miércoles, 30 de mayo de 2007

La bronca sigue ganando altura

Si se tiene que revisar, se revisará", le dijo Julio Grondona a Clarín, consultado sobre la polémica decisión de la FIFA, de la que es vicepresidente, de prohibir partidos en ciudades cuya altura sobre el nivel del mar supere los 2.500 metros. El jueves 14 de junio está previsto un encuentro de los miembros de la Comisión Médica de la Confederación Sudamericana, en Asunción. No se podrá jugar en Quito, Bogotá, Cusco y La Paz, entre otras ciudades.

En tanto, los países afectados se mueven al nivel político más elevado. El miércoles próximo, Joseph Blatter recibirá a la presidenta chilena, Michelle Bachelet, en la flamante sede de la FIFA en Zurich. Hacia allí está viajando el ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana mientras que el presidente Evo Morales convocó a la Reunión de la Universalidad del Deporte, que se hará dentro de una semana, en La Paz. Ayer hasta hubo especulaciones sobre una eventual deserción de Bolivia, Ecuador y Colombia a la Copa América.

Los países andinos no articularon una posición conjunta, más allá de expresar su rechazo. El preparador físico de la selección peruana, Javier Arce dijo que, aplicando el criterio de la entidad, "tampoco podemos jugar en San Pablo, con temperaturas superiores a 30 grados o en Buenos Aires, que llega a tener más de 80% de humedad".

No hay comentarios: