miércoles, 30 de mayo de 2007

La mayoría está contra el veto

Son seis países de Sudamérica, según el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, de los 10 que integran la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), los que están unidos contra el veto a la altura. Esa noticia, entregada por el mandamás del balompié nacional a un grupo de dirigentes reunidos ayer en La Paz, cerró una intensa jornada de negociaciones en Zúrich, donde la delegación boliviana asiste al 57 Congreso de la FIFA.

Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú hicieron cuerpo para tratar de convencer a las demás Federaciones de Fútbol que apoyen la disputa de partidos internacionales por encima de los 2.500 metros sobre el nivel del mar. Lograron que Paraguay se inclinara rápido hacia su lado, pero no era suficiente.

“Venezuela también está con nosotros”, les dijo ayer el presidente Carlos Chávez —vía telefónica— al secretario general de la FBF, Pedro Zambrano; al gerente, Alberto Lozada; al titular de Bolívar, Mauro Cuéllar; al de Destroyers, Luciano Negrete, y al asesor legal de Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol), David Paniagua, quienes lo escuchaban a través de un altavoz, reunidos en las oficinas de la Federación. Varios periodistas fueron testigos de ese anuncio.

¿Por qué es tan importante contar con mayoría? Si bien no se trata de una primera instancia de definición (aunque hay quienes aseguran que será la definitiva, por encima del informe médico), el 15 de junio, cuando la Conmebol se reúna en Asunción de Paraguay para tratar el tema, puede ser necesario llegar al voto para dirimir las diferencias. Si fuera así, la altura tendría seis votos a favor y cuatro —por ahora representados por Brasil, Argentina, Uruguay y Chile— en contra.

Según Chávez, las relaciones cordiales con la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) permitieron llegar a un acuerdo rápido con su presidente, Rafael Esquivel.

Sin embargo, hay otras versiones que dan cuenta de que fue necesario ejercitar una medida de presión.

Según el vicepresidente primero de la FBF, Mauricio Méndez, se analizó conjuntamente con los dirigentes de Colombia y Ecuador (no mencionó a los de Perú, pero al parecer también tuvieron que ver en el asunto) que ninguno asista a la Copa América Venezuela 2007, desde el 26 de junio, en protesta por la decisión de la FIFA de vetar a la altura.

“Esa postura la hemos manejado con Colombia y Ecuador. La hemos tocado. En su momento incluso dijimos que si Venezuela no nos apoya (...), no vayamos a la Copa América”, indicó Méndez ayer en declaraciones a radio Panamericana.

Según el dirigente, Venezuela, anfitriona de la próxima edición de la Copa América, cuenta con el voto que podría ser el que dirima el conflicto.

“Creo que si Venezuela apoya a Bolivia en esta causa, es el sexto voto que necesitamos, y hay que ir a la Copa América y respaldar esa justa que la va a llevar (adelante) este país hermano”, afirmó Méndez.

Cuando el dirigente boliviano hizo esa declaración, en horas de la mañana, daba por descontado el respaldo venezolano. Por la tarde, casi noche (medianoche en Zúrich), Carlos Chávez confirmó que Venezuela —el país de Hugo Chávez, cuyo principal aliado en Sudamérica es el presidente boliviano Evo Morales— había dicho sí.

La única señal anterior dada por Venezuela era contraria. El director técnico de su selección, Richard Páez, se había mostrado complacido con el veto a la altura.

“Es una reclamación que las personas que jugamos al fútbol en ese estado siempre hicimos, porque era casi un dopaje para quienes jugaban de local”.

Esquivel: “Se tomará una decisión que beneficiará al fútbol”

El presidente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), Rafael Esquivel, aseguró ayer desde Zúrich (Suiza) que la Copa América no corre peligro, tras el veto de la FIFA de prohibir el juego a más de 2.500 metros de altura.

También auguró que en la reunión del 15 de junio, en Asunción de Paraguay, “se tomará una decisión que beneficiará al fútbol sudamericano en general y a nuestros países hermanos, pero que nunca afectará el normal desarrollo de la Copa América”.

Esquivel, en declaraciones a la página oficial de la Federación local, indicó que en el torneo más antiguo del mundo participarán las 10 selecciones de Sudamérica, más los dos invitados, México y Estados Unidos.

“La Copa América no está en riesgo por la decisión de FIFA sobre no permitir jugar en la altura y que afecta a varios países hermanos”, expresó Esquivel, según la agencia Efe.

El dirigente venezolano ratificó la intención de todos los países de jugar en Venezuela, incluso de los cuatro afectados, Ecuador, Perú, Colombia y Bolivia, y confirmó que los dirigentes deportivos de estas naciones “le han salido al paso a las especulaciones de no asistir a la Copa”.

No hay comentarios: