Cusco. Es posible que no lo haga.

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, agradeció la solidaridad que mostraron los demás miembros de la Conmebol, a la vez que adelantó que se le solicitará a la FIFA un estudio médico “serio” en el que participen los países andinos. Pero también que se dedique igual esfuerzo para analizar las altas temperaturas, humedad y otros elementos naturales.

Los dirigentes de la Conmebol se dieron cuenta ayer de que no podían avalar el veto “escalonado” propuesto por la Comisión Médica de la FIFA, que no hablaba nada bien de cómo ésta había manejado el asunto.

El secretario general de la Conmebol, el argentino Eduardo Deluca, evitó hablar de falta de seriedad de parte de la FIFA y más bien destacó la “unidad de criterios” entre las 10 asociaciones nacionales. Afirmó que la rectificación del máximo organismo del balompié mundial ha dejado entrever que “quizá falten elementos para tener una resolución más elocuente” sobre los supuestos efectos negativos de la altura en los jugadores.

Recalcó que se le pedirá a la FIFA la suspensión de la medida “hasta tanto los países afectados puedan ahondar en elementos de juicio (estudios científicos) para determinar la conveniencia o no de la práctica del fútbol en ciudades de altura”.

El límite es 2.500 metros

El secretario general de la Conmebol, Eduardo Deluca, aclaró que la FIFA no ha modificado el límite máximo de las ciudades donde deben disputarse los partidos oficiales, pues la noticia que fue difundida el jueves sólo se trataba de una recomendación del titular de la Comisión Médica de la FIFA, el belga Jiri Dvorak, “de que se podría llegar a elevar los 2.500 metros (de la resolución del 27 de mayo pasado) a 2.800 o hasta 3.000”.

El dirigente explicó que “es una apreciación del doctor Dvorak” y que “no puede haber una resolución si no hubo reunión del Comité Ejecutivo (de la FIFA), pues las resoluciones solamente las puede atenuar o suspender el mismo Comité”.

Con esa aclaración se mantienen las restricciones de la FIFA para las ciudades de Quito (Ecuador) y Bogotá (Colombia), así como para Cusco y La Paz, además de otras ciudades de nuestro país.

Una “pesadilla” que duró 20 días

27 de mayo: El Comité Ejecutivo de la FIFA, reunido en Zúrich, veta la disputa de partidos internacionales de fútbol en ciudades que estén ubicadas a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar.

28 de mayo: Joseph Blatter deja todo en manos de la Conmebol para que en su reunión del Comité Ejecutivo, del 15 de junio, tome una decisión.

31 mayo: La FIFA estudia que la prohibición de jugar cotejos internacionales en altura afecte a ciudades partir de los 3.000 metros y planea hacer una excepción con La Paz, por un principio de “uso y costumbre”.

6 de junio: En La Paz se realiza la Cumbre de la Unidad por la Universalidad del Deporte. Bolivia, Colombia, Venezuela, Perú, Ecuador y Chile rechazan la disposición de la FIFA. Se elabora y firma la Declaración de La Paz.

11 de junio: Una misión boliviana se reúne con Julio Grondona, presidente de la AFA y vicepresidente de la FIFA, en Buenos Aires.

14 de junio: La Comisión Médica de la Conmebol no deja que galenos expertos expongan argumentos de defensa de la altura.

15 de junio: La Conmebol decide por unanimidad pedir a la FIFA que levante el veto, en tanto no exista un estudio exhaustivo de los efectos que provoca la altura.

viernes, 15 de junio de 2007

Leoz adelanta respaldo de la Conmebol a países andinos


El presidente de la Conmebol Nicolás Leoz adelantó el viernes que el organismo le solicitará a la FIFA que revoque su veto a los partidos internacionales a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar. Leoz recibió en las oficinas de la Conmebol al presidente boliviano Evo Morales, líder de una campaña de los países andinos en contra de la prohibición. La FIFA enmendó su veto original, de 2.500 metros, y aumentó el límite máximo de altura a 3.000 metros. Aún así, quedaron excluidas la ciudad boliviana de La Paz y la peruana de Cusco.

"Vamos a luchar por convencer al cuerpo colegiado (FIFA) sobre la necesidad social de rehabilitar los estadios ubicados a más de 3.000 metros de altura", afirmó Leoz luego de su reunión con Morales. El paraguayo expresó su "solidaridad y de toda la Confederación Sudamericana hacia la causa de los países andinos como también a los alcaldes de los pueblos ubicados en las alturas". Sin embargo, aclaró que el comité ejecutivo de la FIFA está integrado por 24 miembros que decidirían sobre una posible revocación de veto y América del Sur tiene sólo tres representantes: Leoz de Paraguay, Julio Grondona de Argentina y Ricardo Teixeira de Brasil. Aunque Leoz anticipó la posición del organismo, el comité ejecutivo tenía previsto reunirse más tarde para formalizar el pedido a FIFA, no sin antes analizar los informes del cuerpo médico, principalmente sobre la hipoxia (falta de oxígeno suficiente en la sangre) que sufren los atletas en la altitud. Morales solicitó la mediación de la Conmebol para reclamar a la FIFA que de marcha atrás a su nuevo mandato, que finalmente habilitó los estadios de Bogotá (2.640 metros), Quito (2.800 metros), Cochabamba (2.500 metros) y Arequipa (2.300 metros) en Sudamérica, además de Toluca (2.600) en México. "Vine a Asunción para pedir con respeto y humildad que los dirigentes de la Conmebol apelen a la conciencia y justicia del deporte; les pido que ante FIFA digan que los países andinos no debemos ser excluidos ni marginados porque el deporte y en especial el fútbol es una actividad integradora", expresó el mandatario. Durante su encuentro con los periodistas, Morales relató que "el club Real Potosí, de ciudad Potosí, se coronó campeón en mi país jugando en un estadio que está casi a 4.000 metros sobre el nivel del mar pero lo más llamativo es que sus mejores jugadores son de nacionalidad argentina y brasileña que corren tras el balón y lo dominan sin inconvenientes". Dirigiéndose a Grondona, presidente de la asociación argentina de fútbol y vicepresidente de la FIFA, le comentó: "Siendo yo un campesino, leía años atrás en diarios y revistas que había un dirigente muy famoso de apellido Grondona y hoy por circunstancias especiales del fútbol tengo el privilegio de conocerlo; entonces, ayúdenos a mantener el espíritu integrador del fútbol". Antes de partir hacia la alcaldía de Asunción donde fue declarado "visitante ilustre", Morales reveló que "el plan B que teníamos para protestar contra el veto, que era no asistir eventualmente a la Copa América a jugarse en Venezuela, quedó descartado porque encontramos una actitud positiva en la Conmebol". En las cercanías del edificio del organismo continental, más de un centenar de bolivianos residentes en la capital paraguaya gritaron "el pueblo unido jamás será vencido" y "Evo sí, otro no". Luego del almuerzo en el local de la embajada boliviana, Morales dijo que podría disputar un partido amistoso contra un equipo del mandatario Nicanor Duarte en cancha de la residencia presidencial.

miércoles, 13 de junio de 2007

Vigilia en contra del veto a la altura

El viceministro de Deportes, José Milton Melgar, anunció que esta noche se realizará una vigilia en inmediaciones del estadio “Hernando Siles” de Miraflores, en protesta de la resolución atentatoria y discriminatoria de la FIFA a escenarios por encima de los 2.500 msnm.

La autoridad comentó que el objetivo principal de la convocatoria es reunir a la mayor cantidad de personas de todas las edades y entidades paceñas a un día de la reunión crucial de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) en Asunción, Paraguay, para que esta entidad pida la reversión de la medida de la FIFA.

“Estamos seguros que mañana (hoy) tendremos el respaldo de toda la población, para hacer valer la dignidad del deporte nacional y el pedido que estamos haciendo con todo el derecho que tenemos”, dijo.

Melgar anunció que la vigilia comenzará a las 18:30 horas en la plaza Tejada Sorzano (Estadio Hernando Siles), y por ser un trabajo conjunto con la Alcaldía Paceña, se tomaron los recaudos necesarios en cuanto a seguridad para no tropezar con incidentes durante la jornada. En ese sentido, se cerrará el paso de movilidades a la plaza del estadio.

“Seguro que con esta vigilia lograremos como cuando clasificamos a un mundial, unir nuevamente a la ciudadana que debe volcarse a las calles para hacer conocer el pedido conjunto de todos los bolivianos”, complementó.

Por su parte, Carlos Fernando Borja, Director de Bolivia Deportes, apuntó que todas estas actividades están avanzando con una respuesta positiva buscando mandar un mensaje al mundo.

“No estamos equivocados al hacer conocer a los demás el derecho que por naturaleza tenemos de practicar deporte en la altura y, esta vigilia servirá para que miles de bolivianos expresen el sentir conjunto de los más de ocho millones que vivimos aquí, el respeto que se debe tener al derecho de nacer y jugar en la altura y con altura”, sostuvo.

Adelantó que del programa serán parte grupos nacionales entre folklóricos y tropicales que le darán un toque especial a la fiesta por la dignidad del deporte nacional.